Análisis de Forza Horizon 4. Excelencia sobre ruedas

Playground Games ha dado nuevamente en el clavo. Forza Horizon 4 es un juego repleto de cualidades, con una calidad técnica impresionante y sobretodo muy pero muy divertido. Todos los añadidos aportan algo al título sin dañar su esencia y es increíble como entrega tras entrega la franquicia mejora aún más.

Bienvenidos al festival que nunca termina

Desde las primeras impresiones de Forza Horizon 4 se nos dijo que este sería un festival que no tiene fin y efectivamente lo es. No es solo el transcurrir de las estaciones del año y su espectacular recreación en pantalla, las que nos traen esas sensación de estar viviendo ciclos interminables de velocidad y competencias, sino la forma como el título nos ofrece una nueva manera de disfrutar las carreras.

Aquí no tenemos que competir para llegar al evento final del festival, sino que nuestra meta es conseguir el brazalete dorado que nos identifica como miembro del selecto club de dicha organización. Para lograrlo debemos estar atentos a todos los eventos, fijos y dinámicos, que van apareciendo en el mapa.

No todo es como parece

Inicialmente Forza Horizon 4 nos obliga a ir ganando reputación y así poder acceder a los eventos de otoño, invierno, primavera y verano. Sin embargo, una vez logramos acceder y superar dichos eventos, además de ser parte del equipo Horizon, la modalidad de juego da un giro bastante interesante. Las estaciones cambian cada ciertos días, pero no son días en el juego, sino reales. Mientras escribo esto, debo esperar un par de días para que vuelva el invierno y así mientras estas siguen su ciclo normal.

Forza Horizon 4

Cada temporada trae sus eventos propios, los cuales tienen un tiempo limitado y desaparecen con cada cambio de estación. No solo las carreras, también los graneros abandonados harán parte de ese ciclo y si queremos estar al día, es necesario regresar al juego cada cierto tiempo. El tiempo se lleva unas actividades, pero va a traer otras nuevas.

Algunas cosas se mantienen

A pesar de que los cambios de clima son una novedad, muchas competencias se mantienen. Los sprints, circuitos, cross country, derrapes, exhibiciones y demás, son aún parte del juego. Eso sí, cada una cuenta con su propia liga y a medida que competimos en alguna de esas carreras, vamos subiendo nivel y abriendo muchas más. Es como una hidra, cuando completas un nivel, salen dos y hasta tres carreras mas. Cuando menos te das cuenta, el mapa se encuentra repleto de cosas por hacer.

Me ha gustado mucho la manera tan progresiva que Forza Horizon 4 te va mostrando sus novedades. Cuando piensas que ya conoces todas sus modalidades salen competencias con autos de velocidad ultra modernos o tareas como doble de acción. Eso, sumado a la gran cantidad de carreras que tenemos a disposición, hacen que el juego tenga una duración bastante larga.

Forza Horizon 4

Personaliza casi todo

Siempre ha sido muy común dentro de la serie la posibilidad de personalizar los autos. Para los amantes de la mecánica, el tuneo a la más mínima expresión siempre ha sido una maravilla. En esta ocasión, no solo los vehículos se pueden ajustar a nuestros gustos. El personaje e incluso las competencias están sujetas a cambios.

Desde el afiche de una carrera, hasta los tipos de vehículos y participantes de la misma son objeto de cambio dentro de Forza Horizon 4. Nos están entregando las llaves del festival y es nuestra oportunidad de decorarlo a nuestro gusto. Eso sí, de los pocos peros que le he visto al título, es el modelado de los personajes, dista bastante de la calidad gráfica vista en los escenarios y los vehículos.

Aunque para compensar un poco, el equipo de Playground Games ha decidido ofrecer gran variedad de objetos para los personajes, como es el caso de ropa, lentes, casas, accesorios, bigotes e incluso bailes y burlas. Estas últimas se activan al momento de terminar una carrera. Asi que esa baja calidad de los personajes, se cubre un poco con los objetos.

Forza Horizon 4

El balance perfecto entre el single y multiplayer

El juego está perfectamente balanceado y ofrece opciones para los solitarios, como para los que prefieren las aventuras en compañía. Cada competencia ofrece opciones como: juego contra la IA, en cooperativo o contra otro jugador. De esta manera todos quedan contentos y pueden disfrutar a su manera.

El otro elemento importante es que todos los corredores se encuentran al mismo tiempo en el mundo. Los ves ahí en las carreteras, igual que tu y ya depende de ti si quieres enfrentarlos o unirte a ellos en un convoy, para recorrer los bellos parajes del Reino Unido. Si eres un lobo solitario, no hay problema, los vehículos de los demás jugadores se vuelven transparentes cuando los atraviesas y solo si decides interactuar con ellos, presionando X, esto serán activados. Prácticamente todo el mapa es un inmenso lobby.

Personalmente me gustó mucho un evento llamado #Forzathon, donde varios conductores deben llegar a un punto de encuentro y a partir de allí unir fuerzas para superar un límite, ya sea de velocidad, tiempo o distancia. Una muestra bastante interesante de trabajo en equipo y colaboración.

Forza Horizon 4

Gestionando la monotonía

Forza Horizon 4, al igual que sus entregas anteriores, puede ser bastante monótono a ratos. Ir de un lado a otro para competir, ganar puntos y nuevamente desplazarse a otra competencia, las cuales son muy similares entre si. Sin embargo, el clima entra a ser un factor crucial para cambiar las cosas. Todas las competencias fijas se ven afectadas por el clima y ya depende de nosotros si queremos intentar superar en el crudo invierno o preferimos esperar el verano. Puede parecer ridículo, pero el cambio es sustancial y afecta bastante.

Personalmente siempre preferí otro clima diferente al invierno para poder superar las trampas de velocidad, aunque debo decir que para los derrapes supo ser un gran aliado. Es claro que ese tema de las estaciones no fue un simple añadido estético y agrega algo de estrategia durante la competencia.

Automóviles, los grandes protagonistas

Claro que Forza Horizon 4 cuenta con una plantilla de vehículos gigante. No me atrevo a dar un numero, porque pienso que me quedaría corto. Pero hay opciones para todos los gustos. Marcas conocidas, otras no tanto. Carros de todos los tamaños y colores, además de tener una calidad gráfica impresionante. Cada detalle está super bien cuidado e incluso elementos como la tierra, el pantano o la nieve se ven representados de manera espectacular cuando tocan nuestros vehículo.

Forza Horizon 4

Pero no solo el aspecto visual, la conducción sigue siendo el sello de la casa. El control responde de maravilla y como lo decía en las impresiones, la vibración y la respuesta del mando son excelentes. Un sello de calidad que por fortuna nunca ha desaparecido. Eso sí, pienso que va siendo hora de presentar otros vehículos, como motocicletas o incluso botes, para variar un poco.

Un paisaje que también se lleva las palmas

Con una nueva entrega llega un nuevo escenario y debo decir que esta representación de la Gran Bretaña es espectacular. Desde los campos hasta las zonas urbanas. Es una placer constante recorrer y descubrir todos eso caminos que nos ofrece esta gran ciudad. Lo mejor de todo es ver como los terrenos cambian durante cada estación, llenando de diferentes colores todos nuestros recorridos.

Un añadido interesante es el modo dron, el cual nos permite acceder a diferentes terrenos mucho más fácil y por qué no, realizar diferentes enfoques para tomar fotografías espectaculares. Como si faltara algo más por hacer, el juego también nos invita a encontrar doce sitios turísticos, que forman parte de las tareas encargadas a nuestro personaje.

Forza Horizon 4

Conclusión

No tengo palabras suficientes para describir lo que es Forza Horizon 4. Es impresionante como Playground Games continúa mejorando entrega tras entrega. No es solo las estaciones del año, también la forma progresiva como las competencias van apareciendo, la variedad de eventos y la periodicidad de los mismos.

Un balance perfecto entre la jugabilidad para uno y varios jugadores, además de una plantilla muy extensa de vehículos, se suman a un mundo abierto que vale la pena explorar, sin importar la época del año. Si hay algo que debo criticar es el modelado de los personajes y la falta de vehículos diferentes a automóviles, pero eso para nada logra empañar este gran exclusivo de Xbox One, que nuevamente vuelve a sacar la cara por la consola. [95]

    • Puede que ya lo sepas, pero si no tienes One y dispones de un PC (gama media), pues puedes darle a Forza Horizon 4.

      Sin duda es lo que yo voy a hacer, aunque tenga Xbox.

      PD: Gran análisis Mau!

        • Yo te hablo desde una 1080Ti, y el juego va totalmente fluido a 1440p sobre los 90-100 FPS.

          En lo personal, creo que la optimización es correcta, a diferencia de otros juegos como Recore, Gears of War 4 o Quantum Break

          Últimamente se están esforzando mucho para mejorar la experiencia en PC.

Deja un comentario