The Banner Saga 3, un desenlace a la altura de la saga

En enero de 2014 tuve la oportunidad de jugar al primer título de esta saga y fue una muy agradable sorpresa para mí. Ayer domingo terminé The Banner Saga 3, que completa la trilogía y da por terminada una historia muy interesante, de fantasía inspirada en un mundo nórdico.

Viaje antes que destino. Eso dice entre sus páginas El camino de los reyes, una novela de Brandon Sanderson que terminé de leer apenas un par de días antes de ponerme con este juego. Esta cita se refiere a que el destino es lo menos importante, lo que de verdad hay que valorar es lo que vivimos hasta alcanzar ese objetivo. Y esa es precisamente la propuesta de esta trilogía.

Una historia en tres arcos argumentales, una por cada juego. El primero, el único que quizá se puede jugar de forma independiente, nos presentó a sus protagonistas, nos narró su viaje y al final, dejó intuir que sólo estábamos empezando. En el segundo nuestros amigos y algunos nuevos compañeros siguieron con su periplo, pero ya entendimos qué estaba pasando realmente.

Y por fin, en esta tercera entrega llegamos a la conclusión de la historia, una en la que, como comentaba unas líneas más arriba, lo que más ha importado ha sido toda la aventura vivida. Hay varios finales posibles pero lo que deja poso son los momentos hasta llegar al final.

De nuevo, se puede cargar la partida guardada de juego anterior para conservar nuestras decisiones tomadas. Si bien la historia general será la misma para todo el mundo, son los pequeños detalles los que la hacen nuestra. Las bases del primer The Banner Saga se han mantenido durante los tres títulos con pequeñas mejoras en los juegos sucesivos.

Con un arte muy cuidado de fondo y enormes retratos de los protagonistas, la historia se narra mediante texto, como si de una novela se tratara (sólo hay algunas pequeñas animaciones de vez en cuando, más en esta tercera entrega que en las anteriores). Continuamente hay decisiones que tomar que harán que algunos personajes se unan al grupo, que perdamos a otros y que la aventura de los protagonistas sea más o menos dura.

Esta parte del juego se mantiene igual que en las dos entregas anteriores, quizá ahora más enfocada a la conclusión final. El sistema de combate tampoco ha recibido muchos cambios, las mecánicas son las mismas, pero con algunas habilidades nuevas (además de las que ya estaban).

Combate de tablero por turnos, con movimiento de personajes alternativo entre el jugador y la CPU, con la cantidad de vida y la fuerza de los personajes como un mismo atributo que, unido con el sistema de turnos, hace que la estrategia óptima sea debilitar a los rivales sin matarlos, para que la CPU gaste sus turnos con personajes débiles. No es un sistema mejor ni peor que el de otros juegos de tipo Tactic RPG (como Final Fantasy Tactics, Disgaea o similares), simplemente es diferente.

El modo Pillage entra cuando sólo queda un rival. En este modo, el equipo con más personajes puede moverlos todos antes de que lo haga la unidad rival. En esta tercera entrega, uno de los protagonistas, Rook, tiene la habilidad de activar el modo Pillage con anterioridad, cuando el equipo de jugador tiene superioridad numérica. Esto hace los combates que parezcan un poco más tradicionales, similares a los de otros juegos, y suele facilitar un poco las cosas.

Los personajes comienzan en nivel 8 (creo recordar que era el máximo que se podía alcanzar en The Banner Saga 2) y se puede subir hasta nivel 15. Con cada subida de nivel se obtienen puntos para repartir entre las estadísticas del personaje y al ponerlas todas al máximo (que ocurrirá entre los niveles 8 y 10, dependiendo del personaje) se pueden usar esos puntos para obtener estadísticas extra, a elegir una (de las dos disponibles) para cada uno de los 5 tipos de estadística que hay.

Al subir a nivel 11, se puede elegir un título para el personaje. Son títulos únicos, no puede haber dos personajes con el mismo asignado y cada uno da una serie de ventajas distintas. Es importante elegir bien el título a asignar (no puede cambiarse después) para especializar aún más cada unidad.

Hay tres niveles de dificultad. En fácil las luchas son un mero trámite, perfecto para el que quiera limitarse a disfrutar de la historia. En normal se complica bastante, los enemigos son más duros y cuando perdemos una unidad, tarda un tiempo en recuperarse. Puede seguir usándose antes de eso, pero comenzará los combates con su vida/fuerza y defensa reducidas. En difícil es un verdadero reto, hay que conocer muy a fondo el sistema de combate para poder superarlo.

Ahora, en las batallas de varias oleadas de enemigos (sólo son algunas, normalmente sólo habrá una), si limpiamos una completamente antes de un número de turnos indicado, se permite cambiar las unidades por otras que estén más frescas antes de la siguiente. Esto hace más fácil llegar a la última oleada, que además de renombre extra (el dinero del juego, que se utiliza para todo, incluso para subir de nivel a los personajes), obsequiará al jugador con un objeto exclusivo para equipar en los luchadores. En el primer juego no había esta opción de sustituir unidades y creo recordar (me puede fallar la memoria) que en el segundo tampoco.

El primer juego salió sólo en inglés, la traducción al castellano llegó más tarde y no resultó ser muy buena (supongo que la revisarían a posteriori con la salida del juego en consolas). Esta tercera entrega ha salido directamente en castellano y es como la he jugado. He encontrado alguna errata y un par de fallos de traducción que ya están reportados, ,pero en líneas generales, me ha parecido una traducción bastante buena.

Aunque he escrito bastante, en realidad he comentado poco de esta tercera entrega. No tengo mucho que decir que no escribiera ya en los análisis de los dos juegos anteriores. Aunque son tres juegos independientes, se podrían considerar como uno sólo. No tiene sentido jugar al segundo o al tercero sin haber jugado a los anteriores.

El que los haya jugado ya sabe lo que esperar de este The Banner Saga 3. Al que no, le recomendaría comprar la trilogía completa directamente. Yo he ido jugando a estos juegos en PC (en la versión de Steam). En consolas (PS4 y Xbox One) se pueden comprar los tres juegos en digital de forma independiente o la trilogía completa en un solo disco, a muy buen precio (en Switch llegará en formato físico un poco más tarde, creo que en septiembre, pero estoy hablando de memoria).

Es un juego pausado, de ritmo lento, con una historia interesante y un sistema de combate un poco distinto al resto, perfecto para aquellos a los que le gusten los títulos de estrategia y la fantasía heroica. [90]

Deja un comentario