Dragon Quest XI: El JRPG tradicional tiene cuerda para rato

Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido está a punto de llegar a PlayStation 4 y PC. La undécima entrega principal de una saga que, con permiso de Final Fantasy, siempre será una de las insignias del JRPG tradicional.

Square Enix parece tener la intención de seguir apostando por el género: después del éxito de Final Fantasy XV, con Kingdom Hearts III en el horizonte y el polémico remake de Final Fantasy VII en el tintero —o en el limbo—, Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido nos permitirá acabar el año con un JRPG a la antigua usanza en nuestras manos.

Ha llovido mucho desde 1986, año en que el Héroe debutó en NES. Ya son más de treinta años desde que llegó el primer Dragon Quest —conocido como Dragon Warrior en Estados Unidos— y, a diferencia de otras franquicias del género, esta es una de las que no ha permitido que su esencia se pierda, apostando por los turnos clásicos, el mapa del mundo y una curva de dificultad bastante ajustada que huye de checkpoints o facilidades.

Durante los últimos años, la saga se ha atrevido con todo. El cruce con Minecraft que representa Dragon Quest Builders, la incursión en el terreno del musou protagonizada por Dragon Quest Heroes y, cómo no, la llegada a Nintendo 3DS de la séptima entrega, Fragmentos de un mundo olvidado, un capítulo por el que hemos tenido que esperar nada más y nada menos que 17 años después de su lanzamiento original en PlayStation, que solo tuvo lugar en territorio nipón.

El próximo 4 de septiembre es el día al que debemos prestar atención, y es que Dragon Quest XI llegará a PC a través de Steam, así como a la consola de Sony. en esta ocasión, el Héroe tiene 16 años y, como no podía ser de otra forma, se ve envuelto en una ardua tarea pese a su corta edad, en compañía de personajes de lo más variopintos y a lo largo y ancho del mundo de Erdrea, la región concebida para la ocasión.

Aunque el tiempo pasa y las nuevas generaciones tienden a apostar por otro tipo de fórmulas, el JRPG tradicional tiene cuerda para rato y Dragon Quest XI es una buena prueba de ello. En poco más de dos semanas estaremos rodeados de Limos ¡Intentaremos que no se nos escapen los plateados!

Deja un comentario