Análisis: A Monster Hunter Stories le pesa el nombre de la saga

En una época en la que los spin-off están muy de moda, Capcom se saca de la manga un nuevo título basado en el universo de Monster Hunter, pero muy alejado de la esencia de la saga principal.

Nos llega Monster Hunter Stories, quizás un aperitivo para amenizar la espera de Monster Hunter World o quizás un nuevo pelotazo. Quién sabe. Creo que por AKB es conocido que soy un gran fan de la saga, llevo unos 10 años siguiéndola. Tengo que reconocer que nunca me he esperado gran cosa de este spin-off, aún más desde que se anunció Monster Hunter World.

Supongo que simplemente está pensado para conseguir más potenciales seguidores. No puedo obviar la saga principal mientras estoy analizando ésta, puesto que es la referencia. Tengo que añadir además, que Monster Hunter Stories en Japón ha sido un relativo fiasco, puesto que no ha conseguido ni acercarse a las ventas de cualquiera de los títulos de la saga principal. No ha llegado al medio millón de copias, cuando ya hace un año de su lanzamiento en el país nipón.

Recordemos que la saga goza de gran reconocimiento en cuanto a ventas y críticas en el mercado japonés, con títulos como Monster Hunter Portable 2G y 3rd (los dos de PSP) rondando los 5 millones cada uno. Como sirva de referencia, el anterior Monster Hunter lanzado en 3DS, el Double Cross o XX ha sido capaz de vender 1.6 millones. Famitsu, la prestigiosa publicación nipona, le concedió un 35 (9/8/9/9).

La gran novedad de Monster Hunter Stories es que ya no somos cazadores, sino Riders, jinetes de “Monsties”, los monstruos de toda la vida, que ahora son llamados así, para poder combatir un enemigo común, la Plaga Negra. Ya hemos visto algo similar en la saga. Este planteamiento es el que nos ocupa en la demo, disponible desde 3 semanas antes del lanzamiento, que luego podemos continuar en el título completo. El sistema de juego es un cambio radical, puesto que pasamos de un Action RPG a un RPG por turnos.

Parece una decisión demasiado arriesgada, pero aparentemente funciona. El mayor problema es que la intensidad de los combates decrece considerablemente. La tensión y acción de un Monster Hunter “de verdad” se pierde con este planteamiento. Este nuevo planteamiento de juego nos acerca más a Pokémon que a lo que estamos acostumbrados. Tengo que apuntar que Monster Hunter Stories puede resultar tedioso por momentos.

Empezando por el argumento, podemos comprobar que se aleja mucho de las entregas principales de la franquicia. En esencia, el juego sigue estando compuesto por misiones de entrenamiento, recolección de objetos y cacerías de monstruos, pero esta vez con un toque que muchos podrían calificar de infantil. Yo entre ellos. Tanto en la historia como por en su apartado gráfico. El objetivo principal es convertirnos en Rider, estableciendo vínculos con los “Monsties” (mediante la Piedra Vinculante) para poder proteger nuestra aldea. En lo que se diferencia de Pokémon es que en Stories vemos nacer a los monstruos, ya que uno de nuestros objetivos fundamentales es robar huevos de las cuevas y hacer que eclosionen. Podemos insertar la banda sonora de Parque Jurásico aquí. Somos la primera persona que ven al nacer.

La mayor novedad en cuanto al componente de RPG por turnos que nos ocupa, es un sistema que a los japoneses les encanta. El piedra, papel o tijera. Disponemos tres diferentes tipos de ataque (ágil, potente y técnico). Ágil gana a potente, potente a técnico y técnico a ágil. Me recuerda mucho a Fire Emblem Fates, título que también analicé en AKB. Además contamos con ataques simultáneos con nuestro compañero y ataques definitivos (cuando consigamos llenar el contador del vínculo, tenemos hasta Nivel 3).

Nuestro Monstie está controlado por la IA y nuestro papel se limita a mantenernos con vida (tenemos tres vidas) y tener suerte a la hora de elegir nuestro ataque, puesto que los enemigos cambian entre ellos y además nos pueden producir estados alterados. Esto hace que la dificultad de los combates se incremente un poco, pero es un juego mucho más accesible y sencillo que la saga principal.

Lo más innovador de Monster Hunter Stories nos lo encontramos en el uso de combos mediante ataques coordinados. Permiten aumentar el daño que realizamos y además, por si fuera poco, obtenemos puntuaciones extra después de los combates, algo que nunca viene mal. Varían según el arma que utilicemos y son muy fáciles de aprender. Son los siquientes:

Espada Grande: Potente-potente-técnico/ técnico-técnico-ágil/ágil-ágil-potente
Martillo: Potente-potente-potente/potente-ágil-técnico/potente-técnico-ágil
Espada y escudo: Ágil-ágil-ágil/Ágil-técnico-potente/ágil-potente-técnico

El mapeado está formado por varios escenarios conocidos, los cuales vamos recorriendo según avanzamos en la historia y no sólo subiendo el nivel de las misiones. Hacia el final de la aventura, Monster Hunter Stories es de mundo abierto, contando incluso con teletransporte. Además, esto nos sirve para poder acceder a nuevas misiones, armaduras y armas.

Podemos usar los Monsties de transporte (necesarios también para acceder a diferentes zonas) para poder recorrer todos los nuevos territorios, algo recomendable si queremos alargar nuestra experiencia. Haciendo esto, podemos interactuar con los personajes presentes para conocer un poco más la vida diaria de la gente. Algunos de los escenarios la verdad es que se encuentran bastante vacíos, aunque por otro lado son bastante grandes. No soy muy fan de jugar con la función 3D activada, pero he podido comprobar que en este título no es muy acentuado.

Uno de los cambios recientes que más me ha gustado en la saga es que, cuando estamos recolectando, sea lo que sea, nuestro personaje ya no se tiene que agachar una y otra vez para cada material, insecto o planta recibida, sino que actualmente solo lo hace una vez. Eso si, carvea las recompensas de una en una. Ahora, podemos carvear subidos en el “Monstie” y así obtenemos todos los objetos disponibles de una vez. Es un gran acierto, puesto que bajarse de nuestro compañero, con todas las zonas para carvear que hay, sería un auténtico peñazo.

El aspecto gráfico no destaca y en alguna ocasión, incluso en New 3DS, el juego sufre algún que otro tirón y presenta algunas texturas bastante descuidadas. Además la distancia de dibujado me ha parecido escasa. Nos encontramos con un acabado gráfico similar al cell shading, cercano al anime, con mucho colorido. En cuanto al apartado sonoro, recicla ciertas melodías y efectos característicos de la serie para unirlas a nuevas piezas y ritmos con un resultado simplemente correcto, nada como para recordar.

Respecto al parecido al anime, considero que no es solo estéticamente, sino que en general, por ejemplo los personajes, me recuerdan mucho a cualquiera de estas series para niños. Me recuerdan al equipo 7 de Naruto (Naruto, Sasuke, Sakura) con el prota, el rival antes amigo y la amiga entre ambos personajes. Son personalidades muy típicas del mundillo anime/manga. Lo que no perdemos de ninguna manera y caracteriza la saga, es la importancia que tiene en la partida el looteo. Como siempre, la venta de los objetos y en este caso, la obtención de nuevas habilidades para nuestros “Monsties” es imprescindible si queremos exprimir el juego.

La historia no es gran cosa, prácticamente sólo es usada para unir (no muy afortunadamente la verdad) la gran cantidad de misiones que nos espera en el juego. Además seguimos mejorando nuestro equipamiento y no nuestro personaje, como es habitual en todos los RPG. Podemos elegir diferentes armas ya conocidas, como por ejemplo la Gran Espada o el Martillo, aunque no influyen en el desarrollo mas allá de los propios atributos especiales. En cuanto a nuestros “Monsties” lo fundamental es conseguir para ellos nuevos atributos, sacrificando y perdiendo individuos que ya poseemos para que otro herede alguna característica.

Como conclusión, un año después, Monster Hunter Stories llega a Occidente en un mercado videjueguil saturado de JRPG. Lo que más le distingue dentro de este género, además del universo al que pertenece, es que Monster Hunter Stories es relativamente sencillo. Pensado para atraer nuevos fans, “imitando” el estilo de Pokemon. Te gustará si estas familiarizado con el excesivo looteo y farmeo que caracteriza a la saga, pero no aporta ninguna novedad ni a la saga ni a los JRPG. Quizás si una segunda entrega profundiza con una gran historia y pule un poco el sistema de juego, estemos ante un mejor juego. Ojo, que no estoy diciendo que este Monster Hunter Stories sea malo, simplemente es que en mi opinión le pesa el nombre que la saga de la que proviene. [78]

Lo mejor

-Aporta novedades jugables a la saga
-Los escenarios son grandes
-Es muy largo, aunque no llega ni a acercarse a los Monster Hunter de la serie principal
-Tiene combates online

Lo peor

-A veces resulta monótono
-La historia es nula
-Algún que otro fallo en el rendimiento
-Escenarios demasiados vacíos en ocasiones
-Resulta sencillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 5 =