La Atari sigue viva

Buscando información de los premiados a los mejores juegos independientes del año me he encontrado con un emotivo homenaje artístico a la Atari VCS (también conocida como Atari 2600). El artista Ian Bogost ha creado un cartucho en el que se dan cabida cuatro juegos que no van de pensar, ni de resolver puzles ni disparar. Son meras ventanas de observación a un mundo en 8 bits. Cuatro juegos, cuatro poemas, uno para cada estación, que se pondrán a la venta bajo el nombre A slow year tanto para PC como para MAC junto a un emulador y, agarraos los machos, para la propia Ataris 2600 en un cartucho de edición limitada. Si queréis más información, en su web oficial

Deja un comentario