Análisis Divinity 2: Ego Draconis para PC




Hace ya tiempo que debería haber enviado un email adjuntando las palabras que ahora mismo estáis leyendo, pero cuando no sabes que es la sensación que te ha dejado un juego que te acabas de pasar, por lo menos a mi, no me salen tan rápido como quiero las palabras exactas. Esa sería la excusa que escogería para el retraso del micro análisis de Divinity 2: Ego Draconis, que ha salido ya hace un tiempo, y que lleva mucho más desarrollándose.

Excusado ya, quisiera que os interesárais un poco por un juego que se ha visto eclipsado por otros juegos de mismo género y con muchísima mas publicidad detrás y que ha tenido la mala suerte de quedar en segundo plano cuando podría haber luchado perfectamente por ser de los mejores de su género ¡Dentro vídeo!

Variaré el orden de las cosas, así cuando los lectores busquen al final una conclusión verán como hablo de otra cosa, y así tendrán que leerse esto entero, y empezaré diciendo….. Que los que no hayan entendido nada del trailer pueden respirar tranquilos porque, aunque no hay, o no he encontrado, vídeos en YouTube con trailers en Español, el juego está perfectamente localizado, con sus textos y voces en tu idioma, por lo que no tendrás que elegir acciones aleatoriamente mientras pones cara de seguridad, como si de verdad supieras lo que haces.

Y ya que estamos con sonidos, el juego tiene música, como viene siendo habitual desde que el cine mudo dejó de serlo, pero tampoco es que pueda decir mucho más de este apartado del juego. No es ni mala ni buena, la encajan bien en las diferentes situaciones que nos surgen en el juego, y esto es genial, pero no es una de sus grandes cualidades.
Volvamos al principio, cuando esperamos con ansia modificar nuestra cara, forma, y ropa… Soy un buenazo y lo diré gentilmente: Me resulta algo corto de posibilidades. Y entended por corto el que casi no tiene posibilidades, algo que en el fondo me da algo igual, por que nunca he visto la personalización en un juego no online algo necesario o interesante. Pero, pero y pero, han colocado a un humilde personaje en el juego que nos permitirá cambiar nuestro aspecto cuando queramos, como si volviéramos a editarlo cuando empezamos, y ésto incluye el sexo y ésto me hace gracia por que todas los PNJ femeninos del juego que coqueteaban contigo cuando eras un hombre fornido y valiente pasarán a convertirse en unas PNJ femeninas que coquetearán contigo siendo una fornida y valiente mujer y seguirás sin despertar pasiones entre los hombres, tratándote con la marimacho que eres en realidad.

Salto al motor gráfico, y en orden, espectacular en las cinemáticas, menos espectacular en los entornos, ya sabéis, montañas, hierbas, ríos, nubes con formas, algo menos espectacular, aún estando en el rango de lo bueno, los personajes, y ya, entrando en lo malo, las animaciones, el movimiento de personajes y enemigos.


Todo el apartado gráfico en general es bastante potente, bonito, y se aprecia bastante trabajo, pero bastante, pero es que, las animaciones tienen a veces unos fallos que se notan tanto, que ensucian el buen trabajo realizado en el resto de apartados.

Mi conclusión, sin hablar de la historia, en la que somos un valiente soldado de los famosos matadragones, encargados de matar mariposas, y en la que nos vemos arrastrados a compartir nuestra mente y cuerpo con una dragona que se fusiona con nosotros para salvar su vida, y dándonos el poder de convertirnos en dragón, aunque convirtiéndose en nuestro Pepito Grillo (Conciencia) con humor, y que, aunque algo genérica, no es mala historia, y sin hablar tampoco de lo que ya caracteriza los juegos de rol, como es el número de armas, armaduras y objetos, el subir de nivel eligiendo las características que mejoramos como la fuerza, defensa, etc, que tenemos mascota, que las posibilidades de personalización como brujillo, fan de Greenpeace, algo en plan nigromante, guerrero “de toa’ la vida”, mediante las diferentes habilidades, incluyendo las propias de matadragones, o teniendo en cuenta que al ser dragón tienes habilidades, armaduras y estadísticas diferentes a tu forma humana, sin hablar tampoco sobre la cantidad de misiones secundarias, libertades a la hora de moverte por el mapa, aunque con el defecto de que luego hay lugares donde no puedes volver y has perdido la oportunidad, ni…sé de que hablo ya, ¡No sé ni de que hablo ya!.

Es un juego de rol genial, no es nada nuevo y revolucionario, pero puedes leer la mente, y eso siempre gusta. Si eres fan de este género te gustará. Si no, puede que te cueste, pero también. Y si no te gusta es que no tienes corazón, o no tienes paciencia, o de verdad es que no te gusta este género. Merecieron la pena las mas de 25 horas que me dio el juego (Cifra totalmente aleatoria), más las 20 últimas horas que las 5 primeras, pero las merecieron.

Y…Quería escribir mas cosas sobre el juego, pero me he quedado en blanco, así que compradme el juego, así saco beneficio económico de escribir para AB.

  1. Éste estuve a punto de comprarlo estas navidades en Steam (con el Dragon Age: Origins recién terminado), pero tenía muchos juegos a medias y decidí dejarlo para más adelante. Además, no es caro, sólo 20€…

    ¿Sabes si la versión de Steam está en castellano? (en la página sólo pone que está en inglés y alemán).

      • Nah, en realidad tiene hasta razón, lo que pasa es que hace mas de un mes que tengo el juego y como no escribiera ya no lo acababa nunca, por que la verdad, a la hora de hacer el análisis me he quedado algo en blanco, o totalmente en blanco mejor dicho, así que me he puesto serio me he sentado en el ordenador y lo he hecho todo del tirón, y no lo he coregido, toma ya profesionalidad xD

        Siento mi falta de carisma =D

Deja un comentario