1. La verdad es q si, es hortera un rato. Quién demonios se va a comprar la edición especial con un aliciente como este?? Si es que lo pones en el mueble junto a las demás frikadas y las visitas se rien fijo.

  2. Pingback: Los trece dieces de Famitsu | Akihabara Blues

Deja un comentario