Reseña: Castle Crashers

Castle Crashers traslada la mecánica de los brawlers de scroll vertical horizontal – especialmente al Knights of the Round – al Bazar de Xbox Live, posibilitando un multijugador cooperativo – o no – con un sabor añejo muy de agradecer en estos tiempos de carrera tecnológica en los que tu reluciente consola podría ser relevada muy pronto por su sucesora en ciernes.

Adicción pura

La mecánica de Castle Crashers es muy simple. Tú controlas a tu personaje, un pseudo caballero con más ansías de grandeza que poderío en el combate. Tienes la posibilidad de combinar fuerzas con otros 3 colegas, tanto online como en juego local. Y de lo que se trata es de acabar con cuantos enemigos se te / os pongan por delante. Fácil, ¿no?

Conseguir nuevas armas y atesorar las monedas que aparezcan por el campo de batalla antes de que vuestros compañeros de fatigas os las quiten de las manos serán algunos de los retos de Castle Crashers. También subir de nivel e incluso capturar monturas enemigas con las que ganar cierta ventaja en los combates. Hasta desafiar en duelo cuasi mortal a los otros caballeros para conseguir el amor – y algo más – de la princesa de turno. Como ves, hay variedad en las tareas que tendréis encomendadas a lo largo y ancho de este título.

Un grandísimo indie

Esperaba mucho de Castle Crashers. Desde sus promesas – cumplidas – de juego con mucho de retro pasando por su precio, uno de los más elevados del Bazar de Xbox Live: 1200 Microsoft Points. Lo que me ha encontrado ha sido la misma fórmula que tantas y tantas veces disfruté en la época de los 16 bits pero que, a diferencia de otro juego con esencia – y coletilla – eminementemente retro como Geometry Wars Retro Evolved 2, no me ha acabado de enganchar.

No me negaré nunca a una partida a 4 bandas a Castle Crashers – su monojugador es bastante menos agradecido, pero también soy consciente que la excitacióno inicial desaparece, a la media hora como mucho. Un ejemplo: Con Dandel y Wayfarer jugué como 2 horas a la limitadísima demo de FIFA 09 y apenas 20 minutos a este juego completo. Es una opinión personal, claro está, pero a mi el género me encantaba hace unos años y, a pesar de ello, este título no ha conseguido engancharme más allá de la novedad.

  1. «estos tiempos de carrera tecnológica en los que tu reluciente consola podría ser relevada muy pronto por su sucesora en ciernes»

    ¡Jorl! No sé que pasa estos día en el intesné, que está todo el mundo revolucionado con la sucesora de la 360. Señores, hasta 2010-2011 nada de nada, vamos a disfrutar lo que aún nos queda.

    Con respecto a este Castle Crashes, me parece un muy buen juego, pero un pasote cobrar 1.200 points por un juego flash más trabajado y largo. Ea, me pongo el casco.

  2. [quote comment=»136334″]»estos tiempos de carrera tecnológica en los que tu reluciente consola podría ser relevada muy pronto por su sucesora en ciernes»

    ¡Jorl! No sé que pasa estos día en el intesné, que está todo el mundo revolucionado con la sucesora de la 360. Señores, hasta 2010-2011 nada de nada, vamos a disfrutar lo que aún nos queda.[/quote]

    La culpa es de Toño, que me hace ver fantasmas XD

  3. La verdad es que al principio me moló bastante, lo que al poco rato me empezó a aburrir, supongo que es para jugar con más personas en el mismo salón si se le quiere ver la gracia a este juego.

  4. [quote comment=»136358″]La verdad es que al principio me moló bastante, lo que al poco rato me empezó a aburrir, supongo que es para jugar con más personas en el mismo salón si se le quiere ver la gracia a este juego.[/quote]

    Yo lo veo como juego de sobremesa, una partida rápida con los colegas antes de ir a por otro plato más fuerte.

  5. Pingback: Análisis de Fairytales Fights para PlayStation 3 | Akihabara Blues

Deja un comentario