Naga y Goliathus o cómo partirlo en LOL

Razer suele tener una serie de periféricos o productos oficiales que vienen como anillo al dedo a sus respectivos juegos. Hoy os traemos una pequeña review de dos de los productos oficiales que estos fabricantes tienen para uno de los MOBA de moda, League of Legends.

El primero de ellos es el ratón Naga, con una edición creada expresamente para LOL:

• 6 botones mecánicos para el pulgar optimizados para juegos MOBA/acción-RPG
• 11 botones Hyperesponse totalmente programables
• Interruptores especiales en los botones para 250 clics por minuto
• Ciclo de vida de 10 millones de clics
• Razer Synapse 2.0
• Sensor laser Razer Precisión 3.5G de 5600 dpi
• Ultrapolling de 1000 Hz con 1 ms de tiempo de respuesta
• Dimensiones aproximadas : 116 mm / 4,57” (Largo) x 70 mm / 2.76” (Ancho) x 46 mm / 1.81” (Alto)
• Peso aproximado : 134 g / 0.30 lbs

El otro es la alfombrilla Goliathus, la compañera de viaje especial para este ratón:

• Entretejido liso de tela para una velocidad desenfrenada y control sin esfuerzo
• El chasis cosido anti desgaste amplía la durabilidad de la alfombrilla
• Orientación y seguimiento con precisión a nivel de píxeles
• Base de goma para una adherencia segura sobre superficies suaves
• Dimensiones aproximadas : 355 mm / 13,98” (Largo) x 254 mm / 10” (Ancho) x 2 mm / 0,08” (Alto)

La verdad es que tanto uno como otro periférico encajan a la perfección dentro de lo que cualquier jugador pudiera pedir para sacar el máximo provecho de estos dispositivos en LOL, sin embargo, como todos aquellos periféricos pensados para el uso de un juego o un género en concreto pueden flaquear a la hora de ser usados en otros títulos como por ejemplo los FPS.

La principal virtud del ratón Naga es la distribución de sus botones en la parte izquierda. Como veis en la foto hay una especie de almohadilla sobre la que descansara nuestro dedo gordo y a su alrededor seis botones diferentes a los que accederemos de forma tremendamente cómoda y que podremos configurar con las macros o las habilidades que creamos necesarias.

He de decir que el manejo del ratón es completamente intuitivo y que en pocos minutos lograremos dominar la distribución de estos botones extra, que nos será de mucha ayuda para acceder de forma más rápida a nuestras habilidades o, por ejemplo, para usar las macros que creamos convenientes.

En cuanto a las reacciones del ratón van tremendamente sobradas para lo que se pide en este tipo de juegos e incluso puede lograr desenvolverse bien en los juegos de disparos si no fuera por el único fallo que yo le encuentro a este dispositivo, que es que me resulta pequeño. También tengo que decir que mis manos son bastante grandes y que dada mi tendencia a jugar a shooters estoy acostumbrado a ratones de mayor tamaño, por lo que puede ser un problema exclusivamente mío.

En cuanto a la alfombrilla la verdad es que el resultado es más que satisfactorio. He probado a usarla tanto con el Naga como con mi ratón habitual y las sensaciones que me han dejado son casi perfectas, el nivel de fracción con el ratón, su tacto, la facilidad para desplazarnos a través de ella… además quiero destacar la base antideslizante que posee evitando el típico percance que suele ocurrir a veces que no es otro que el movimiento repentino de la alfombrilla mientras jugamos. Además como último detalle, la alfombrilla está rodeada por una protección que impedirá su desgaste por cualquiera de sus laterales.

Conclusiones

Tanto el ratón Naga como la alfombrilla Goliathus son dos periféricos excelentes. Al Naga le sacaremos muy buen rendimiento gracias a sus botones en la parte izquierda, tremendamente accesibles e intuitivos y que nos facilitarán el trabajo de forma considerable, aunque eso sí, puede que se os quede pequeño si tenéis la mano grande.

En cuanto a la alfombrilla, gracias a los pequeños detalles que os he comentado arriba puede que sea una de las más atractivas en cuanto a calidad precio del mercado.

¿Qué os parecen estos dos gadgets?

Deja un comentario