Los magos usan Move en Sorcery

Cuando se presentó PlayStation Move, el juego con el que intentaron vendérnoslo fue Sorcery (desarrollado por The Workshop y Santa Monica Studio). El problema ha sido que dicho juego ha salido a la venta casi dos años después que el control de movimiento de PS3 y que a pesar de la espera y aún siendo entretenido, no es tan bueno como cabría esperar.

Sorcery
La historia del juego se centra en un aprendiz de mago llamado Finn y la gata parlante de su maestro, que le acompaña en todo momento. Como en toda historia de jóvenes magos que se precie, Finn hace una travesura contraviniendo las órdenes de su maestro que le lleva a vivir una gran aventura. Es un argumento bastante típico que no aporta nada sorprendente, pero sirve como escusa para progresar en el juego. Simplemente cumple su función.

Sorcery
Se trata de un juego de aventuras bastante lineal, demasiado quizá. Aunque visualmente los escenarios son muy amplios, nuestra libertad de movimiento es muy reducida. Durante todo el juego existe la sensación de estar recorriendo un pasillo y sólo en algunos puntos hay un camino alternativo de unos pocos metros nada más, a veces abierto y otras que hay que desbloquear mediante el uso de una magia, aunque siempre de forma muy evidente, que esconden un cofre con dinero y objetos. El juego no necesita un mundo abierto, pero sí se echan en falta unos escenarios con una variedad más amplia de caminos en los que perdernos.

Sorcery
El control del personaje se puede realizar con el stick analógico izquierdo del Sisaxis/DualShock 3 o, si disponemos de uno, con el stick analógico del Mando de Movimiento del Move, que resulta más cómodo para sujetarlo sólo con la mano izquierda. Se agradece que vayan saliendo juegos que utilicen este mando. Hasta ahora lo había utilizado muy poco, sólo con el Under Siege, un juego de estrategia en tiempo real muy entretenido, desarrollado por la empresa Seed Studios, afincada en Oporto.

El personaje se mueve bien por el escenario, aunque yo habría eliminado el botón de esquivar, que lo veo bastante innecesario y habría puesto en su lugar uno para saltar que junto con unos pequeños cambios en los escenarios para poner algunas plataformas sencillas, le habría dado mucha más vida a la exploración. Con el L2 se saca un escudo y con L1 se controla la cámara. Con una pulsación, ésta se coloca detrás del personaje y, si se mantiene pulsado, podremos girar la cámara a derecha o izquierda moviendo el Move. Se echa de menos poder bajar y levantar la cámara para contemplar mejor el entorno que nos rodea. Al principio cuesta bastante hacerse a la cámara, pero una vez acostumbrados, se controla bastante bien. Eso sí, algunas veces la cámara se coloca automáticamente detrás de un muro y no nos deja ver absolutamente nada hasta que nos movemos. Este fallo no ocurre demasiadas veces, pero resulta muy molesto.

Sorcery
El punto fuerte del juego se encuentra en el uso de las magias. El ataque normal del personaje es un rayo arcano. Mediante un gesto del Move lanzaremos una bola púrpura hacia la posición de la pantalla a la que hemos apuntado, en línea recta o haciendo una parábola para esquivar los elementos que se encuentren entre nosotros y nuestros enemigos. El juego cuenta con cierto grado de auto-apuntado que ayuda a que el combate sea más fluido, pero nos obliga a apuntar a la zona aproximada donde se encuentra el objetivo, para no hacerlo todo demasiado fácil.

Junto con el ataque básico se van desbloqueando a medida que se avanza cinco tipos de ataques elementales: tierra, hielo, fuego, viendo y rayo. El primero de ellos es el más inútil de todos, sólo sirve para quitarle el escudo a los enemigos que lo lleven, que además hacen pocas apariciones a lo largo de toda la aventura y una vez desbloqueado el ataque de hielo, no hace falta su uso para derrotar a esos enemigos. El resto sí resultan muy interesantes y tanto el de fuego como el de rayo se pueden combinar con el de viento para hacer ataques más poderosos.

Sorcery
Desperdigados por el escenario se encuentran multitud de objetos que nos aportan dinero si los rompemos, así como cofres (normalmente escondidos) que nos dan, de nuevo, dinero, pero también objetos para vender e ingredientes para realizar pociones. La evolución del personaje no es automática ni se va subiendo de nivel, se realiza mediante el consumo de pociones que debemos cocinar nosotros mismos. Hay una amplia colección de recetas, cada una con una mejora diferente para el personaje. Para hacer una poción es necesario un frasco vacío y tres ingredientes distintos, que se pueden encontrar por el escenario en los cobres antes mencionados o comprárselos a un vendedor que aparece de forma bastante frecuente a medida que avanzamos en la historia.

Durante la partida tendremos recursos suficientes para hacer aproximadamente la mitad de los tipos de pociones disponibles. Me parece acertado que no se pueda maximizar los poderes del protagonista, para darle un poco más de importancia a este tipo de evolución del personaje. De esta forma, nos centramos más en lo que de verdad nos interesa y se adapta mejor a nuestra forma de jugar. De todas formas, me hubiera gustado que hubiera un New Game+ que nos permitiera volver a empezar la partida en el mismo nivel de dificultad conservando los progresos de la partida anterior para poder ver el máximo potencial del protagonista. Una vez completado el juego en un nivel de dificultad, no tiene sentido limitarlo en la siguiente partida. Por desgracia, este modo, que sería un buen incentivo para volver a jugar, no existe.

Sorcery
Sorcery hace uso del Unreal Engine 3 para su apartado gráfico. Técnicamente no tiene nada que sea realmente espectacular, es bastante sencillo. Donde destaca es en la dirección artística de los escenarios, realmente bonitos aunque poco variados. El juego no es muy largo y a lo largo de la aventura sólo visitamos seis o siete localizaciones distintas.

El diseño del protagonista es bastante genérico. No hay gran variedad de enemigos, pero resultan lo suficientemente variados para que no se hagan monótonos y están perfectamente integrados con la ambientación del juego.

Sorcery
La música y efectos de sonido acompañan perfectamente. Al final es lo que digo casi siempre sobre este apartado en todos los juegos, así que no se cómo de útil puede serle a la gente. La música es buena, pero no va a ser una banda sonora que lleve conmigo a todas partes como sí hago con otras.

Los diálogos están doblados al castellano. A mi no me importa que los audios lleguen en inglés, pero siempre se agradece que los juegos lleguen en nuestro idioma. Y en este en concreto, en el que el protagonista y la gata pasan mucho tiempo conversando, incluso mientras jugamos, aunque sean frases cortas, ayuda a la inmersión de aquellas personas que tengan la necesidad de leer subtítulos. En la contraportada de la caja pone “Doblado por el mago Jorge Luengo“. No me gusta nada este tipo de decisiones de marketing, prefiero un doblador profesional antes que un famoso para vender el juego, famoso, que en este caso, no conocía (o pensaba que no conocía, porque tras buscarlo en Internet resultó que ya lo había visto antes). Yo es que soy más de Tamariz. Por suerte, el chico no lo hace mal. Su voz le pega bastante al personaje y no se notan cosas raras como ocurre con otros famosos que se meten a dobladores.

En el nivel de dificultad normal, he encontrado el juego muy sencillo. Por suerte, hay otros dos niveles de dificultad mayores que aún no he probado. También hay una dificultad más baja. Imagino que serás inmortal o algo así, porque si no, no me explico cómo pueden hacerlo más fácil.

Sorcery me ha parecido muy entretenido y con muy buenas ideas, pero muy desaprovechadas. Con una mayor libertad en los escenarios y una duración un poco más larga, habría sido un juego mucho mejor. De todas formas, hoy por hoy, hay pocas alternativas en el catálogo general para Move y ninguna en el caso particular de las aventuras. Es una buena compra para amortizar el periférico y no resulta aburrido en ningún momento, así que sin ser un juego destacable, puede dar unas cuantas horas de diversión. [70]

  1. Yo quería pillarme el move con este juego, pero lo he visto tal vez demasiado infantil y lo que es peor, plano. ¿Me recomendarías pillarme el move por este juego?

    • ¿Comprar el Move sólo por un juego? No. Pero no lo recomendaría por este ni por el mejor juego del mundo. Bueno, a lo mejor por el mejor juego del mundo sí…

      Ahora en serio, el juego está bastante bien, es entretenido y probablemente te va a gustar, pero yo creo él solo no justifica la compra del periférico. Aún gustándome el juego, la verdad es que esperaba algo más de él.

      La verdad es que como yo ya tenía el Move y el juego ha salido a precio reducido, para mi ha supuesto una buena compra.

      Mira el catálogo de juegos que hay para Move (tanto los propios para el dispositivo como los adaptados para este, como pueden ser el Heavy Rain o el RE5 Gold Edition, por poner un par de ejemplos) y si hay varios juegos que te interesen, entonces adquiere el mando. Si lo vas a comprar sólo por este juego, yo igual esperaría al día sin IVA de algún comercio para que me saliera más barato XD

      • Soy canario, sin IVA siempre XDDD
        Bromas aparte, me pasa que; al igual que con PSvita y 3DS, me estoy reservando la guita para un juego que me llame realmente la atención de este periferico(si no me lo compro tampoco me muero), y le había dado el beneficio de la duda a Sorcery cuando fue anunciado. Visto lo visto me da que no me compraré el Move never!!

  2. No sé qué le veis de malo a que exista una brújula en el juego, me parece bastante realista. Otra cosa es que, por ejemplo, no se tenga desde el principio y haya que conseguirla de alguna manera o que te marque todas las ubicaciones del mapa, que sí chafaba algo la experiencia de exploración.

    • Creo que pusiste el comentario en el artículo equivocado. En el Sorcery no hay brújula (tampoco la necesita, ya que la exploración es escasa y le quitaría gracia a buscar los objetos ocultos) XD

Deja un comentario