Análisis de Lost Horizon para PC




El género de las aventuras gráficas dejó atrás su época dorada hace tiempo, pero Animation Arts no se conforma con el glorioso pasado que tuvieron y a través de Deep Silver y Koch Media nos traen Lost Horizon, una aventura gráfica con lajugabilidad de antaño y gráficos actuales.

Lost Horizon nos sitúa en el año 1936 a manos de Fenton Paddock, un ex soldado británico, que sin quererlo, se vera involucrado en la búsqueda de la legendaria ciudad perdida de Shambala. Para ello deberemos recorrer medio mundo resolviendo puzzles, acertijos y pruebas mientras buscamos a nuestro mejor amigo desaparecido y escapamos de soldados nazis que también van tras el tesoro de la ciudad oculta. Estamos ante un juego con la jugabilidad de la vieja escuela sobre aventuras graficas, que se toma licencias para hacer referencias a los padres de este genero como Indiana Jones o Monkey Island entre otros.

Como es habitual en este género nos encontraremos a fondos en 2D estáticos donde interactuaremos con objetos del entorno a través del ratón. Los controles son sencillos: solo usaremos el ratón para ver e interactuar con objetos y la barra espaciadora para mostrar en pantalla, a modo de ayuda, todo aquello interactuable en el decorado. Nuestro inventario estará oculto y solo tenemos que ir a la parte inferior de la pantalla para que aparezca.

Los personajes estarán renderizados en 3D y sus animaciones están perfectamente encajadas con dichos fondos, creando una sensación de conjunto perfecta. Las cinemáticas tienen un estilo particular en las que no se recrean en detalles de los personajes, pero que dan una aire suave, a medio camino del estilo comic, que ayudan a crear mayor ambientación sin dejar a la vista algún defecto evidente. Más de un personaje os recordará a actores reales de alguna que otra película de serie B, aunque seguramente no sea a conciencia el parecido.

Las conversaciones serán un punto clave para adentrarnos en la trama y pistas a la hora de resolver acertijos, así como las decisiones que tomaremos o algún que otro chiste. También podremos observar como las animaciones son fluidas y suaves, ya que en ciertas conversaciones se hará zoom sobre los personajes. El sonido tanto en las conversaciones como en la música ha sido elegido con cuidado y se nota una gran variación de voces y unas músicas muy acordes a la situación por pantalla. Lost Horizon está en inglés pero con subtítulos en castellano para facilitar la comprensión.

Como punto negativo tendríamos alguna animación que a simple vista parece mal renderizada, pero son muy contadas. En este titulo no presenta la facilidad de otros que la empresa Deep Silver, aunque en ocasiones las acciones son demasiado evidentes. Comentar sobretodo los guiños a Monkey Island con frases como: “Mira, detrás de ti! un dragón de 3 cabezas” durante el escenario de china o la escena del fondo del mar, con un decorado demasiado parecida al puerto de Melee Island, las transiciones de viajes o el regustillo del personaje al estilo Indiana Jones. Unas cargas de juego muy rápidas y un conjunto 3D-2D muy compacto y bien conseguido

Lost Horizon tiene un aire clásico, pero modernizado a la vez para los nuevos tiempos. Por desgracia corre el riesgo de pasar desapercibido al no ser una gran superproducción, por lo que me gustaría dejar claro que es muy recomendable para retornar un género que un. Agradecer a Koch Media por la oportunidad de analizarlo y sentir ese regustillo añejo del “point and click” que tantas horas de vicio nos dieron.

  1. Tiene buena pinta, pero bien podían haberlo doblado como hace fx con todo lo que saca… ¿Cuanto vale? Quizás después del Runaway 3 le de una oportunidad.

Deja un comentario