Dying Light 2 sale del anonimato con 25 minutazos de gameplay

Fue en 2018 cuando Techland decidió presentar Dying Light 2. La secuela a un FPS marcado por el parkour y uno de los elementos favoritos de este estudio polaco, los zombies, recordemos que son los padres de Dead Island. Para mi esta nueva entrega pasó de agache, pero gracias a un nuevo vídeo, debo admitir que no es como me lo imaginaba.

Dying Light 2

Conviviendo con el problema

En Dying Light 2 el tema de los zombies se mantiene, sin embargo, los humanos han aprendido a adaptarse a dicha situación y muchos de ellos se han asentado y tomado posesión de terrenos y bienes, como es el caso del agua. Es así como comenzamos a ver facciones y guerras por la supervivencia.

En el adelanto podemos ver como el protagonista se enfrenta a una interesante situación. Debe alcanzar un vehículo que lo puede llevar donde el coronel. Un sujeto que mantiene el control del agua potable necesaria para la supervivencia de una gran parte de la población. Desde ese momento podemos ver uno de los elementos más importantes del juego, la toma de decisiones.

A lo largo de la misión debemos decidir y en base a estas decisiones veremos un gran impacto de cara al futuro y no hablo de cosas pequeñas. El acceso a ciertas áreas del juego pueden depender de nuestra decisión y con ella el destino de muchas personas, lo que desde ya deja ver que estamos frente a un titulo bastante rejugable.

Dying Light 2 es muy ambicioso

Desde su anuncio, consideré a Dying Light 2 como un juego de zombies más. Pero visto lo visto, debo decir que Techland está tirando la casa por la ventana. Gráficamente el juego luce genial, las mecánicas de parkour son están buenísimas. El juego es supremamente rápido y ese tema de las decisiones y las consecuencias, si se mantiene a la escala de lo que se muestra en el adelanto, puede ser muy rompedor.

Dying Light 2

El término mundo abierto le cae de perlas a este título, porque es la sensación que da en todo momento. La idea es sobrevivir, no importa el bando ni la manera de hacerlo en un mundo vivo, a pesar de las precarias circunstancias. Las armas que tenemos a nuestro alcance son bastante rusticas, pero efectivas, pero es algo que afecta a todos los bandos. No pensé que me fuera a emocionar por Dying Light 2, pero ahora me muero de ganas por saber más de cara a su lanzamiento en 2020.

Deja un comentario