Análisis de Alpha Protocol para Xbox 360




Obsidian Entertainment junto con la gran SEGA nos traen el resultado de mezclar un RPG con un Action Game en 3ª persona, así nace: Alpha Protocol.

Tras un pase mas bien frío por la lista de ventas y su recién negativa de hacer una segunda parte, nos encontramos con un juego extraño y confuso a primera vista, pero que logra combinar bien los 2 géneros en una aventura de espionaje y acción.

El juego esta situado en nuestra época actual, donde tomamos el papel de Michael Thorton, agente especial de la agencia gubernamental Alpha Protocol para realizar misiones en la sombra. Nuestra principal misión es la desactivación de un movimiento terrorista llamado Halbech, que intenta empezar un conflicto bélico, a escala mundial, al destruir un avión comercial con misiles.

Las misiones nos llevaran por Arabia Saudi, Rusia y otras regiones de tradición bélica, al menos en el cine y en los videojuegos, aunque podremos escoger el orden de las misiones a realizar y el lugar de conflicto. Las misiones se empiezan desde nuestro piso franco, donde contaremos con información y nuestra particular tienda, además de un televisor que nos dará información actual sobre el conflicto y comunicación con nuestros superiores. Durante las misiones deberemos recoger toda la información posible y como buen agente especial deberás piratear ordenadores, desactivar alarmas, evitar soldados y cámaras, reventar cerraduras, recoger fondos para tu causa, destruir sistemas electrónicos, descolgarte por tirolinas etc. Como veis, un poco de todo.

Después de cada misión podrás escoger que habilidades potenciar a través de la puntuación que consigas durante la misión. Podremos aumentar habilidades con armas, regeneración de vida, dureza etc. Algunas misiones cuentan con bonificaciones en nuestras habilidades, tengamos el nivel que tengamos, para ayudarnos a puntuar el máximo posible al finalizarla. El equipo se puede mejorar comprándolo antes de cada misión en nuestra tienda particular y aunque en ocasiones encontraremos mejoras por las misiones, estas son contadas.

El sistema RPG es algo confuso, no esperes derrotar a enemigos para coger experiencia y subir niveles, realizar misiones para aumentar stats o encontrar mejoras para tu equipo. Aquí puedes subir nivel en mitad de una misión, como antes de realizarla o incluso mientras te preparas el equipo para realizarla!

El sistema de experiencia se basa en las conversaciones que tengas con los personajes que te encuentres. En cada conversación podrás elegir el tipo de emoción que presentarás mientras hablas: confuso, amistoso, rabioso, profesional etc. El tipo de respuestas que des durante la conversación hará que, quien te escuche, se forme una opinión sobre ti, subiendo o bajando la confianza en tu personaje, proporcionándote descuentos, información, subida de stats, experiencia o todo lo contrario.
Todas las conversaciones valen para algo, incluso la información que recojas por las misiones u ordenadores sirven: contestar un mail con un tipo de emoción puede proporcionarte mucha ventaja y más de un logro.

Gráficamente no destaca mucho, ya que las texturas de los personajes son normales, se nota que han trabajado los primeros planos en las conversaciones mostrando rasgos faciales importantes y algunos muy conseguidos, pero han dejado un poco de lado las vistas generales durante las misiones. Los efectos como el fuego o explosiones se notan simples o poco trabajados y la cámara da problemas en los sitios pequeños. El sonido tiene puntos buenos y no tan buenos, ofrece el complemento perfecto para las misiones poniéndonos en tensión o en situación, las armas suenan muy bien y al mismo tiempo desquicia nuestra paciencia por el uso y abuso de sonidos prefijados.

Un punto original es la posibilidad de llegar al destino de cada misión por varios caminos, dando un poco de libertad a nuestras acciones o nuestro modo de juego. Otro punto que luce el juego son los componentes electrónicos como el pirateo de ordenadores o la desactivación de alarmas.

En el caso de las alarmas se realiza a través de un circuito en el que deberemos pulsar, en orden, los conectores para que los soldados dejen de perseguirnos, aunque si nos vuelven a ver volverán a activarla. El pirateo de ordenadores es algo más complicado: en una parrilla con números, constantemente en movimiento aleatorio, deberemos encontrar 2 series de números estáticas, una vez localizadas deberemos cuadrar con los gatillos nuestras series con la del ordenador.

No hace falta decir que tanto las alarmas como los ordenadores tienen limite de tiempo a través de una cuenta atrás, si no lo logramos antes que llegue a cero te sacará fuera para intentarlo de nuevo y haciendo saltar la alarma.

Como punto negativo entran las alarmas, el tener que desactivarlas constantemente llega a agobiar un poco. El personaje corre automáticamente, es decir, si movemos el stick al máximo nuestro personaje correrá, pero no existe botón para correr o acelerar el ritmo, haciendo que llegue a desesperar por no poder correr más. No podemos saltar objetos a menos que se indique, el sigilo es un poco desastre y las misiones repiten bastante la estructura.

En resumen, Alpha Protocol es un juego extraño que una vez jugado puede parecerte curioso y cogerlo con ganas, pero que a la larga llega a cansar por la excesiva repetición de las cosas. Es un juego que innova con una combinación curiosa, pero para tomárselo con mucho tiempo y mucha calma por las limitaciones en jugabilidad que tiene.

Página oficial | Alpha Protocol

  1. A mi me moló mucho, la verdad… Por lo menos me divertí, y me enganchó hasta el final, cosa que no me pasa demasiado últimamente…

  2. Creo recordar que esprintaba manteniendo A apretado (X360).

    Al principio agobia por la falta de habilidades evolucionadas, pero cuando ya tienes un nivel aceptable los defectos se van tapando. Un claro caso de juego mal balanceado y con un beta test penoso. Dos meses más en el horno (o un cambi de horno) y hubiera sido más que decente.

    Un saludo

Deja un comentario