Cosmic DJ soluciona tus problemas con música

¿Te ha pica el gusanillo de ser pincha y crear tus propias sesiones platos en mano? Pues con Cosmic DJ no lo conseguirás, pero igual que Guitar Hero y Rock Band te ayudaban a sentirte, por momentos, como un Hendrix, un Ulrich o un Grohl, en el juego de GL33k acabarás creyendo que tienes “algo” y quien sabe, quizás sea el principio de algo mayor.

Cosmic DJ

Donkey Kong Country Returns, Metroid Prime 2: Echoes, Uncharted 3 y Red Orchestra 2 son solo algunos de los muchos videojuegos en los que el estudio GL33k ha participado en labores de diseño de audio. El curriculum de este equipo compuesto únicamente por cinco trabajadores no es cosa de broma y el lanzamiento de Cosmic DJ no es un simple experimento para comprobar como es lanzar tu propia obra, es toda una declaración de intenciones para dejar clara la dirección que estos desarrolladores independientes pretenden tomar hacía la elaboración de aplicaciones de composición de audio.

Llamar videojuego a Cosmic DJ es quedarse realmente en la superficie, pues más bien es una herramienta con la que crear composiciones musicales de una forma divertida, cómica y amateur. Empeñamos el papel del “DJ Cósmico” un ente capaz de manipular el universo a través de “EL PODER DE LA MÚSICA” (os juro que las mayúsculas están justificadas) y después de obedecer las razonables ordenes de un omnipresente narrador (ayudarle a sobrellevar la eternidad con una buena fiesta) tendremos que acabar con el archienemigo de turno que quiere cortarnos el rollo con su música cutre.

Cosmic DJ

Cosmic DJ se aleja mucho de la concepción de “Imagina ser David Guetta” que tenía DJ Hero de FreeStyleGames y Activision. Aquí no ponemos a prueba nuestros reflejos intentando acertar notas de colorines que van a acercándose en una barra deslizante, aquí las notas de colorines las creamos nosotros. En la versión de Steam Early Acces a la que hemos tenido acceso encontramos un fragmento de lo que podríamos denominar “modo campaña”. Una vez superamos el tutorial y aprendemos los dos tipos de control de Cosmic DJ toca ponerse manos a la obra.

Para salvaguardar el ambiente festivo que reinaba en el cosmos antes de la llegada de nuestro archienemigo deberemos componer una serie de temas haciendo uso de unos sonidos predeterminados que van cambiando entre cada base musical que nos ponen delante. Hay dos formas de integrar dichos sonidos en las bases; usando el secuenciador de pulsaciones, que asigna distintos tonos y tipos de un instrumento o sonido (ladridos, besos, voces, etc…) a las teclas z, x y c del teclado; o bien con el secuenciador manual que nos permite asignar a cada segundo distintos sonidos marcando las casillas correspondientes en el tablero que tendremos a nuestra disposición, os podéis hacer una imagen más clara con las imágenes que hay a continuación.

Una vez hemos superado una fase con sus distintas etapas el juego mezclará todo en una única composición y nos dará la opción de escucharlo mientras nos permite dibujar a mano una carátula con pinceles y pegatinas para más tarde ponerle un nombre y un artista y convertir ese tema a .mp3 y guardarlo en nuestro PC para su libre publicación donde nos apetezca, lo que nos parece una idea extraordinaria. A continuación tenéis un ejemplo de un tema propio subido a Soundcloud.

Cosmic DJ apunta a ser un fantástico pasatiempos para todos los que quieran crear sus propias mezclas musicales de forma amateur sin necesidad de enredar con complicados software de mezclas y sin conocimientos de música. A su vez permitirá a los más experimentados crear auténticas maravillas con su modo libre que permite elegir los sonidos que queremos usar para así crear composiciones 100% originales que guardar y publicar, porque hay un detalle importante que suma puntos a la experiencia de Cosmic DJ, todo lo que creamos está libre de derechos de autor y podemos usarlo donde queramos.

Deja un comentario