Análisis: Xenoblade Chronicles 2, una vida entre las nubes

El año 2017 acabó como empezó para Nintendo: de la mejor forma posible. Tras la salida de una nueva consola y el lanzamiento de grandes títulos como The Legend of Zelda: Breath of the Wild o Mario Odyssey, le llegó el turno a uno de los JRPG más esperados por la comunidad, Xenoblade Chronicles 2.

Luchar hasta llegar al Elíseo

La historia comienza a manos del joven Rex, un buceador de nubes que trabaja para conseguir chatarra, pero debido a su ambición acepta una misión por 100.000 monedas de oro, algo que le cambiará la vida. En esta misión conoceremos a Pyra, una Blade que luchará junto a Rex para llegar al Elíseo, la cuna de la humanidad, donde esperamos obtener respuestas a todas las dudas que surgen en la historia.

Si me lo permitís, no comentaré más sobre la historia, ya que quiero evitar los spoilers, pero a través de sus diez capítulos esta se despliega y vas conociendo el mundo que te rodea. Puede que en ocasiones se haga algo tediosa, pero tiene algunas partes divertidas que le quitan parte de seriedad al asunto, y esto le sienta genial. Por si tuviésemos pocos capítulos, que ya os digo yo que son muy largos, tenemos una gran cantidad de misiones secundarias, algunas más elaboradas que otras, todo hay que decirlo, pero que al fin y al cabo nos sirven para farmear experiencia. Acabar el título nos llevará entre 50 y 70 horas, dependiendo de si queremos completar el juego al 100% o dejarnos algunas misiones secundarias por el camino.

El combate no me termina de convencer

Lo dije en su avance y lo vuelvo a repetir: el sistema de combate no es para mí. Es muy posible que yo sea el rarito de turno, y no se lo voy a negar a nadie, pero a mi me aburre este tipo de combate automático y hay que estar pendiente de todo menos del enemigo. Me hubiese gustado que fuese más dinámico, tipo atacar/esquivar. Es entretenido y sorprendente al principio, pero una vez llevas siete u ocho horas de juego, el combate se vuelve tedioso y aburrido. Pero lo vuelvo a repetir, no es un sistema para mí, pero es completamente disfrutable y agradable para los que les guste este tipo de fórmula.

A la hora de atacar tendremos tres tipos de movimientos: superior, lateral y un ataque rabioso, que podremos ir variando dependiendo de la situación. Por una parte, tenemos los Combos de Ataque, que podremos usar con los pilotos, y estos nos permitirá asestar un golpe múltiple que hará muchísimo más daño. Esto se irá cargando a lo largo de cuatro niveles, y cuanto más cargado esté más daño hará. Al activarlo se nos pondrá un Quick Time Event que si lo completamos con éxito el daño será mucho mayor.

Por otra parte, tenemos el Ataque en Cadena, que para ejecutarlo deberemos consumir adrenalina. Este desencadenará un ataque múltiple entre los Blades que tengamos en nuestro grupo. Como ya sucedía en los Combos de Ataque, tendremos un QTE que deberemos completar para hacer el mayor daño posible. Pero deberemos tener cuidado, ya que la barra de adrenalina también la usaremos para revivir a compañeros caídos o a nosotros mismos, por lo que no debemos volvernos locos a la hora de llenarla.

En Xenoblade Chronicles 2 ocurre como en la vida misma, cada vez que salimos de viaje debemos equiparnos bien. Será necesario equipar a nuestros pilotos y Blades con objetos y mejorar sus habilidades tanto pasivas como activas para poder avanzar en la historia. A medida que vayamos avanzando encontraremos cristales primordiales, que podrán ser activador para que nos toquen Blades aleatoriamente, como si de una Loot Box se tratase, vamos.

Cada Blade cuenta con características únicas, y un sistema propio de progresión. Estos cuentan con su propia arma que van desde las típicas espadas hasta guadañas, pasando por armas de fuego. A estas debemos combinarles elementos de naturaleza como tierra, viento, fuego, agua, rayo, luz y oscuridad, que nos vendrá mejor o peor para derrotar a ciertos enemigos. Cada Blade tendrá una especialización entre Ataque, Defensa y Sanación.

En el combate podremos escoger entre varios miembros, no tiene porqué ser Rex, pero debemos tener en cuenta que el miembro que manejemos en ese momento será el que subirá de experiencia. Si un miembro se queda fuera del grupo durante una misión o combate, este no progresará. Por otra parte, contaremos con un sistema de complementos invisibles (anillos, colgantes y chalecos), que no cambian apariencia alguna pero que nos sirven para mejorar nuestras estadísticas.

Un mundo lleno de magia

Muy rara vez se ven juegos artísticamente perfectos, y Xenoblade Chronicles 2 lo consigue, aunque con algún que otro pero. El mundo que nos presenta es hermoso, muy rico en colores y con una banda sonora magnífica, sin embargo, técnicamente deja bastante que desear.

En modo portátil la resolución es bastante pobre, además de presentar problemas en la carga de texturas, dejando algunas planas y feas. En varios títulos que hemos podido ver en Nintendo Switch se ha podido ver que en modo portátil visualmente se veía mejor, pero este no es el caso. En modo Dock tampoco se libra de penas, y es que también tiene estos problemas, aunque en menor medida. Sin embargo, esto no hace que el título no se pueda disfrutar tanto en modo portátil como en modo Dock.

Respecto al apartado sonoro, solo tenemos que dar las gracias a Yasunori Mitsuda por sus composiciones. Dependiendo de la situación tendremos armonías de todo tipo, desde alegres hasta tristes, pasando por las melodías épicas que estarán presentes en cada uno de los combates. Nunca nos quedaremos sin sonido, cada situación lo acompañará una canción. Para terminar, el juego viene doblado en inglés y japonés, y presenta una traducción perfecta al castellano. Personalmente recomiendo altamente poner el doblaje en japonés, es simplemente maravilloso.

En definitiva…

Xenoblade Chronicles 2 presenta una historia magnífica junto a un universo aún mejor, sin embargo, el combate se puede hacer algo repetitivo y aburrido con el paso de las horas. El sistema de progresión, no obstante, añade un buen componente de adicción al conjunto. Lo peor del título sería el propio sistema aleatorio para la obtención de Blades y los errores técnicos, pero gracias a un excelente apartado artístico y a una increíble y épica BSO, casi te olvidas de esos fallos. [80]

  1. Creo que este juego de no haber tenido el bombo que ha tenido por salir en la Switch hubiera recibido unas notas mas mediocres.
    Por lo que he podido leer el combate es aburrido y tedioso, y siendo el género que es que exige tantas horas no me veo jugando a algo así durante tanto tiempo. Probablemente un acercamiento más clásico (con un sistema de esquivar etc como indicas) le habría dentado muy bien. De todos modos es un pozo de horas, y eso dice mucho del trabajo que hay detrás.

    Gracias por el análisis!

      • ¡Gracias a los dos! Recalco que para mí la principal fuente de jugabilidad (el combate) es algo aburrido, pero no es mala. A mi no me van estos tipos de juegos, no soy un fan incondicional de los JRPG, pero oye, entiendo perfectamente a los que le gusta este tipo de juegos.

        Si te gustan los JRPG y el tipo de combate automático es lo tuyo (aunque luego tengas que estar pediente de otras cosas), se hace un juego muy disfrutable.

  2. Pues a mi el juego me ha encantado, me parece un gran JRPG, no está exento de fallos lógicamente, pero es realmente bueno y largo.

    El sistema de combate es divertido cuando le pillas el truco y vas cambiando de blades, ademas el farmeo es prácticamente inexistente, y eso en un JRPG es de agradecer. No es tan sublime como el primero, sobretodo la historia que palidece por momentos, pero tiene sus puntos fuertes.

    Gran texto Raúl!

    • Lo primero, gracias por el comentario. Ahora, el combate es divertido para un tipo de personas. Yo no estoy acostumbrado a jugar muchos JRPG, y decir que me llamó Xenoblade Chronicles 2 por sus tráilers, no he jugado a entregas anteriores. Sin embargo, me he encontrado con un juego que no es del todo para mí, pero eso no significa que sea malo.

      Sé valorar el trabajazo, y hace cosas muy bien como un gran guión y un apartado artístico que me maravilla. Lo dicho, muy disfrutable para los amantes del género. Yo me vuelvo ahora a mis Call of Duty’s (es broma :P)

Deja un comentario