Análisis de Aqua Panic! para PS3

Conocido como Downstream Panic! en la versión de la consola portátil de Sony, nos llega para PS3, Xbox 360 y Wii el mismo juego con ligeros cambios rebautizado como Aqua Panic! Un puzzle en 2D que repite a su manera la receta del exitoso Lemmings con una estética que a más de uno le recordará a Loco Roco.




El juego comienza con una breve introducción en forma de animación en la que vemos como a causa de una catástrofe natural miles de peces fueron absorbidos y repartidos por todo el mundo por un gran hurracán. Nuestra misión no puede ser otra que la de salvar a todos los que podamos, controlando un flujo de agua, llevándolos sanos y salvos de vuelta a su dulce salado hogar, el océano.

Todos los niveles se dividen en dos partes. Una primera parte en la que se nos presenta el nivel en cuestión, con sus trampas y herramientas disponibles (es aquí donde resolvemos mentalmente el puzzle); y una segunda parte en la que llevaremos nuestra estrategía a la práctica. Probablemente nuestro plan no siempre funcione a la primera, pero eso no es problema, pues podremos reiniciar cuantas veces deseemos.

A lo largo de nuestra aventura tendremos todo tipo de habilidades a nuestra disposición: destruir el terreno, sembrar plantas que actuarán como barreras, arpones para eliminar a los depredadores, o incluso congelar momentaneamente el agua. Todo esto y mucho más, sin olvidarnos de los muchos elementos del mapa que nos molestarán o facilitarán nuestra tarea: hambrientos enemigos, válvulas para controlar la corriente de agua, agujeros negros que actúan como teletransportes, semillas que reacciconan al entrar en contanto con el agua, nubes que nos permiten almacenar agua, y un largo etcétera que iremos descubriendo mientras avanzamos.

No nos encontramos ante una obra de arte en 2D, aunque gráficamente cumple sobradamente. Como ya he dicho, además de tener una similitud notable con Loco Roco por su estética “happy”, el mapeado es parecido a la de un Worms en 2D, aunque este es mucho más colorido e infantil (sin olvidarnos del sonriente sol que nos estará vigilando desde el fondo…).

La banda sonora, con sus aproximadamente cinco melodías, es muy pegadiza con lo mencionado en el párrafo anterior, quizá sea uno de sus puntos fuertes. Alegre, infantil… simplemente perfecta para Aqua Panic!

La curva de dificiltad es correcta. Los primeros niveles son sencillos y están a modo de tutorial, pues vendrán acompañados de consejos que nos explicarán la mecánica del juego. A medidas que avancemos la cosa se va complicando cada vez más (que la estética infantil no os engañe, Aqua Panic! es capaz de haceros tirar el mando si no tenéis un mínimo de paciencia).

Aqua Panic! nos da para muchas horas de juego gracias a los 80 niveles que ofrece su modo historia, dos modos desbloqueables que nos permiten repetir y mejorar nuestras puntuaciones, pequeños extras para cambiar la apariencia de algunos apartados, secuencias de vídeos animados y todo esto sin olvidarnos de los trofeos.

En conclusión, Aqua Panic! es un título que no consigue innovar pero sí divertir casi exclusivamente a aquellos que disfrutan con este género (sean niños o personas adultas). Un simpático puzzle que nos invitará a darle el coco durante horas y horas.

Deja un comentario