Forza Horizon 2 es una gozada, de lo mejor de esta generación

Forza Horizon es una de esas rara avis que de vez en cuando nos sorprenden en el mundo de los videojuegos. Este título de velocidad, surgió como un spin-off / hijo bastardo de la afamada serie Forza Motorsport, con una doble intención.

forza motorsport 2

Por un lado, acercar la franquicia a un público más proclive al arcade, y por otro, adentrarse en el espinoso género de los sandbox de carreras. Sin lugar a dudas, fue una apuesta arriesgada, ya que el estandarte de Forza se apuntalaba en la simulación más exigente, y un giro radical en este sentido podía dejar al juego en tierra de nadie, repudiado por los fans de la saga, y alejado del nuevo target, el de aficionados a las persecuciones, los nitros y el tuning de la ubicua Need for Speed.

Turn 10 decidió entonces usar la base jugable de Forza 4, aligerarla de todo lo que la hacía exigente como simulador, y hacerla accesible a los aficionados -entre los que me incluyo- menos habilidosos, o que simplemente querían disfrutar del universo Forza desde otra perspectiva. Lo extraordinario fue la forma de hacerlo, ya que desde las primeras curvas que recorrías por su nuevo mundo, el juego dejaba claro que bajo aquellos polígonos corría el adn de su padre. El tacto, las físicas, la dulzura y precisión de su control no dejaban ninguna duda de dónde te encontrabas, al mismo tiempo que descubrías nuevas sensaciones, solapándose agradablemente sobre las viejas. Sensaciones que te empujaban a sobrepasar esos límites donde Forza Motorsport te penalizaba sin piedad, y que invitaba al menos diestro, a disfrutar del espectáculo de la velocidad sin el estrés de un simulador.

Forza Horizon supo encontrar ese equilibrio entre simulador y arcade, eliminando el extremo de cada faceta en una apuesta arriesgada, y que sorprendentemente dio como fruto a uno de los juegos más valorados y queridos por los fans del género, pero muy poco conocido fuera del entorno (de aquí su condición de «rara avis»).
Ahora, dos años más tarde y una generación por medio, nos encontramos con su vuelta a la carretera, con unas expectativas acordes a su predecesor y con la puesta de largo promocional que se ha ganado a pulso. Arrancamos motores.

Horizon 2 comienza dejando claro que su punto de partida es continuar donde las limitaciones técnicas de la anterior 360 dieron su máximo. Abandona la monocromática orografía de las montañas de Colorado, para trasportarnos a la Costa Azul, con una ficticia Niza como centro de partida. Este cambio amplía la variedad de los escenarios y sus posibilidades visuales, dejando claro desde la primera carrera que Horizon 2 quiere ser el estandarte del género. De entrada, sorprende la carga gráfica con la que Playground Games ha dotado al juego teniendo en cuenta su (ahora sí) carácter sandbox. Todo, absolutamente todo mantiene un detalle visual inédito hasta el momento, ya no en un juego de su condición (tened en cuenta que la mayoría del mapa es transitable), si no también fuera del género sandbox.

Forza Horizon 2 corre a unos increíbles 1080p a 30fps. (se han sacrificado los 60 de Forza 5). Y digo increíbles porque la suavidad con la que el entorno se desplaza ante nuestros ojos, sea cual sea la condición del momento, disimula tan bien esos 30fps, que juraríamos salta esa cifra. El implementado cambio climático de la lluvia es tan espectacular que en las primeras partidas nos distraerá de mantener la atención sobre la carrera, observando como el reflejo del entorno en charcos pasa ante nosotros con un realismo inusitado. Por supuesto, se mantiene el cambio día/noche, mejorado, y es que Horizon 2 va tan sobrado gráficamente, que se permite recrear fuera de la carretera lo que muchos no pueden hacer ni dentro de ella.

Respecto al desarrollo, sigue siendo fluido, intuitivo y claro, aunque con ligeros cambios. Ahora las carreras están agrupadas en campeonatos (168), y localizadas en 6 ciudades, pero se mantiene la progresión por pulseras de colores. Cada campeonato tiene entre 3 y 4 pruebas, y dichos campeonatos se van desbloqueando de forma secuencial (no vemos en el mapa más que los completados y actuales). Como es normal, cada campeonato exige una categoría de coche, el cual -en caso de no tenerlo- podemos comprar en el momento o incluso modificar las características de los que ya tenemos para adecuado al evento. Obviamente tenemos las dos formas de abordar cualquier sandbox, por un lado, el comentado, donde seguimos la ruta de localizaciones y campeonatos (el que podríamos llamar modo historia), y por otro lado, el modo libre, donde podemos explorar todo el escenario realizando pruebas secundarias, como las nuevas «experiencias vitales» (mini retos con vehículos concretos), encontrar coches perdidos que añadir a nuestro garaje, retar a drivatares, etc. Cómo no, podemos ir alternando ambas facetas a nuestro antojo.

En materia jugable, el añadido a destacar en Forza Horizon 2 es la inclusión de pruebas de campo a través, donde abandonaremos por momentos los caminos y carreteras para cruzar por parajes totalmente abiertos donde no hay un trazado marcado a excepción de los puntos de control obligatorios. Estas pruebas aumentan algo la dificultad (de por sí baja) del juego, ya que el control offroad en estas «eras» complica la conducción debido a lo abrupto del terreno, a la poca visibilidad que supone en muchos cruzar entre vegetación, y a los obstáculos habituales del entorno como vallas, árboles, graneros, etc., teniendo en cuenta que no tendremos marcados nunca el ancho del camino, al ser totalmente abiertos. Aún así, son tremendamente divertidas sobre todo en las partidas online, donde se le saca -a mi gusto- el auténtico partido.

Otro nuevo elemento, son los drivatares, importado de Forza 5, donde ciertos vehículos contra los que competiremos offline son réplicas virtuales de nuestros amigos, basados en su forma de conducir. Digamos que es una IA que aprende ciertos parámetros de nuestro estilo como la agresividad, forma de trazar, si somos limpios al adelantar, etc… y lo representa en uno de los vehículos que aparecerán tanto en las carreras, como el mundo abierto. No deja de ser una ilusión visual más que otra cosa, pero quizás sirva de motivación a más de uno, aparte de que disipa esa línea entre el juego offline y el online.

El modo online de Forza Horizon 2 no ofrece grandes novedades respecto a lo ya visto en otros juegos de género. Destacar que la transición entre el offline y el online se realiza de forma bastante transparente (sin salas de espera), pudiendo competir en partidas de hasta 12 jugadores (en modo libre o en grupo). Entre las pruebas (la mayoría son las carreras que competimos en offline) quiero destacar el modo infectado, un especie de «zombificador», donde uno de nosotros partiremos como infectado, cuya tarea será la de tocar otro vehículo, el cual pasará a nuestra condición zombie. Quiero reseñar que los modos online ofrecen una manera mucho más rápida de conseguir créditos que en el campeonato, importante para todos aquellos aficionados a coleccionar coches. También tenemos como novedad el poder crear un club donde apuntar a nuestros colegas, para competir con otros clubs, (o entre sus propios miembros).

Forza Horizon 2

¿Qué parte jugable sigue intacta del primer Forza Horizon? Las pruebas especiales (locurones donde competimos contra aviones o trenes), y otros que ya hemos comentado como los rivales a final de cada prueba (batir el tiempo que -en esta ocasión un amigo- ha realizado en ese trazado), Los coches abandonados (encontrar un vehículo en una zona determinada, el cual pasará a nuestro garaje) y los elementos coleccionables (radares y zonas de velocidad).

Respecto al apartado sonoro, me gustaría hacer énfasis en las radios que podemos sintonizar en nuestro vehículo , gracias a los acertados locutores que hacen más amenos los solitarios recorridos entre pruebas, amén de la nueva y fantástica emisora de música clásica, que consigue momentos de epicidad inéditos en el género.

Sobra decir que Horizon hereda de su padre otra de sus características principales: el catálogo de vehículos y su personalización. Si te gusta eso de llenar tu garaje, flipar de los coches con los colegas, subirlos a su máximo nivel y llenarlos de vinilos, aquí vas a tener más de 200 ejemplares con los que trastear. A estas alturas ya te habré dejado claro que Forza Horizon 2 me parece un juego imprescindible, y el más destacado en lo que llevamos de generación. La cantidad de horas de diversión que propone, unido a un acabado gráfico y ambientación que podría tildar de mágico, junto a su vocación por dejarse jugar y divertir, lo convierten en un título único e irrepetible. No es algo de lo que muchos juegos puedan presumir. [90]

Sello de Calidad AKB

    • Vaya pinta que tiene el juego… Si ya me gustó el primero y no pude jugar más de cinco horas, este parecer que le mejora en todo. Sigo pensando que el género de la simulación puede ser una verdadera locura en la Next Gen. Lo de 2K15 es para quedarse con la boca abierta, más esto y lo que se viene en los próximos años…

      Fotorrealismo, vamos.

      • Cada mecánica para lo suyo, Ross. Yo por mucho juego de mundo abierto que haya (y que me encantó el primer Horizon, que conste) no quiere decir que los juegos de competición en circuito ya sean «peores»… ni de lejos, vamos.

        Son simplemente distintos.

        Gran juego y gran texto, compañero!! 🙂

        • Claro, es algo personal. Este finde estuve con Drve Club y notaba que faltaba ese extra de viajar libremente, solo el por placer de encontrar algun sitio nuevo o disfrutar de la velocidad sin ningun reto de por medio. No son peores, pero ahora los veo limitados … 😉

  1. Hace poco compre la Xone con Forza 5 y recién salido también compre este FH2, y muy respetuosamente debo decir que no me gusto, tiene sus cosas buenas, pero decir que es lo mejor de la generación hasta el momento, pues como que vamos todos muy jodidos entonces, esto del mundo abierto ya lo habia inventado Criterion y mucho mejor, como dije anteriormente respetable analisis pero siento que este juego esta inflado a mas no poder, y haber cuando Turn 10 nos regala otra joya.

    • Criterion y su Burnout Paradise crearon un mundo abierto por carreteras, nada que ver con Forza Horizon 2, que te permite salir de ellas con total libertad.

      Tecnicamente es lo mas potente de esta generacion si tenemos en cuenta la relacion entre lo basto de su mapeado y su calidad grafica. Pongo como ejemplo a GTA 5, la bestia grafica de la pasada generacion si valoramos todo su conjunto.

      Luego, claro esta, ya entran los gustos de cada uno… si un juego no te entra, no hay nada mas que decir.

      Personalmente me ha parecido una obra de arte del genero por todo lo que es capaz de ofrecer y lo bien que lo hace.

    • Bueno, eso dependera de la categoria del coche y del campeonato, claro. Te puedo asegurar que la sensacion de velocidad es brutal. No es un arcade de nitros a lo nfs, pero esta muy conseguido en ese aspecto. Dale otra oportunidad con mas detenimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 6 =