Pokémon Art Academy para Nintendo 3DS, Análisis

El verano es un momento del año donde tradicionalmente no salen a la venta los grandes lanzamientos que esperan su momento de gloria a finales del mismo. En el último lustro, las tiendas digitales de las consolas actuales han visto un gran impulso en su actividad especialmente en periodos como este.

Hay ofertas cuyos precios en ocasiones rozan lo impensable y que te brindan así la oportunidad de catar aquellos títulos que no pudiste jugar en su momento y que ahora quedan mucho más al alcance de tu mano.

Pokémon Art Academy

Especialmente Steam sabe de lo que hablamos y no somos pocos los que hemos dejado parte de nuestros ahorros en ofertas suculentas no solo para las ya citadas grandes obras sino para descubrir títulos que ni mucho menos hubiésemos pensado que jugaríamos; es el momento del año para darle una oportunidad a otros géneros y juegos cuyo target dista bastante del mayoritario.

El que hoy nos concierne bebe de lo que acabamos de comentar, en parte. Art Academy es una saga que lleva ya unos años con nosotros, comenzando por Nintendo DS, pasando por Wii U y finalmente en 3DS. Sus ventas han sido bastante buenas en todos los mercados donde ha visto la luz y ello ha facilitado la continuidad de una serie que, como decimos, no está enfocada a todos los públicos. De hecho, no trata de engañar a nadie, pues se trata de un producto destinado a ofrecer una experiencia lo más fidedigna posible para aquellos amantes de la pintura de manera didáctica.

Con la llegada de Wii U en noviembre de 2012 la gente comenzó a publicar de forma ininterrumpida imágenes en ocasiones impresionantes, y no tardamos en recibir respuesta a modo de nueva entrega de Art Academy por parte de Nintendo, sacando partido al Wii U Gamepad y permitiendo a todos sus poseedores compartir sus creaciones con todo el mundo. Acierto.

No obstante, que una nueva entrega de la saga llegue en un momento como éste es algo comprensible y que seguramente animará a muchos más a realizar su compra que si en otro periodo del año se tratase. Ahora bien, teniendo en cuenta que el asunto no había funcionado nada mal en sus pasados episodios, la compañía de Kyoto ha vuelto a mover ficha optando esta vez por tomar prestada la franquicia de GameFreak, máquina indiscutible de hacer dinero y que supone casi irremediablemente éxito: Pokémon.

Personalmente, el hecho de conocer que Art Academy iba a contar con una entrega dedicada exclusivamente a Pokémon captó rápidamente mi atención, la de una persona que no es capaz de dibujar un perro sin que parezca cualquier cosa menos eso. ¿A cuántos les ocurrirá lo mismo? Muchos podremos pensar que simplemente se podría tratar de un DLC del original lanzado para la portátil estereoscópica con el añadido de las imágenes con motivos de estas criaturas y sus respectivos tutoriales, pero ni mucho menos. No solamente ha llegado como título individual por sí solo al precio que estamos acostumbrados sino que lo ha hecho tanto en formato físico como digital. ¿Por qué? Porque pueden, porque saben que esto va a funcionar.

En mi experiencia, lo ha hecho de manera sensacional. Insisto, se trata de una pequeña jugada muestra. En pocas semanas ya es posible ver una gran cantidad de Youtubers dibujando Pokémon en directo mientras interactúan con sus suscriptores y pasando al fin y al cabo un buen rato, pues aquí se juntan dos de las que pueden ser tus grandes aficiones: dibujar y Pokémon. El resultado es mejor de lo que me esperaba.

Pokémon Art Academy

Desde que comencemos la partida encarnaremos a un personaje que hará las veces de neófito en el mundo de la pintura pero con el afán de llegar a ser un gran artista. Gracias a la ayuda de las lecciones de nuestro profesor Andy iremos mejorando poco a poco hasta llegar a dominar todas las técnicas posibles. Se trata pues de una experiencia sencilla, que no quiere ir más allá de lo que pretende ofrecernos pero que navega por una ruta muy bien marcada. Es posible que no te fijes en su apartado sonoro, pues cogerás tus cascos y comenzarás a escuchar la música que mejor te venga para dibujar; no te fijarás en la interfaz ni en detalles por el estilo más allá de estar pendiente de que la pantalla táctil de tu 3DS, 2DS o 3DS XL funcione con precisión milimétrica. Vamos a pararnos aquí un instante.

Considero totalmente necesario dejar claro el hecho de que la compra tanto de esta entrega como las anteriores están recomendadas especialmente para aquellos que tengáis el modelo XL de vuestra consola, ya que una pantalla de 4.88″ y 4.18″ -superior e inferior respectivamente- no tienen comparación con las de sus hermanas. Es simple, a mayor tamaño más comodidad y facilidad para dibujar. Dicho de otra manera, si dispones de 3DS o 2DS vas a tener muchas más dificultades para encontrarte cómodo y alcanzar el mismo nivel de detalle que con el modelo XL.

Así pues, teniendo en cuenta lo que este cartucho ofrece, tengo que decir que me he sorprendido gratamente, y es que no solamente he aprendido de cara a mejorar dentro del juego sino que puedes tomar nota para tus creaciones en la vida real. El objetivo es que te sumerjas en lo que quieren ofrecerte y lo consiguen con un ritmo pausado, sin correr, de forma muy detallada. Paso a paso. Desde el minuto uno el título nos hará poner los pies en el suelo, y es que no podemos creernos que tras unas horas vamos a ser ni parecernos a Ken Sujimori, sino que para conseguir dibujar a un Xerneas reflejándose en un río dentro de un bosque repleto de árboles es necesario pasar primero por cómo dibujar a Voltorb.

Pokémon Art Academy

A medida que vayamos avanzando en las lecciones iremos adquiriendo títulos que acrediten nuestras cualidades y accederemos a niveles cuyos dibujos serán más complejos y a la vez ambiciosos. A su vez, conoceremos nuevas técnicas de dibujo, materiales sobre los que trabajar y utensilios que utilizar. Al comienzo tendremos a nuestra disposición modelos con los contornos de los Pokémon que vayamos a dibujar mientras que tras recibir la acreditación de Novato tendremos que dar un paso adelante y dibujar primero figuras geométricas a lápiz antes de tomar otros objetos y materiales.

La pantalla táctil será nuestra mesa de trabajo mientras que la superior servirá de pizarra con las instrucciones y modelo que estemos tratando de recrear. Pulsando L desharemos el último movimiento ejecutado mientras que con R lo reharemos. La variedad cromática es muy amplia y la cantidad de grosores o el zoom hacen de la experiencia algo muy completo, sin echar de menos nada ni sentirnos incómodos o limitados más allá de ser conscientes de que nos encontramos con una consola portátil. El propio juego nos insta a tomar posturas inverosímiles a la hora de sujetar la máquina, sin miedo a las vueltas que le demos con tal de lograr los resultados deseados.

Tras más de veinte horas de juego solo puedo decir que pensaba que habían sido muchas menos. Si eres paciente y constante serás capaz de dibujar mejor de lo que imaginabas sumando además el aliciente de que el resultado final será una representación de las criaturas de la franquicia cuyos spin-off terminan convenciendo siempre a sus más acérrimos, sin importar de qué se trate. Es como cuando éramos pequeños y nos camuflaban aquellos alimentos que no queríamos comer con esos otros que sí nos gustaban. Aquí lo han hecho de maravilla, sumando el mensaje implícito de que no nos rindamos y sigamos intentándolo.

Pokémon Art Academy

Cuando consideremos que nuestra obra esté terminada podremos guardarla en la tarjeta SD de la consola para después compartirla o simplemente guardarla para continuar editándola en otro momento. Hay infinidad de espacio disponible para guardar una misma creación, por ejemplo una con fondo y otra sin fondo, por lo cual no os preocupéis porque el juego está cargado de detalles muy agradecidos con el usuario. Tendremos guiños al TCG como es el encuadrar nuestros dibujos en una carta del millonario juego de cartas de la saga y ver cómo de “bien” quedarían.

Voy a ser sincero, Pokémon Art Academy me está ganando, no soy capaz de alcanzar los resultados que me piden en ocasiones y es tremedamente difícil alcanzar el nivel de detalle que se aconseja, pero es esa libertad y ausencia de tiempo u objetivos lo que dota a este título de ser un gran juego, dirigido a un público reducido y sin alardear de nada más que de ofrecer a los fans de la franquicia de Gamefreak dibujar con más facilidades que nunca sus personajes favoritos y aprendiendo mientras disfrutas, que al fin y al cabo, es de lo que se trata aunque a veces nos olvidemos de ello.

40 lecciones y más de 100 imágenes preinstaladas más los DLC gratuitos que están por venir se antojan como más que suficientes para ser un producto completo y duradero, aunque insisto en que podría haber sido un añadido del original. Muchos agradecereís el Modo Bosquejeo para mejorar técnicas concretas y pulir detalles en nuestra técnica personal o el Modo de dibujo Libre para hacer lo que nos plazca en este abstracto producto didáctico.

Al igual que ya dije con Inazuma Eleven, me parece una opción más que recomendable no solamente para niños o jóvenes sino para adultos con ganas de pasar un rato tranquilos en estas tardes de verano que afortunadamente muchos podrán tener libres en estos momentos, pues esa sensación tan satisfactoria de verte a ti mismo relfejado en tus obras mientras observas cómo has mejorado con respecto a la última vez al mismo tiempo que estás aprendiendo lecciones útiles para respetar al mundo de la pintura, lo hacen una compra que sirve para romper una vez más una lanza en favor del videojuego, ya que este mundillo que tanto queremos puede ser ludificado y utilizarse en las escuelas como método de aprendizaje ameno, atractivo e inspirador para las próximas generaciones.

Pokémon Art Academy

Quizás estemos mucho más cerca de lo que pensamos de alcanzar una educación más dinámica, personalizada, gratificante, agradecida… Las TICs demuestran una vez más que no es necesario eliminar el lápiz y el papel siendo relevadas por completo por las pantallas táctiles, pero es sin duda una alternativa, un complemento, que puede conseguir sacar a relucir el verdadero potencial de niños y niñas ligeramente frustrados por no alcanzar aquello que les motive; aquello que les anime a dar lo mejor de sí.

¿Es Pokémon Art Academy la solución, la manera de conseguir en este caso concreto que tu hijo, hija, sobrina o primo descubran el artista que llevan dentro? No lo sé, pero no tengo ninguna duda de que éste puede ser el camino para conseguirlo y conocerte más a ti mismo. Conmigo ha funcionado, me ha llegado el mensaje de esta nueva entrega. Y tú, ¿te atreves a comprobarlo? [80]

  1. El día que consiga una de las últimas consolas de Nintendo se viene a casa un Art Academy, el que sea, si de algo me arrepiento en esta vida es de no haber aprendido a dibujar cuando lo he tenido tan fácil en casa.

    Gran texto Sergio, como de costumbre.

Deja un comentario