Presentación de Art Academy en Madrid

Pocos sitios quedan ya en los que no se hayan realizado presentaciones: oficinas, salas de fiesta, cines, hangares, hipódromos… La última a la que asistimos (a la que, como viene haciendo Nintendo últimamente, también se invitó a usuarios registrados en su web) ampliaba esta lista, al desarrollarse en el Museo Thyssen-Bornemisza, en el centro de Madrid. El producto en cuestión no podía ser otro que Art Academy, cuya versión física sale este próximo viernes 6 de agosto.


Este nuevo título no es un simple Paint para la consola como se puede pensar si se le presta poca atención. Pero antes de hablar del “juego”, os contaré la visita guiada que hicimos por cuatro obras de arte relevantes para ponernos en situación.

El experto en arte era Alberto Gamoneda, de quién rápidamente se advierte que disfruta con su trabajo y quiere que los demás lo hagamos también. Preguntándonos, nos explicó con detalle cuadros como “Cristo y la Samaritana”, pintado sobre una madera y “barnizado” con huevo en el siglo XIV por Duccio di Buoninsegna, y que apuntaba una nueva manera de pintar; “Santa Catalina de Alejandría”, de finales del XVI y obra de Caravaggio, muestra el comienzo del uso de la iluminación y otras técnicas para simular volumen y profundidad, además de las ansias manipuladoras del cristianismo, ya que el personaje es una especie de What if de la griega Hipatia de Alejandria santificada; “Les Vessenots en Auvers”, un paisaje de Van Gogh de 1890, y cuya realización fue posible gracias al invento del caballete plegable, que permitía salir del taller y pintar al aire libre; por último, vimos “Naturaleza muerta”, de mediados del siglo pasado y creada por Giorgio Morandi.

Santa Catalina de Alejandría

¿Marvel? ¡Ja!

La segunda parte de la presentación consistía en un breve pero completo taller de dibujo, usando la consola y el juego como herramientas. Bajo los consejos y supervisión de los expertos de EducaThyssen, debíamos reproducir la imagen de un bodegón similar al de la obra de Morandi vista, y pronto empezamos a servirnos de las bondades de esta plataforma: con la cámara de la Nintendo DSi podemos tomar fotos que luego usaremos como referencia a la hora de pintar.

El proceso se compone de dos pasos: perfilar el contorno con los lapices, y colorearlo. Para la primera parte disponemos de lapices 2H, HB, y 2B, además de la goma, y la posibilidad de usar estos útiles completamente verticales, o inclinados, lo que produce diferentes resultados.

Al colorear, podremos crear el tono deseado combinando los diez colores básicos y eligiendo la cantidad de pintura y agua que llevará el pincel, sirviéndonos también de un cuentagotas que capturará un color concreto de la imagen de referencia para que sea más fácil elaborarlo. Los pinceles pueden ser redondos o planos, ambas formas en tres tamaños distintos. Junto a estas, tenemos disponibles otras facilidades, como una cuadrícula, o el zoom.

El aula

Me faltaban los capones para sentirme como en el colegio.

Además del taller incorporado, el juego ofrece un curso completo de dibujo, que integra las dos partes distribuidas en DSiWare, Art Academy Primer y Segundo Semestre, aumentando considerablemente el número de lecciones y ejercicios que incluían estos por separado.

Aún sin haberle dedicado más que una hora, creo que este nuevo producto tiene un gran potencial en lo que promete, enseñar a conseguir una base artística, pero para ello hace falta dedicarle una gran cantidad de tiempo y empeño. Además, usarlo en una Nintendo DSi es casi imprescindible por el tamaño de sus pantallas y el uso que le da a las cámaras.

Como hemos dicho al principio, podréis encontrarlo en las tiendas a partir del 6 de agosto al precio reducido de 30 €. Finalizamos dando las gracias a Nintendo España por invitarnos a esta interesante jornada.

Deja un comentario