Knack 2: la jugabilidad por delante de todo

No contaba con el título entre mis futuribles, pero ha llegado a mi por casualidad la secuela de Knack, título de lanzamiento de PS4 y que no llegó a colmar las expectativas que se habían puesto en él, tanto de manera jugable como técnica. Veremos si lo consigue este segundo intento de Japan Studio de crear un gran plataformas.

Este Knack 2 comienza con un nivel que explica lo ocurrido en la primera entrega. La verdad es que es de agradecer, puesto que yo no he llegado a jugar al primer título. A continuación tenemos un salto en el tiempo que nos sitúa 6 meses más tarde, para así comenzar la historia de esta segunda parte. La verdad es que el argumento y la estética pueden parecer infantiles, pero tras jugarlo, merece la pena.

El primer título se ganó fama de repetitivo, pero este Knack 2 es diverso, pasamos por diferentes localizaciones, cada una con sus características únicas. Algunas zonas se caracterizan por contar con más combates, otras más plataformas… La verdad es que algunas fases parecen inspiradas en otros pelotazos de Sony como Uncharted o Horizon. No se, igual es cosa mía, pero es lo más soso que he encontrado en mucho tiempo.

El control es sencillo, el combate no es nada complicado, con combinaciones de golpes o ataques en salto como característica más enrevesada. Los puzles se reducen a cambiar a Knack de tamaño, no encontrando nada que pueda cortar el ritmo del juego. Algo que sí me parece ligeramente pesado son la cantidad de Quick Events, dando la impresión que han abusado un poco de ellos. Considero que la cámara es un aspecto vital en un videojuego y aquí nos encontramos con una fija. La verdad es que en alguna ocasión (más de las que me gustarían) te deja vendido tanto en combates como en las plataformas. Ya sea por ángulos muertos o por cambios de plano extraños. Una pena.

Knack 2 cuenta con una progresión adecuada en cuanto a como vamos obteniendo los diferentes movimientos nuevos, poderes diferentes o enfrentando enemigos más poderosos. Nos encontramos con un árbol de habilidades con cuatro ramas o caminos. Que nadie se asuste, esto es un plataformas y queda bastante lejos de la profundidad de los RPG. Para alargar la duración de Knack 2 existen coleccionables, reliquias, baúles, arenas de combate, modo contrarreloj…Para mí que suelo intentar el Platino de la mayoría de juegos que empiezo, son suficientes, no parece un trofeo para nada rápido de desbloquear.

En cuanto al apartado gráfico, Knack 2 es correcto, sin alardes gráficos. Detalles como las piezas de Knack, algunos efectos de luz o las físicas, brillan en unos escenarios pequeños, planos y no muy originales. En cuanto a técnica el juego se mueve a 50-60 fps con alguna bajada que otra. De hecho Knack 2 te da la opción de poder jugar a 30 fps estables. Donde no hay pegas es en el sonido: nivel sonoro el juego es excelente. Lo que primero llama positivamente la atención es escuchar a Knack con la voz de Hugh Jackman. Los efectos y la música son muy buenos, adecuados a cada fase del juego, y proporcionan una gran inmersión en el juego.

En resumen, en Knack 2 la jugabilidad es lo más importante, muy por delante de la historia. Pese a ello, cuenta como directora con Marianne Krawczyk (guionista en God of War), que no es poco. Posee algunos giros de guión pero de momento ninguno ha sido espectacular. Lo malo es que, a pesar de mejorar a la primera entrega, sigue sin ser un producto redondo, puesto que todavía en ocasiones peca de repetitivo. Knack 2 es accesible para cualquiera y además cuenta con un multijugador que tengo pendiente de probar.

Deja un comentario