Microanálisis Facebreaker (PS3)



Estos es todo lo que debes saber para jugar a Facebreaker, el primer sello de la franquicia EA Freestyle y que viene apadrinado por el mismísimo Peter “Tatoo” Moore, quién podemos decir que se ha estrellado estrepitosamente contra la lona. Los motivos son muchos y variados, pero con uno que destaca por encima de cualquier consideración: el combate entre el hombre y la máquina es cualquier cosa menos justo.

Los videojuegos convencionales están repletos de condicionales en las entrañas que les dan vida: los scripts. “Si pasa por aquí, hay un muro invisible para que no avance”; “si se aproxima a este edificio, los soldados comienzan a disparar”. En la habilidad del diseñador y/o del programador está la clave para que ese esqueleto que conforma la experiencia de juego sea lo menos visible posible al usuario que va a la tienda, adquiere el título que le gusta y se va a casa a disfrutarlo. Pues bien, Facebreaker es el maniquí que estaba colgado de una percha en la clase de Ciencias Naturales.

Los que hayáis tenido la oportunidad de probar la demo es probable que repararais en ello, pero en la versión final, al haber más boxeadores disponibles, es imposible pasarlo por alto. Cada luchador tiene su táctica de combate, única y exclusiva que sólo varía cambiando el nivel de dificultad. Y, por consiguiente, su respuesta a los estímulos que introduzcamos a través del mando de control, es siempre la misma. Hay personajes a los que es imposible y, digo total y absolutamente imposible, atizarles sólo un gancho. ¿Por qué? Porque cada vez que pulsamos el botón triángulo su respuesta es dar un golpe en carrera que es más efectivo.

null

Hay luchadores que siempre, y cuando digo siempre es todas y cada una de las veces que lo intentes, que les lanzas un golpe rápido bajo lo bloquean y contraatacan con un puñetazo idéntico, bajo y rápido. Si consigues parar ese puñetazo, podrás golpearlo una vez, pero la segunda vez que intentes esa técnica volverá a bloquearlo. Eso es que ha aprendido, podría pensarse; pues no, y es más sencillo que eso: está programado para que le técnica no pueda funcionar dos veces seguidas.

Y en eso consiste básicamente Facebreaker, una competición totalmente arcade sin modo historia ni nada que se le asemeje, en la que debemos averiguar el script de cada personaje para poder vencer. Si lo aprendes y además eres capaz de ejecutarlo suficientemente rápido pasarás los combates con la gorra. Y ya os digo yo que en cuanto sube el nivel de dificultad un poquito las somantas que te llevas son gordas.

¿Tiene cosas interesantes? Habrá quién acepte su estilo visual humorístico y con aspecto de cómic, pero sinceramente, ni técnica ni artísticamente está a la altura ni de la casa que lo ha sacado a la luz ni de la de la máquina que lo hace correr. Hay muy pocos personajes y con muy pocas animaciones y lo mismo ocurre con los escenarios, escasos y poco definidos, sin personalidad. Y a nivel sonoro, mejor la música que los efectos, aunque sin ser sobresaliente, y donde destacan temas de Gogol Bordello o The Go! Team y muchas promesas indies.

nullLos boxeadores más descargados del momento

Y hablando de promesas, sí, podemos atizarle a Peter “Tatoo” Moore, que se lo merece por haber dado el visto bueno a Facebreaker, y cuya presencia facial en el juego (si fuera corporal no me atrevería a pronunciar estas palabras) es como entonar un mea culpa ante un título que no cumple ni de lejos la mitad de las expectativas generadas. Únicamente la posibilidad de descargar personajes creados por la gente de los servidores de EA (Obama, Chuck Norris y The Joker están entre los más populares) y el disfrutar online con algún amigo sin más scripts programados que el de la charla de “eres el mejor colega del mundo” de los sábados noche aparecen en el lado positivo de la balanza. Y no, no es ni por asomo suficiente para alcanzar el aprobado.

n

n

{democracy:53}
  1. [quote comment=»137695″]¿Pero lo has jugado en multi y con un par de cervezas en el cuerpo? A mi me ha gustado, hacía tiempo que no me daba un tirón en la barriga riendome.[/quote]

    Si, pero en lugar de con cervezas, con mojitos…. y sigue siendo igual de malo.

  2. [quote comment=»137696″][quote comment=»137695″]¿Pero lo has jugado en multi y con un par de cervezas en el cuerpo? A mi me ha gustado, hacía tiempo que no me daba un tirón en la barriga riendome.[/quote]

    Si, pero en lugar de con cervezas, con mojitos…. y sigue siendo igual de malo.[/quote]
    LOL
    A mi me ha pasado como a Luis, me llamaba la atención, probé la demo, la borré y me olvidé del juego.

  3. [quote comment=»137697″][quote comment=»137696″][quote comment=»137695″]¿Pero lo has jugado en multi y con un par de cervezas en el cuerpo? A mi me ha gustado, hacía tiempo que no me daba un tirón en la barriga riendome.[/quote]

    Si, pero en lugar de con cervezas, con mojitos…. y sigue siendo igual de malo.[/quote]
    LOL
    A mi me ha pasado como a Luis, me llamaba la atención, probé la demo, la borré y me olvidé del juego.[/quote]

    Sin ir mas lejos, los Ready2Rumble de dreamcast eran mejores.

  4. [quote comment=»137700″]
    Sin ir mas lejos, los Ready2Rumble de dreamcast eran mejores.[/quote]

    Totalmente de acuerdo;y me ha pasado como al resto,primero me llamó la atención…hasta que lo probé.XD

  5. Pingback: Primer trailer del juego que se ve “diez veces mejor que la anterior parte” | Akihabara Blues

Deja un comentario