E3: la Magia contra la Rentabilidad

El E3 ha sido durante 12 años el DisneyWorld de los videojuegos. Las compañías se reservaban sus bombazos, primicias y grandes anuncios para el que hasta la fecha ha sido el evento mundial de videojuegos más importante del año, por delante de otros como el Tokyo Game Show. Y eso, hablando de una industria que mueve tal cantidad de dinero, es decir mucho.

Ahora, parece que el E3 va a cambiar. Va a dejar de ser un evento tan ostentoso – los stands de las principales compañías son una pasada – y multitudionario – los jugones de a pie podían acceder al recinto pagando una entrada, y competir de tú a tú con la prensa a la hora de conseguir un hueco a la hora de probar las novedades que allí se anunciaban.

No es algo que nos coja por sorpresa. Los rumores de fuentes oficiales apuntaban a que que las más grandes compañías no estaban del todo satisfechas con la feria debido al alto coste que les suponía llamar la atención de los medios asistentes al evento de la forma que ellas pretendían, sobre todo a causa de la inmensa cantidad de empresas que presentan sus productos en él, los anuncios de juegos se perdían en un mar de notas de prensa, de presentaciones a puertas cerrada… Nada que ver con la atención que las más grandes consiguen con eventos organizados por las propias empresas como el SpaceWorld de Nintendo o los X0 de Microsoft.

Todas las compañías que son algo en la industria tenían que estar en uno de los pabellones del Convention Center. Era una auténtica Guerra Fría. Es por ello que considero que si la fórmula se ha mantenido durante todos estos años ha sido porque los gigantes – Sony, Namco, Nintendo, Microsoft, Capcom… – tenían miedo de dar el primer paso, de quedarse descolgadas y no tener presencia en la Electronic Entertainment Expo mientras que la competencia sí que la tuviera.

En la edición de este año ya hubo un amago de cambio al prohibirse que las azafatas lucieran su palmito más de la cuenta. Ésto extrañó a muchos, pues se antojaba como un acto de censura tras muchos años dando carta blanca a las compañías para que éstas tuvieran en sus stands los reclamos que consideraran adecuados para el producto que se quisiera promocionar.

Pero ya hay algo más que rumores y aumento de la talla de ropa de las RRPP. Hay un comunicado oficial que acaba sentenciando a cambiar drásticamente, por boca de Doug Lowenstein, presidente de ESA, al E3 tal y como lo conocíamos hasta ahora. La confirmación de la reducción de las pretensiones del evento para el año próximo y venideros entiendo que responde a un pacto entre las principales compañías, una especie de coalición mediante la cual todas acordaran el no continuar con la escalada presupuestaria para llamar la atención lo máximo posible en las ediciones venideras.

Para empezar, y por lo que se desprende del comunicado oficial, seguirá celebrándose en Los Ángeles, pero será un evento sólo para prensa. Así que los gigantescos stands, las largas colas para probar la última maravilla y demás notas comunes del evento durante todos éstos años pasarán seguramente a mejor vida. El E3 se centrará en las entrevistas, conferencias y talleres en los que la prensa desplazada al evento podrá probar con mayor tranquilidad de la acostumbrada los juegos que las compañías quieran presentar. Vamos, que tiene pinta de convertirse en una especie de Game Developers Conference.

Yo, personalmente, dudo mucho que la información que se da en un E3 no pueda ser compensada con la distribución de unos PressKits y unas betas, así como con entrevistas por email. Pero lo cierto es que la magia que se daba cada año cita en el Convention Center de Los Ángeles era lo más parecido al paraíso en la Tierra que un jugador podíavivir. Por desgracia para todos los jugadores, el E3 en su fórmula original parece que le ha llegado su hora. Pero para todos los que hemos tenido la suerte de asistir a alguna de sus ediciones, siempre vivirá en nuestros sueños. Descanse en paz.

  1. Totalmente de acuerdo, yo que queria haber ido algun otro año jeje, bueno, pues nada, esperemos que los periodistas nos informen bien… y lo hechare de menos… el primer E3 que sigo con mas intensidad y va y ya no habra mas :S

  2. Lástima no haber podido ir ningún año como Cristian, pero el megaevento para público tendrá que hacerse en uno u otro sitio. Los editores deben comprender que no existe negocio sin ellos y si el público demanda espectáculo hay que dárselo

  3. Pingback: Balance del TGS 2006 « AKIHABARA BLUES

  4. Pingback: Assassin´s Creed, candidato a la polémica « AKIHABARA BLUES

  5. Pingback: Un día más para el Tokyo Game Show at Akihabara Blues Magazine

  6. Pingback: La beta de Halo 3, a finales de primavera at Akihabara Blues Magazine

  7. Pingback: Nokia se prepara para triunfar at Akihabara Blues Magazine

Deja un comentario