Kingdom Come Deliverance nos hará sumergirnos en el medievo

El ambicioso juego de rol y acción a cargo de Warhorse Studios por fin está a punto de desembarcar en PC, PS4 y Xbox One. El estudio checo ha tenido que solventar diversos inconvenientes durante un desarrollo que se ha tornado mucho más longevo de lo que esperábamos.

Como la vida misma

A estas alturas, resulta inabarcable enumerar todos los juegos de rol que han apostado por el marco medieval a la hora de ofrecernos un universo en el que sumergirnos.The Elder Scrolls, The Witcher o Dragon Age son solo algunas de las franquicias que salen a la palestra en cuanto nos sentamos a hablar de videojuegos de corte medieval. Sagas que, sin lugar a dudas, nos han ofrecido muchos y buenos juegos. Sin embargo, todos giran en torno a una misma piedra angular: la fantasía.

¿Qué hace de Kingdom Come Deliverance un título diferente a la media? La total ausencia de esa reinterpretación fantástica de los hechos tan recurrida y de la que ya tenemos tantos exponentes. Warhorse Studios quiere llevarnos al Siglo XV, y pretende que seamos testigos —y partícipes— de un periodo histórico que se sitúa en el año 1400, ambientado en el Reino de Bohemia. Aquí no hay magos ni duendes, ni nada que no sea tan real como la vida misma.

Cuando uno es feliz con lo poco que tiene, la muerte de su rey puede convertirse en la mayor de las tragedias. A eso se enfrenta Henry, el hijo de un humilde artesano de la herría al que encarnamos en este viaje. Sin pretender desvelaros nada de lo que se presupone un título cuyo apartado argumental promete ser el gran aliciente, digamos que no somos nadie, pero estamos decididos a trascender e implicarnos en los inminentes sucesos que están por venir, que no son pocos precisamente.

¿Rol de calidad? Esperemos que sí

Si ponemos las vistas en lo más importante de todo, que no es otra cosa que las posibilidades jugables que tendremos a nuestra disposición, resulta evidente que el estudio checo se lo juega todo al componente rolero. Como no podía ser de otra forma, Warhorse Studios apuesta por el mundo abierto, algo que se antoja de lo más atractivo de cara a explorar un entorno tan idílico como peligroso. No deja de ser curioso que el emplazamiento al que estamos a punto de sumergirnos sea el mismo que hoy pisan los desarrolladores del juego. La región checa, cuya capital no es otra que la siempre atractiva ciudad de Praga, gozaba de un aspecto aún más bello que en pleno Siglo XXI.

Frondosos bosques, extensos campos y pueblos en los que entablar contacto con sus habitantes son solo algunos de los lugares que nos tocará explorar. Por supuesto, tampoco faltarán los castillos, catedrales, molinos y demás elementos tan característicos de la época. La ambientación es uno de los grandes alicientes del juego, y ojalá dentro de tres semanas podamos celebrar que el resto de apartados nos invite a sumergirnos en un lugar de semejante belleza.

Como en todo buen RPG que se precie, nuestros actos tendrán un gran impacto en todo lo que suceda posteriormente, siendo indispensable valorar todas las consecuencias que podría tener cada movimiento que hagamos. Warhorse Studios nos propone labrarnos nuestro propio futuro y, al igual que reza el famoso dicho, los caminos sean inescrutables. A diferencia de la patente superficialidad con la que muchos videojuegos tratan esta mecánica, servidor confía plenamente en que Kingdom Come Deliverance nos ofrecerá unas cotas de profundidad muy elevadas en ese sentido.

A las armas

Tranquilos, que no por renunciar a la fantasía van a faltar las espectaculares batallas ante numerosos enemigos. ¿Sois más de espadas o hachas? ¿Qué tal un arco para atacar a distancia? Sea como fuere, una vez nos decantemos por un estilo de lucha debemos tener algo muy presente: el combate también es muy realista. Nada de acribillar a seis enemigos en cuestión de segundos. Nada de lanzar golpes sin tos ni son pensando que seremos capaces de resistir numerosos ataques y convertir el duelo en un «gana el que más pegue».

Gracias a los diversos diarios de desarrollo proporcionados por el estudio checo, si una cosa podemos tener clara es que, al igual que sucede con la historia, el sistema de combate es uno de los aspectos más trabajados del juego. Será fundamental medir los tiempos en aras de bloquear un golpe, así como para lanzar los nuestros e infligir daño a nuestro rival. Tampoco sería conveniente que seleccionemos nuestro equipo sin tener en cuenta las condiciones de cada situación; los detalles marcan la diferencia.

La hora de la verdad

Después de una exitosa campaña de financiación a través de Kickstarter, la realidad es que Warhorse Studios tiene la obligación de cumplir las expectativas que han generado. La cuestionable decisión de posponer un lanzamiento para equipararlo con el resto de plataformas, unido a los retrasos ocasionados por diversos menesteres han hecho que mucha gente tenga el 13 de febrero marcado en su calendario. Lo que comencó siendo un desarrollo humilde se ha erigido en uno de los lanzamientos más potentes de la primera mitad de año.

Es probable que no haya causado demasiado impacto durante estos años, pero, como el que no quiere la cosa, el juego lleva en desarrollo desde 2014. Volviendo al presente, el mes del amor llega pisando fuerte gracias a títulos como Shadow of the Colossus, Secret of Mana y, cómo no, Kingdom Come Deliverance.

  1. El juego me llama la atención eso no lo niego … , Pero hay cosas que me huelen mal , por ejemplo en consola se ve de lejos que va a tener un gran bajón de gráficos cosa que puede afectar a las ventas , otra cosa que no me gusta es que no esté doblado al castellano pero bueno , lo que voy a hacer es esperar unos días y ver vídeos de YouTube por que hay algo que no huele bien , ojalá me equivoque

  2. Tiene buena pinta y me mola el rollo de que pasen de magias y flipadas, habrá que seguirlo. Pero los Oblivion y Skyrim, así como los The Witcher, dejaron el listón muuuy alto.

Deja un comentario