Análisis de The Beatles Rock Band


Cuando me tocó analizar Guitar Hero: Metallica pensé que lo había visto todo en juegos musicales y que en ese género nada podría sorprenderme. Craso error. The Beatles: Rock Band me ha dejado bien clarito que todos los títulos realizados hasta el momento podrían haber sido mejores. No es por las novedades, porque aparte del nuevo modo vocal que permite conectar tres micrófonos para emular a Paul, John y George haciendo los coros en temas como Paperback writer, The Beatles: Rock Band no incluye nada que no hayamos probado antes. Pero, a diferencia del resto de juegos de similar temática, se le ha prestado una atención al detalle y al diseño artístico que sobrepasa con creces a todos sus competidores.

null

En lo que respecta al juego en sí, tenemos los clásicos modo historia, partida rápida y la posibilidad de seguir la historia de los cuatro de Liverpool jugando off y online, o participar en partidas competitivas y cooperativas con gente de todo el mundo. Aparte de los coros en las canciones y la eliminación de las improvisaciones en la batería, el juego funciona como las dos entregas previas de Rock Band, pero con la salvedad de que no podemos crear un personaje. Para salvar la honra de los cuatro melenudos, dos de los cuáles además ya no están con nosotros, se ha optado por ofrecer una versión caricaturizada o, mejor dicho, idealizada de Ringo, Paul, George y John. Con una salvedad: el juego los ha recreado a la perfección en cada una de sus épocas, desde que eran un pipiolos que cantaban Please Please Me o Twist and Shout, hasta su madurez creativa en Revolver o los tiempos de la psicodelia del Sgt. Pepper. Melenas, barbas, bigotes, uniformes y cualquier seña característica de cada una de sus épocas han sido tratadas con el máximo rigor y respeto.

null

Pero hay un detalle que ha capturado profundamente mi atención. Supongo que lo sabréis, y si no os lo cuento, los Beatles dejaron de ir de gira en en 66 debido a muchos motivos, entre ellos el que eran «más famosos que Jesucristo». En su lugar optaron por sacar un disco que emulaba un Tour virtual, a diferencia de que en vez de ir al estadio a escucharlos lo podías hacer en tu casa. Entonces, si se ha intentado tratar con rigor la vida de los Beatles, ¿cómo vas a plantarlos en un escenario a partir de su «retirada»? Y aquí empieza el punto que delata el brillo con el que se ha pulido el juego. A partir de cierto momento del modo historia la banda comienza a tocar en su mítico estudio de Abbey Road, como si estuvieran grabando un disco, pero rápidamente los fondos empiezan a cambiar y las imágenes nos sumergen en la música. Así, en temas como Lucy in the Sky with Diamonds (un dibujo de Julian Lennon, ya) o Yellow Submarine comenzamos a tocar viendo a los músicos en el estudio pero rápidamente estamos en medio de un prado repleto de colores o surcando un océano de psicodelia a bordo de un submarino amarillo.

null

Esto, que puede parecer lo más tonto del mundo, en realidad aporta un toque artístico que no tenía ningún otro título de su mismo estilo; en los otros juegos tocábamos en una decena de escenarios distintos con un público que se repetía más que un bocadillo de guacamole, y en este tenemos un montón de visualizaciones distintas, repletos de detalles, que emulan a la perfección un vídeo musical realizado ad hoc. Y como una imagen vale más que todo lo que os he dicho, por favor, hacedme el favor de contemplar esta maravilla:

Hay cosas que no obstante podrían mejorar, sobre todo las relativas al aspecto monetario. Son sólo 45 temas que, desgraciadamente, no se pueden exportar a ninguno de los anteriores Rock Band (algo que sí se podía hacer en el Rock Band Live AC/DC).

En cuanto a canciones, faltan muchas, muchas, muchas que merecerían estar incluídas, y no hablamos de morralla sino de temás míticos como Obladi-Oblada, We can work it out, Penny Lane, Help! o Love me do. Y por supuesto la dificultad, ya que el ajuste es el más sencillo de todos los títulos musicales hasta la fecha, aunque resulta perfecto para los muchos habitantes del nivel medio-casi difícil que van a encontrar el habitat perfecto para seguir progresando.

null

Por lo demás, el juego incluye un buen puñado de fotografías de la banda con anécdotas de cada uno de los temas incluidos en el juego y material inédito que se desbloquea según nuestra eficacia en los instrumentos. Y si el acabado gráfico es una auténtica delicia visual, en cuanto al sonido no desmerece ni un ápice tras la remasterización de toda su discografía con motivo de los 40 años de su último álbum de estudio.

Sólo hay tres excusas para no hacerte con él. La primera, el factor precio. Cuarenta y cinco canciones al precio de un juego completo puede parecer excesivo, más cuando sabemos que van a ir saliendo discos completos como DLC dentro de nada. La segunda, que no te gusten los videojuegos musicales, lo que es bastante lógico debido al ritmo que se está saturando el mercado. Y la tercera, que no te gusten los Beatles, lo que tendría delito. En caso de que seas fan los cuatro melenudos de Liverpool es que no puedes poner ninguna excusa para tenerlo. Y por si a alguno no le ha quedado claro, y dejando aparte los gustos musicales de cada cuál, el mejor videojuego de música temático hasta la fecha.

null

Listado completo de canciones

Singles
I Want to Hold Your Hand
I Feel Fine
Day Tripper
Paperback Writer
Revolution
Don’t Let Me Down

Please Please Me (1963)
I Saw Her Standing There
Boys
Do You Want to Know a Secret
Twist and Shout

With the Beatles (1963)
I Wanna Be Your Man

A Hard Day’s Night (1964)
Hard Day’s Night
Can’t Buy Me Love

Beatles For Sale (1964)
Eight Days a Week

Help! (1965)
Ticket To Ride

Rubber Soul (1965)
Drive My Car
I’m Looking Through You
If I Needed Someone

Revolver (1966)
Taxman
Yellow Submarine
And Your Bird Can Sing

Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band (1967)
Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band / With a Little Help From My Friends
Lucy In The Sky With Diamonds
Getting Better
Good Morning Good Morning

Magical Mystery Tour (1967)
I Am The Walrus
Hello Goodbye

The Beatles (White Album) (1968)
Dear Prudence
Back In The U.S.S.R.
While My Guitar Gently Weeps
Birthday
Helter Skelter

Yellow Submarine (1969)
Hey Bulldog

Abbey Road (1969)
Come Together
Something
Octopus’s Garden
I Want You (She’s So Heavy)
Here Comes The Sun

Let It Be (1970)
Dig a Pony
I Me Mine
I’ve Got a Feeling
Get Back

Love (2006)
Within You Without You/Tomorrow Never Knows (LOVE Remix)

The End

  1. Si no lo he pillado ya es porque mi economía está muy chunga y el poco dinero que tengo es para FIFA 10 y MW 2, pero ya tengo quién me lo va a prestar próximamente xD

  2. Completamente de acuerdo de que es el juego musical más cuidado al detalle de todos los que han salido hasta ahora. Flipo cada vez que veo alguna de las interpretaciones que han hecho de los temas grabados en Abbey Road.

    El problema es que al principio lo encontraba extremadamente facil (yo soy de los de medio-casi dificil) y hay canciones que es que … bueno, es lo que tiene los Beatles. Melodias sencillas… aunque me da que para los que tengan la batería, no va a ser tan facil.

    Y el problema del final… es que se me hace un poco monótono jugar a el (algo que ya me ocurrió con el RB de Metallica)… que te cambien el ritmo constantemente parece que es algo mejor para disfrutar estos juegos a la larga.

    Por lo demás, un gran trabajo de personalización, tanto en el juego, como en los instrumentos (el bajo y las guitarras son preciosos… otra cosa son sus precios)

  3. Añadiría a los puntos negativos del juego el tamaño liliputiense y falto de contraste de los subtitulos en los videos que vas desbloqueando. A un poco de distancia, o entiendes el inglés o vete olvidandote de leerlos.
    Por lo demás, cuidadisimo.

  4. [quote comment=»203584″]Añadiría a los puntos negativos del juego el tamaño liliputiense y falto de contraste de los subtitulos en los videos que vas desbloqueando. A un poco de distancia, o entiendes el inglés o vete olvidandote de leerlos.
    Por lo demás, cuidadisimo.[/quote]

    Si, tienes razón. En el primer video que te desbloquean, con el disco de navidad, es casi imposible leerlo entre lo pequeñas que son y el cambio constante de fondos de fotografías y detalles…

  5. Es todo un juegazo, especialmente para fans de los Beatles como yo. Me lo pillé el día de salida y ahora estoy contemplando la posibilidad de descargar el Abbey Road (lo que pasa es que es muy caro…)

Deja un comentario