My Hero One’s Justice: tortazos del manga del momento

Toda persona que esté al tanto del mundo otaku mínimamente habrá oído escuchar de Boku No Hero Academia (o My Hero Academia en su versión occidental), un manga/anime que nos narra un mundo en el que el 80% de la población tiene superpoderes, con lo que la existencia de superhéroes y villanos es de lo más habitual.

Este universo creado inicialmente en papel, da el salto a los videojuegos en formato de Arena Fighter como My Hero One’s Justice. Este título estaba siendo esperado por todos los fans del shonen ansiosos a que Bandai Namco lo lanzara en Steam, PS4, Xbox One y Nintendo Switch.

El sistema de combate, bueno pero no excelente

Empecemos por lo esencial: las mecánicas de combate. My Hero’s Justice nos trae un sistema de combate en un entorno 3D libre, que lo convierte en un Arena Fighter como Dragon Ball Z Budokai Tenkaichi 3 o Naruto Shippuden Ultimate Ninja Storm por poner un ejemplo.

Sin embargo, aunque la idea de tener un entorno libre donde movernos para luchar y que se destruya con nuestros actos parezca llamativa, no está llevada a cabo a un nivel que cabría esperar. Las opciones de combate son algo reducidas, y aunque la concatenación de combos es bastante buena y visual (pudiendo elegir entre un modo automático o manual para los más osados), tenemos poco margen para crear una estrategia de combate, si queremos jugar más allá de un simple machacabotones.

Para comenzar tenemos los golpes normales, los contraataques y los ataques imbloqueables, siendo un sistema en el que cada tipo de ataque es capaz de contrarrestar a otro, con lo que basta hacer ataques normales contra los imbloqueables, contraataques contra los normales, y los imbloqueables contra los normales… algo que terminas controlando tras varias partidas.

Donde comenzamos a distinguir las fortalezas y debilidades de los personajes es en los “Quirks”, el uso de sus capacidades especiales que tanto les representan, que les permiten usar 2 ataques especiales según el personaje, que permiten atacar desde la distancia (como por ejemplo >Midoriya o Todoroki) o usar artimañas más defensivas (como escudos en Kirishima)., aunque una de las mayores críticas que está recibiendo el juego es la descompensación de los personajes en estas habilidades.

Finalmente tenemos los ataques ‘Plus Ultra’, ataques potentes y muy visuales que se adquieren tras llenar una barra de “potencia”, y es donde el juego muestra su epicidad con grandes escenas y guiños a la serie. Sin embargo, todo esto se ve empañado con pequeños detalles que se van acumulando, dejando una sensación de que el juego podría haber sacado mucho más partido a las mecánicas.

Uno de los principales enemigos que nos encontraremos es la cámara, que tiende a jugarnos malas pasadas, moviéndose de manera constante por el escenario sin tener una referencia sobre la que moverse. Nos habría gustado que se posicionara siempre respecto a nuestro luchador, pero se da ocasiones (esto es un caso real) en la que si ambos jugadores eligen el mismo personaje, ninguno de los dos llega a saber quien es quien, y llegamos a tener un caos donde los luchadores se dedican a corretear por el escenario y atacar al aire intentando comprender quién tiene el control (error que con un simple indicador sobre la cabeza de tu personaje se podría haber solucionado).

La IA enemiga tampoco ayuda demasiado, siendo muy poca competente, quedándose atascada en las esquinas o elementos del escenario con facilidad e incluso dedicándose a dar vueltas erráticamente, por suerte tendremos siempre la posibilidad de jugar contra alguien en local u online para batirnos en habilidades.

En resumen la base de My Hero One’s Justice es estable y buena, pero los ataques base es nos antojan escasos y el juego tiende a tirar de los ataques poderosos para poder dar un espectáculo.

Campaña, misiones y desbloqueables

My Hero One’s Justice, aparte de los modos de combate online y local habituales para 2 jugadores, cuenta con un modo historia, que nos introduce en mitad de la segunda temporada del anime y acaba a mitad de la tercera, con lo que nos encontramos que los jugadores que no hayan seguido la serie, no entenderán nada del juego, aunque entendemos que si vas a comprar este juego, es por que estás al tanto de su universo.

La trama se desarrolla mediante mapas donde iremos saltando entre escenas (estáticas a modo de viñetas o contadas escenas animadas) y combates a 1 ronda donde encarnamos al personaje que esté en la trama en dicho momento

Ocasionalmente nos encontraremos con fases optativas, que se salen un poco del guión original (a modo de relleno), que intentan alargar My Hero One’s Justice, pero no alargan mucho la corta duración de la historia, que sigue letra a letra el guión de la serie (con poca desviación a la innovación).

Para alargar el modo de un jugador, tendremos el modo misiones, que nos permite jugar pequeñas historias donde podremos elegir un grupo de personajes (según el mapa) e irlos subiendo de nivel y modificando sus estadísticas (sólo dentro de este modo). Curiosamente este modo es mucho más llamativo que el modo historia (que queda como anécdota al lado de este último modo) y puede provocar momentos de pique donde queremos elevar nuestra puntuación para desbloquear monedas o ítems visuales para personalizar las ropas de nuestros personajes.<

Con un elenco de 20 personajes, a priori es razonable pero al igual que el resto de contenidos a la larga se nos hace corto, dejando fuera muchos personajes de la serie que aunque breves, influyeron mucho en la serie (o incluso incluyendo personajes que no competen en el periodo en el que transcurre la historia, pero eran igualmente interesantes).

Podemos imaginar que esto es para poder expandir mediante DLCs (con la salida del juego ya Endeavor solo se puede jugar si hemos reservado My Hero One’s Justice o mediante DLC), pero suena forzado. Por otro lado, un modo creación de personajes (teniendo en cuenta la naturaleza de la historia) habría quedado perfecto en este juego.

En definitiva, My Hero One’s Justice cumple con su cometido, es divertido y ataca directamente a los fans de la serie, pero se puede quedar corto en contenido con el tiempo y podría haber sido un gran juego, aunque siempre podemos paliar con unas partidas online o con amigos, gracias a que al final se nos queda un título de lucha bastante rápido y entretenido. [75]

Deja un comentario