Análisis de Peggle 2 para PS4

En 2007 el estudio PopCap Games (todopoderosos creadores de esa joya que es Plants vs Zombies) lanzó Peggle para PC y tal fue el éxito y la adicción que provocaba esta suerte de Arkanoid a la inversa que se portó a un buen número de plataformas como PS3, Xbox 360, Nintendo DS y dispositivos móviles. Ahora Peggle 2 viene a rizar el rizo.

Peggle 2

*Si prefieres la versión en vídeo de este análisis la puedes ver aquí.

Antes comparaba a Peggle con Arkanoid porque básicamente se hace con las mecánicas primarias del clásico arcade de Taito basado en destrozar ladrillos con una bola que rebota sobre una plataforma móvil y revoluciona el concepto invirtiendo la posición del lanzamiento y cambiando la plataforma por un cañón. A todo esto le aplicas el saber hacer de PopCap Games y el resultado es un arcade adictivo como la peor de las drogas y casi igual de destructivo.

Cuando seamos capaces de entrar al modo para un jugador de Peggle 2 (y digo esto porque el menú tiene tonos sonoros mientras navegamos entre las distintas opciones que resultan en un minijuego musical que podría venderse por 0,70 € en cualquier tienda digital que se precie) nos encontramos con 6 mundos temáticos con 10 niveles los cuales deberemos superar golpeando todas las fichas naranja con nuestro cañón. Superar nuestras puntuaciones (y los logros y trofeos -platino incluido-) será lo que realmente nos enganche a Peggle 2, para eso deberemos dominar el uso del cubo, un recipiente que se desplaza de izquierda a derecha en la parte inferior de cada nivel y que nos dará una bola extra si conseguimos que nuestro lanzamiento acabe dentro. Así mismo deberemos saber usar en el momento adecuado las fichas especiales verdes y moradas, mientras que las primeras activan habilidades especiales las moradas nos dan muchos más puntos en cada lanzamiento.

Para ayudarnos en esta tarea están los Maestros Peggle, seres mágicos con una habilidad única que a lo largo de su mundo nos ayudarán con sus poderes al golpear las fichas verdes. Bjorn el unicornio nos ayuda a conocer el primer rebote de nuestro lanzamiento con su superguía, Jeff el troll nos presta una de sus rocas capaces de destrozar todas las fichas que haya debajo, Ber el yeti congelará el nivel haciendo que las fichas redondas (no afecta a las rectangulares) se deslicen al golpearlas maximizando así los golpes, Gnorman el gnomo robot electrifica nuestra bola haciendo que cada ficha golpeada electrocute a las dos más cercanas y Luna la fantasma hace desaparecer todas las fichas azules permitiendo que nuestros lanzamientos las atraviesen golpeando así las fichas especiales. Cada vez que completamos un mundo se nos abren sus pruebas, desafíos en los que nos proponen ciertos retos que nos obligan a cambiar nuestra forma de jugar, algunas pruebas consisten en conseguir cierta cantidad de puntos, eliminar todas las fichas con un solo lanzamiento y 60 retos por el estilo repartidos en los 6 mundos del modo para un jugador.

Peggle 2

El principal problema de Peggle 2 en la plataforma en la que lo hemos jugado –PS4– podría ser la sensación de pez fuera del agua, al fin y al cabo es el juego ideal para dispositivos móviles e incluso para portátiles, lo cual contrasta de lleno con las plataformas en las que se encuentra disponible, siendo estas PS4, Xbox 360 y Xbox One. Esto sería un problema si su precio no acompañara, pero por 9,99 € Peggle 2 nos puede dar muchas, pero que muchas horas de entretenimiento independiente de si jugamos con un mando o una pantalla táctil, y con 1080p y 60fps que no necesita, pero que se agradecen. Lamentablemente uno de sus posibles puntos fuertes, el multijugador online, no lo podremos aprovechar ya que el juego no ha tenido el alcance necesario como para que encontrar partida sea fácil. Por contra tiene una de esas opciones que están desapareciendo cada día más como lo es la del multijugador local, que con un par de mandos puede dar horas y horas de piques y de microinfartos mientras vemos la última bola caer a cámara lenta en el hueco que nos puede dar la victoria.

Peggle 2 puede ser de esos juegos de partidas de 5 minutos para intentar superar algunas puntuaciones, pasarnos una prueba que se nos atraganta o retarnos con un amigo en línea o en local. Uno de esos juegos en los que las partidas cortas se te van de las manos y terminan siendo culpables de la pizza quemada del horno y de que tu pareja te deje por tenerla esperando 2 horas en el portal. De haber salido en dispositivos móviles, con cross-play entre plataformas y algunos modos más de juego en el multijugador, sería un juego infinito. [80]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × tres =