[Microanálisis] Sega Rally

Una frase de nuestro artista Roswell vino a definir perfectamente lo que significa Sega Rally: es un un juego muy arcade y muy difícil.

Haciendo un poquito de memoria histórica, debemos ser sinceros con sus orígenes en la placa recreativa Model 2 (Virtua Striker, Virtua Fighter 1 y 2, The House of the Dead) y con su creador, Tetsuya Mitzuguchi, quién varios años después se dedicó a innovar deconstruyendo la materia en la que se componen los juegos con REZ y Space Channel 5, para poco después emanciparse tras la enésima reestructuración de los estudios de SEGA.

Sega Rally viene a recuperar el estilo del original en prácticamente todos los aspectos; lo principal es que resulta un título tremendamente arcade. Prácticamente te llevas la mano al bolsillo trasero cuando ves que no vas a superar cierta carrera. Es un coin-op en toda regla, con carreras frenéticas de 6 jugadores y con una capacidad de engancharte muy elevada. Claro que su estilo arcade no lo hace precisamente sencillo y personalmente no se lo recomendaría a nadie que esté acostumbrado a jugar con títulos más asequibles al estilo Juiced 2 o Need for Speed.

Su estilo retro es palpable porque uno es incapaz de salirse de la carretera y creedme, el juego “intentará” sobradamente que te salgas. Otra de las señas de Sega Rally, las diferentes superficies sobre las que se corre, se mantienen: arena a las orillas del mar, paisajes helados y nevados, superficies repletas de barro… Antes de cada carrera se puede elegir entre como queremos modificar el coche, si al estilo carretera con el que ganas velocidad sobre asfalto pero inestabilidad en el resto de suelos, o al estilo off-the road, donde a cambio de un poquito menos de punta del motor, tenemos mejor maniobrabilidad.

Sega Rally es un juego bastante limitado tanto en sus modos de juego como en número de circuitos, pero será necesario recorrer cada trazado decenas de veces para memorizar milimétricamente cada curva del trazado, por que sino pasaremos media carrera viendo como o los rivales o el cronómetro se alejan y se alejan…

Técnicamente no va sobrado, aunque el modelado de los vehículos y el realismo de las pistas están un punto por encima del resto del apartado gráfico, sin olvidarnos de la llamada geodeformación que implica que el terreno va cambiando según vamos dejando sobre el las marcas de nuestros neumáticos o alterando la carretera de uno u otro modo.

Y para acabar el multijugador, bastante sencillo pero divertido con hasta seis coches por carrera y con la posibilidad de diseñar nuestros propios torneos. En resumen, Sega Rally ha sido capaz de recuperar el estilo de un título que hace casi una década dejo un ferviente número de seguidores deseosos de ver su continuación. Y aunque carece de profundidad de modos de modos de juego y de un escaso número de circuitos, lo que le evita posicionarse entre los más grandes de la conducción arcade, es un título bastante recomendable para los habituales de los juegos de conducción y amantes del espíritu retro. Novatos, casuales y gente que desespere fácilmente, que se bajen la demo y lo prueben: es un título muy complicado de controlar a pesar de su espíritu recreativo.

Veredicto

      ¿Jugaría más de dos horas si no tuviera que analizarlo?
      ¿Por qué?Porque te pica con ganas y porque si quieres vencer en alguna carrera vas a tener que echarle tiempo.
  1. Gracias por el analisis 😉 mi pequeña opinion sobre
    este juego que e estado probando en psp
    y xbox360 es que esta bastante divertido
    y engancha mucho , es puro sega rally a los
    amantes de la saga les gustara bastante.
    .. salu2

  2. Despues del fiascazo del Sega Rally 2006 en ps2 (me entran arcadas al recordarlo), Sega se ha puesto las pilas y ha dejado un titulo bastante decente. Esta claro se podria haber hecho mucho mejor, conservado mas aun el espiritu de la recreativa , sobre todo teniendo en cuenta el trabajo que hicieron con Outrun.
    Aun asi es un titulo muy recomendable, casi tan divertido como dificil.

  3. Pingback: [Microanálisis] The Club para Xbox 360/PS3 | Akihabara Blues

Deja un comentario