Análisis: Warriors Orochi (PS2, Xbox 360)

dinasty mini

Los mundos de Dynasty Warriors y Samurai Warriors, los guerreros mitológicos del Romance de los Tres Reinos y del período de los Reinos Combatientes, historia china y japonesa, se juntan y coinciden en Orochi Warriors, uno de esos títulos en los que deberías temer por la salud de tu pad porque no harás otra cosa (sólo o a pantalla partida) que aporrear botones para eliminar a los enemigos que gotean incesantemente en pantalla.

Para los muchísimos seguidores de la saga de Koei, la fusión de ambos juegos les traerá la unión de un nutridísimo plantel de guerreros (77) que deberán repartir “paz” a diestra y siniestra formando equipos de tres guerreros mitológicos, cada uno exponente de las tres características fundamentales del juego: fuerza, velocidad y técnica. Gran evolución de las armas, personajes y habilidades del grupo para seguir la historia de las cuatro facciones militares (Shu, Wei, Wu y Samurai Warriors), cada una con ocho misiones normales y siete secundarias. Fans de ambas sagas, teneís una oportunidad de oro de seguir la historia de vuestros personajes favoritos.

null

Para los neonatos en las franquicias de Koei, la obra sigue los derroteros de 99 Nights y otros smash-buttons donde lo único que hacemos es machacar rivales menores sin descanso hasta llegar a un enemigo de mayor identidad al que debemos vencer para superar la misión. No hay tiempo ni para descansar ni para pensar, solamente para repeler ataques y golpear, golpear, golpear…

Warriors Orochi reúne todas las virtudes y defectos de las dos sagas mitológicas orientales que aúna en un solo DVD: la historia es bastante confusa, sobre todo si no has jugado a anteriores entregas, la mecánica de combate es repetitiva a más no poder y técnicamente no ha ganado con las virtudes de la next-gen, representando únicamente una mínima evolución gráfica respecto a los títulos de PS2. Sin embargo, para los fanáticos y seguidores que quedaron prendados de las anteriores partes, es igual que antes pero mucho mejor: más enemigos, movimientos, combos y personajes. Orochi Warriors es blanco o negro, o lo amas o lo odias, sin aceptar términos medios. Y tú, ¿de qué lado estás?

Imágenes

null

null

null

null

null

Videoanális de Gametrailers

Web oficial (Virginplay)

  1. Pingback: Análisis de videojuego Dynasty Warriors 6 | Akihabara Blues

Deja un comentario