Duele. Y mucho.

Mortal Kombat perdió hace años su lustre y encanto, al menos para mi. Pero es meritorio que, aún contando con unas ventas meritorias, intenten buscar nuevos alicientes para el jugador: Los Ataques Rayos X. Y encima en plan macabro, la verdadera esencia y morbo de esta saga.


Ouch. Y reouch.



Deja un comentario