Impresiones con Wii – Tony Hawk’s Downhill Jam

La franquicia basada en el skater Tony Hawk ha sido santo de mi devoción desde su segunda entrega y años tras año he ido probando las novedades que incluía, cada vez menos, hasta acabar saturado. Así que esperaba con ansias probar el giro que para la saga representa la aparición de Wii. Y estas son las impresiones…

La gran revolución que sacudió las populares aventuras de los skaters más famosos de la Costa Oeste, fue la desaparición del límite de dos minutos que teníamos para cumplir las misiones. Con la abolición del fastidioso cronómetro se ampliaron las posibilidades, la exploración, la interacción, la dificultad… mejoraron un sistema de juego que ya de por sí era divertido. Y ahora que las máquinas no-Nintendo han recibido la enésima versión del juego, el que peores notas se está llevando desde su debut en N64 y PSOne, cuando ya no solamente cansa el sistema de juego sino que ha empeorado el diseño de los niveles debido al saturamiento anual de lanzamientos, la aparición de un nuevo estilo para Wii, con muchas influencias y parecidos a los divertidos SSX Tricky, me llamaba mucho la atención.

Tuve la oportunidad de probar dos niveles del juego, colina abajo, carreras frenéticas en las que importaba más la velocidad que los tricks que pudieras hacer. Gráficamente, y espero no equivocarme si digo que ésta ya no era una beta del juego sino una versión final, mostraba puntos fuertes y débiles. Entre los primeros, el modelado de los personajes y las animaciones me parecieron bastante llamativos, más si tenemos en cuenta el nivel visual de otros títulos mostrados; en segundo lugar, la sensación de velocidad, muy conseguida. El juego es rápido, tanto que a veces puede resultar confuso por qué camino seguir o por qué atajo acortar. Entre las debilidades, el diseño de los escenarios, las texturas aplicadas, el volumen de objetos pequeños como árboles o farolas y la visibilidad del horizonte, todo ello bastante mejorable.

El juego es muy sencillo de controlar, se coge la velocidad de forma automática, tenemos un turbo y dos botones para hacer tricks junto a la cruceta digital. Moviendo el wiimote hacia un lado u otro, el personaje hace lo propio, y agitándolo nos levantamos del suelo tras una caída. Responde francamente bien, probablemente debido a una buena calibración de la sensibilidad no aplicada en otros títulos mostrados.

El sistema de tricks, al ser menor el número de botones que se usan y también el estilo de juego, es bastante más limitado, pero se puede grindar por casi todos los sitios; es más, era difícil acabar fuera del circuito, puesto que en los dos que pude probar tras ejecutar un ollie por lo que parecía un abismo acabé grindando unas vías de tren y unos cables de alta tensión.

Me gustaría decir que Tony Hawk´s Downhill Jam es uno de los mejores títulos del catálogo de Wii, pero tras leer las reviews estadounidenses me es imposible. Es divertido, su estilo jugable se adapta más que bien al controlador, tiene velocidad… pero tiene bastantes defectos imposibles de ver en una demo y en tan corto espacio de tiempo. Aun así, fue una alegría ver que el mando se lleva más que bien con determinados estilos de juego.

Enlaces Presentación Oficial de Wii en España

Deja un comentario