Dragon Quest Builders, una construcción para Nintendo Switch

Tras ver la luz en PS4 en 2016, Dragon Quest Builders llega a Nintendo Switch aprovechando todo el potencial de la consola híbrida. Y bueno, con el reciente anuncio de la llegada de Dragon Quest XI a Europa, es una buena excusa para darle una oportunidad.

Dragon Quest Builders

Análisis Dragon Quest Builders para Nintendo Switch

La historia comienza con un señor que nos cuenta una historia de lo que en su día todo era bonito, pero que ahora se encuentra llena de maldad y oscuridad. Justo ahí es donde entramos nosotros, El Constructor, denominado así por tener el don de construir.

Todas las ciudades han sido destruidas y la gente, que desconoce la habilidad de la construcción, sobrevive día a día como puede. ¿Nuestra misión? Devolver la esperanza a los habitantes de Canteria con nuestro poder. A medida que vamos avanzando descubriremos nuevos planos de construcción y misiones. Y sí, puede parecer Minecraft, pero se hace mucho más ameno y divertido debido a la variedad de situaciones y el tener en todo momento un objetivo.

Sigue siendo Dragon Quest

Construir está muy bien, es la mecánica principal, pero no tenemos que olvidar que lleva la palabra Dragon Quest delante, y eso se traduce en rol y misiones en cantidad, elementos claves en un RPG. Aunque la historia te anima a continuar, cabe destacar que no brilla por su argumento y en ocasiones se hace pesada, aunque fácilmente puede durarte más de 50 horas entre diálogo, construcción y el combate.

Dragon Quest Builders

Por si fuera poco, el título cuenta con un Modo Libre que nos permite ir a nuestra bola y construir lo que queramos en cualquier momento, independientemente si nos encontramos en nuestra ciudad o no.

Jugablemente estamos ante un título muy sencillo, donde construiremos con bloques. Aunque los controles están perfectamente adaptados para los Joy-Con/Mando Pro, la cámara en tercera persona dificulta la construcción. En cuanto al combate, es lo peor del título, basándose solo en machacar un botón hasta acabar con nuestro enemigo.

Apartado técnico

Akira Toriyama lo ha vuelto a hacer. Dragon Quest Builders solo ver ese gran diseño de entorno, modelados y colores ya te dan ganas de jugar, y es el claro ejemplo de que no se necesitan unos gráficos de última generación para hacer un juego hermoso en todos los sentidos.

Dragon Quest Builders

Si sois fans de los Dragon Quest os gustará saber que los temas más clásicos de la franquicia están presentes en el título. Aunque también se llegan a escuchar nuevas melodías, no hay ninguna que destaque en especial, aunque esto no quiere decir que sean malas, ni mucho menos.

En el modo dock el título corre a 720p y a 60 FPS, mientras que en el modo portátil mantiene la resolución, pero cae a los 30 FPS. Como es obvio no mantiene el nivel de detalles que en la versión de PlayStation 4. Cabe destacar que tanto en modo dock como en modo portátil el juego es completamente disfrutable.

Conclusión

Dragon Quest Builders es un título muy divertido al que el concepto de la construcción le viene como anillo al dedo. Pese a que la historia y el combate no sea lo mejor del título, es una entrega muy disfrutable y que sacará todo el provecho de la Nintendo Switch. Seas o no fan de la saga, si te gusta la construcción y el género RPG esta debe ser una compra obligada.[80]

Deja un comentario