[Microanálisis] Lost Odyssey para Xbox 360

Microsoft, seguramente por su vítola de dominadora occidental, lo ha tenido complicado a la hora de vender su producto en Japón. Pero, más allá de tirar la toalla, han apostado por apoyar a los desarrolladores nipones y dotar a sus consolas de videojuegos que estén enfocados casi específicamente al público del Sol Naciente. Dead Or Alive 3 y 4, Dead Or Alive Xtreme Beach Volley y Ninja Gaiden fueron algunos de los títulos de corte oriental en la primera Xbox. En 360 Microsoft ha querido apostar aún más fuerte y ha contado con auténticos pesos pesados de la industria como Tetsuya Mizuguchi y, sobre todo, con Hironobu Sakaguchi, considerado como el máximo responsable de la serie Final Fantasy hasta su salida de Square-Enix para formar su propio sello, Mistwalker.



El interesante Blue Dragon fue su primera creación para 360. Y ahora llega Lost Odyssey, un juego con un aspecto mucho más adulto que Blue Dragon, más cercano a la serie que encaramó a Sakaguchi a lo más alto de los RPG japoneses. Tanto es así que jugar a Lost Odyssey producirá un continuo deja vu a los seguidores de Final Fantasy. Hasta los menús recuerdan enormemente a los del producto estrella de Square-Enix. Y el hecho de no poder salvar la partida cuando queramos, sino en puntos determinados de los escenarios, o que los combates ocurran aleatoriamente (algo superado en FF XII), me parece algo neandertalesco, impropio de la Next-Gen, como tampoco comparto la inapropiada y desalentadora curva pared de dificultad, al enfrentar al jugador casi de buenas a primeras a dos Bosses bastante duros. Parece que tantos años de hacer Finals no han servido para que Sakaguchi sienta la necesidad de innovar…

En Lost Odyssey encontramos secuencias cinemáticas intermedias e interminables (aunque se pueden saltar pulsando primero start y después select), un argumento – un inmortal que pierde la memoria y busca recuperarla- repleto de millones de matices, de NPCs con los que interactuar y de secundarios con los que aliarse y Kaim, el protagonista que, inexplicablemente, puede morir durante los combates – aunque resucita a los pocos turnos si le queda algún compañero vivo. Y todo ello sembrado con decenas y decenas de horas de juego y cientos de secretos a revelar. La visión de Sakaguchi cuenta con todos los ingredientes de un Final Fantasy, pasando por el repiqueteo constantecom del botón X buscando tesoros en todos los jarrones y baúles que ecuentres por el camino. Como recurso de ayuda, el personaje principal se girará automáticamente cuando pase por delante de objectos con los que pueda interactuar.

Como buen RPG japonés, Lost Odyssey está planteado como una historia interactiva en la que las secuencias no interactivas llevan todo el peso en lo que respecta al desarrollo de la historia. Por desgracia, las cinemáticas no son lo único que interrumpirá la acción, pues el flow del juego se ve continuamente cortado por unas molestas cargas, que aunque breves se producen aproximadamente cada 5 minutos, lo que tardemos en acceder a la siguiente zona o entrar en un recinto cerrado al estilo.

El gran logro de Lost Odyssey es el conseguir que el jugador conecte emocionalmente con los personajes, que se sienta muy cercano a Kaim y no ceje en el empeño de conseguir devolverle todos los recuerdos que el inmortal perdió, aunque la mayoría de sus memorias sean francamente tristes. Lo que pasa es que ese vínculo emocional se establece en las no interactivas y no en los momentos en que controlamos al personaje, amparándose la historia una vez más en recursos literarios y cinematográficos para establecer la comunicación emocional con el jugador, en vez de permitir que éste tome sus propias decisiones o marque su destino con sus acciones. En cualquier caso, he de decir que pocas veces he sido emocionalmente tocado por un videojuego, y en el juego de Mistwalker cada uno de los recuerdos de Kaim me ha puesto los pelos de gallina. Eso sí, debido a que son tan numerosos, se agradece la posibilidad de saltarse las secuencias de recuerdos para poder seguir con el hilo argumental, reservándonos la opción de poder descubrirlos posteriormente.

A nivel técnico combina momentos de gran esplendor con otros bastante más mediocres, como el hecho de que durante los combates las voces de los jugadores no encuentren eco en las animaciones faciales de los personajes, permaneciendo éstos impertérritos durante sus alegatos pre y post batalla. Estos altibajos técnicos evitan, quizá, el valorar como corresponde a algunos detalles francamente reseñables, como la elegancia del conjunto en si. La banda sonora es muy correcta, aunque como el resto del juego llega a caer en los vicios de los Final Fantasy. A nivel sonoro, impecable. Nobuo Uematsu, otro viejo conocido de Square-Enix, borda unas partituras mágicas, envolventes, que, como el resto del juego, podrían formar parte perfectamente del último juego de la Fantasía Final . Por cierto, para los que gustan de reclamar el doblaje original, Lost Odyssey puede ser escuchado en Japonés además de en inglés. El castellano, eso sí, brilla por su ausencia, al menos en las voces.

Lost Odyssey es lo más parecido a un Final Fantasy (obviando el MMORPG XI) que un poseedor de Xbox tendrá, por lo menos a corto/medio plazo. Con todas sus virtudes y defectos, la producción de Mistwalker es una buena opción si eres un amante de los RPG nipones y tu consola es la 360. Pero si ya tienes una PlayStation 3 ó 2, que sepas que los últimos Final Fantasy me parecen superiores en la mayoría de los apartados, excluyendo quizá la parte artística y definitivamente la parte técnica, aunque ésta no es sobresaliente. Sin ir más lejos, las caídas en la tasa de animación son frecuentes, aunque bien es cierto que las animaciones faciales y el modelado de los personajes es más que meritorio.

Enlaces de interés:

Página oficial de Lost Odyssey
Otras opiniones
Videos de GameTrailers

  1. Muy buen análisis y me ha encantado la reflexión sobre la forma de narrar, opino exactamente igual, parar para contar algo no debería ser la forma narrativa predominante en los videojuegos.

  2. Muy pero que muy buen análisis. Hasta ahora la mayoría de los que había leído se centraban únicamente en soltar puyazos sobre lo negativo del juego (que tiene bastante), pero coño, tan malo el juego no es.

    (Lo firma uno que prefiere los FF clásicos, que conste :P).

  3. por que todo el mundo compara este juego con final fantasy? no lo entiendo…ademas este le da mil millones de patadas a final fantasy X, XI,XII y XIII

  4. [quote comment=”117294″]por que todo el mundo compara este juego con final fantasy? no lo entiendo…ademas este le da mil millones de patadas a final fantasy X, XI,XII y XIII[/quote]

    El XIII que yo sepa no ha salido aún XD

    Y si se compara con los Final Fantasy es con fundamento, primero porque el director de este juego es el mismo que el de los últimos Final (menos el XII) y porque el juego en si es básicamente lo mismo que cualquier Final.

  5. Me parece un analisis poco acertado pero cada uno opina a su manera.
    Ami los turnos me siguen pareciendo un buen sistema y no lo veo pasado para la nueva next-gen.
    Y este juego me esta gustando 10 veces mas que el poco interesante final XII por poner un ejemplo de innovacion.

    Lo mejor para mi, la historia, es genial y lo mas importante en estos juegos.

    Un saludo.

  6. [quote comment=”117556″]Yo no dure ni 4 dias con el FFXII, en cambio este juego me tiene encandilado…

    Esto es un imprescindible de 360.[/quote]

    Los RPGs es lo que tienen, si no te entran de buenas a primeras no te enganchan, pero como te caigan en gracia… Ya no lo sacas de la consola 😉

  7. Solo hay 3 cosas que no me gustan de este juego: los bajones de fps, las excesivas (aunque soportables) cargas y que los combates sean aleatorios.
    Tanto la historia, en especial los sueños de Kaim, los personajes y el sistema por turnos, me encantan.

    Por cierto, los labios de los personajes estan sincronizados para el idioma ingles, no para el japones.

  8. Bueno, en primer lugar creo que en el análisis hay cosas ciertas y otras no tan ciertas.

    Realmente todavía no me lo he acabado, estoy en el 3er DVD, y, aunque al principio me había llevado una gran ilusión, ahora me estoy llevando un poco de decepción. Pero sólo por un par de cosas:

    – El sistema de anillos no me acaba de convencer, así como lo de aprender las habilidades de los mortales. Eso hace que luego vayas a prescindir por completo de ellos, ya que los inmortales son mejores (en iguales campos) y más “maleables”.

    – Segundo, y concuerdo con Kristian, la curva de dificultad del juego es ridícula. Vale que el Blue Dragon estuviera tirado (tiradísimo), pero que no lo “enmienden” así… El primer jefe te lo pasas aleatoriamente, porque a veces hace 3 veces seguidas un ataque de la hostia y te mueres sin poder hacer nada, y otras (las menos) te lo pasas por el forro.

    – El nivelado es PATÉTICO. A mediados del segundo DVD me he encontrado con bichos que me podían matar de un toque y al terminar el combate me daban 1 de experiencia. En cambio, si decido subir niveles en el Atolón de Numara, puedo subir desde el 21 (principios del segundo DVD) hasta casi 50 en… ¿2 horas? Con esto todo el juego está tirado…

    Vamos, con esto digo que básicamente en jugabilidad es de los peores RPGs a los que he jugado, y me duele mucho decirlo porque el resto me encanta. Si hubieran hecho el mismo juego pero con el sistema del Blue Dragon (que tiene combates y subida de nivel perfectas, pero mazmorras simplísimas, personajes sosos, una historia de la misma índole), sería genial.

    Como puntos positivos he de decir que tiene un gran diseño artístico, gran banda sonora (de lo mejorcito de Uematsu), personajes cargados de carisma y una gran historia y, para mi opinión, muy bien contada. Siempre me alegra ver que tengo un nuevo sueño, porque me gusta muchísimo la forma como los narra y no creo, en ningún momento, que baje el nivel del acción, y menos tratándose de un tipo de juego que ya es parado de por sí.

    El sistema de combates aleatorios y por turnos no me parece para nada arcaico, ni tampoco el tema del guardado en puntos especiales, que es lo que añade un cierto grado de dificultad a todos los RPGs japoneses. Y decir que en juegos de rol, como el Mass Effect, se puede grabar en cualquier punto es de “next-gen” es como decir que la carencia de la acción de salto en los shooters es arcaica (tiempos del Doom), y en cambio el Gears of War está considerado como uno de los mejores…

    Vamos, con todo esto quiero decir que hay muchas cosas muy buenas en este juego, otras no tan buenas, y otras que la gente ve que no son tan buenas pero me parecen muy subjetivas (aunque realmente, toda opinión tiene cierto grado de subjetividad).

    Dicho esto, me vuelvo al vicio a buscar un punto de guardado y a currar 😀

  9. [quote comment=”117908″]Lo que está claro es que Lost Odyssey es un juego con clarioscuros, al que quizá le hubiera hecho falta unos cuantos meses más de desarrollo para acabar de pulirlo.[/quote]
    Bueno, todo depende del gusto de los directores. Yo, en este caso, creo que Sakaguchi fue más que nada un simple supervisor (lo que ha sido siempre, vamos, el productor), y que se metió más en la historia en sí que en la jugabilidad.

    Lo que concierne al sistema de juego y tal se lo dejaría a Daisuke Fukugawa y Takehiro Kaminagayoshi, a quienes les gustan los juegos difíciles y con mucha táctica (Final Fantasy Tactics (da igual lo que subas, porque los enemigos tienen siempre tu mismo nivel, muy táctico) y Legend of the Dragoon (chunguísimo de subir, sistema de mapeado por puntos, bastante táctico)).

    Lo único que sé, es que, aunque me pese porque la historia me parece buenísima y los personajes me encantan, hay veces que me da pereza jugar al juego por el sistema de habilidades/anillos/magias y sus combates tan infinitamente largos y tácticos.

    Habrá que ver en qué acaba el próximo título de Sakaguchi, Cry On 😀

  10. [quote comment=”117911″]
    Lo único que sé, es que, aunque me pese porque la historia me parece buenísima y los personajes me encantan, hay veces que me da pereza jugar al juego por el sistema de habilidades/anillos/magias y sus combates tan infinitamente largos y tácticos.
    [/quote]

    Bueno, los combates me parecen muy poco ajustados en cuanto a dificultad, y muy descompensados, como tú has puntualizado antes, por lo creo que tácticos, poco, pero ya veo por donde vas.

    Ni Blue Dragon ni este Lost Odyssey son los juegazos que se esperaba, pero bueno, creo que se está en el buen camino…

  11. Pingback: ¿Lost Odyssey 2 anunciado en la GDC? | Akihabara Blues

  12. me lo compré ayer por 13€ a ciegas, sólo sabía que la lucha era por turnos y eso me llama (los rpg’s deberían ser todos así!!) y busco vuestro amparo para saber qué tengo entre mis manos. Hace un mes me pillé el fable 2 en un pack y estoy contentísimo, pero creo que me lo estoy acabando y vi el lost odyssey a este pedazo de precio y dije “¿por qué no?”, me habéis despejado dudas, espero disfrutarlo igual o más que el Fable2. Lástima que los combates sean aleatorios y no puedan preveerse, lo de caminar a ciegas y de golpe que te ataquen no me gusta mucho jeje, me acostumbré mal al eternal sonata. Un saludo!.

  13. Pingback: Akihabara Blues

Deja un comentario