Hablamos con Media Molecule acerca de Dreams

En el marco del Sonar 2018 de Barcelona, los chicos de Sony nos invitaron a un workshop para descubrir más del nuevo juego de Media Molecule (Mm): Dreams y la posibilidad de hablar con ellos sobre lo que es realmente Dreams: ¿un juego? ¿un engine? ¿un editor de niveles gamificado?

El workshop consistió en una demostración de cómo el “juego” es capaz de llevar una edición de terreno, sonido, animación, niveles y todo aquello que se os ocurra al nivel de PS4 y capaz de entenderlo un niño de 10 años. Es un juego, pero al mismo tiempo un engine en el que puedes crear o editar: niveles, sonidos, animaciones o todo aquello que quieras, simplemente con los botones de un mando de PS4 y a una velocidad de seleccionar objeto, arrastrar y pegar en el mundo.

Una vez esté en el mundo podremos clonar, variar, aumentar, rotar, animar, cambiar la textura, color, interaccionar con él, ponerle efectos de sonido, luces, ponerle áreas de efecto, triggers y todo lo que un motor actual de juegos como Unreal o Unity es capaz de hacer.

La creación a alto nivel como triggers, animaciones, sonidos etc. se hace vía blueprints, mismo sistema que Unreal engine, en el que una caja que dispara la acción se une a la acción que quieres que haga simplemente enlazándolas con una línea entre ellas, os pongo un ejemplo de lo sencillo que es:

Un ejemplo básico: al morir (rojo) se dispara una acción (azul)

Pero, si eso no fuera suficiente, Dreams cuenta con un editor de sonido que poco se diferencia de un referente en este sector: Pro tools, una de las mejores herramientas de sonido. Durante el workshop, pudimos ver cómo tras grabarnos, haciendo un sonido o nota, se usaban todas las grabaciones para crear efectos de sonido o incluso la música del nivel alterando tono, frecuencia, ritmo, instrumentos, efectos etc..

Dreams es un locurote muy loco que puede petarlo mucho

Durante la entrevista pudimos hacer varias preguntas de todo tipo como por ejemplo cómo definen ellos Dreams: ¿un juego, un engine, un engine gamificado? La respuesta es todo eso y más, ya que tienes la capacidad de jugar, editar o crear lo que juegas. Es un mundo en blanco en el que puedes compartir, mostrar, ponerte retos o superar los retos de otra gente. No hace falta que crees nada si quieres, puedes jugar la historia o jugar mundos creados por otros, puedes valorarlos y compartirlos con tus amigos.

Una de las anécdotas que nos contaron es como un equipo de 4 personas de Mm hicieron un juego, en tan solo 3 días, aprovechando los descansos de las presentaciones de empresa y con solo un kit de desarrollo. Todo lo que vi auguraba eso: facilidad de creación para la gente nobel y, al mismo tiempo, cantidad de opciones para aquellos más perfeccionistas dignas de un software de alto nivel.

Otra de las preguntas que hice fue sobre las licencias al usar Dreams, es decir, ¿podremos crear contenido y exportarlo a diferentes redes o medios para promocionarnos? la pregunta les pillo un poco de sorpresa, ya que no eran devs de código o temas legales, por lo que contestaron que estaban en proceso: todo lo que se hace en Dreams se comparte en Dreams o a través de la plataforma de Sony vía twitter, share, twitch etc. ya esa es su función: compartir con el mundo tus creaciones a través de las redes. El tema sobre licencias para exportarlo a otros medios, o fuera de Dreams, es algo complicado que están mirando junto a un filtro para evitar contenidos no deseados.

También les preguntamos sobre LBP4 o sobre como sobreviven tras 5 años de Teraway y con una sonrisa nos dijeron que tienen mucha suerte de tener un estudio que es auto-suficiente con libertad creativa para crear productos como estos y que esperan que el lanzamiento sea tan bueno como creen. Sobre LBP4 ya dijeron que no tenían constancia de nada.

Durante el workshop se intuía que la mayoría de acciones con el Dualshock estaban adaptadas a ser usadas con el Sony Move, por lo que les pregunté por el tema VR ¿solo en el modo historia, el modo creación o todo? la pregunta no les vino de nuevo ya que nos comentaron que en principio tendrá soporte pero no de salida, más que nada porque están en proceso de adaptarlo ya que lo ven muy natural a los mandos y al entorno virtual.

Una ventana abierta que espero que los padres e instituciones lo aprovechen

No nos dio tiempo a más, pero aun así el workshop nos demostró que Dreams hay que tenerlo en cuenta en muchos aspectos: puede ser lo más pequeño que quieras y una bestia muy grande, en cuanto a nivel de edición, según el usuario, en cualquier campo. Este “juego” es tan carne educacional que asusta: es capaz de usarse en Gamejams, en entornos de educación para que niños desarrollen su imaginación, que entiendan como se hace un videojuego, que simplemente experimenten o a nivel psicológico para expresar o controlar emociones, me pareció una auténtica maravilla.

Desde aquí agradecer a Sony la oportunidad tanto de ver más de cerca Dreams como de poder hablar con la gente de Media Molecule.

Deja un comentario