Presentando a BlindDog Communications

La industria del videojuego goza de buena salud, o al menos eso es lo que reflejan los diferentes reportes de algunas de las agencias que se encargan de analizar el mercado. Las gráficas se disparan y los números aumentan sin importar la región, todas crecen en mayor o menor medida.

Los eSports parecen no tener techo y los programas sobre éstos comienzan a copar las parrillas de los canales tradicionales de comunicación y entretenimiento. Lo que está claro y no ofrece duda alguna es que los jugadores tenemos más opciones que nunca, demasiadas me atrevería a decir. En lo que se refiere a hardware ya casi andamos desbordados, y para colmo Atari anunció hace unas semanas que vuelve al mercado de las consolas.

Eso sin olvidar a Nintendo y Sega, que han encontrado un filón tirando de clásicas y apelando a la nostalgia. Si hablamos de software, la cosa se complica aún más, y es que el número de títulos que llegan de forma mensual tanto en formato físico como digital a las diferentes plataformas es desmesurado.

El nacimiento de BlindDog Communications

Lamentablemente, este hecho coloca a jugadores y desarrolladores (sobre todo a los que disponen de menos recursos) en caras opuestas de una moneda. La cara es para los jugadores, y es que por muy extraños que sean nuestros gustos siempre vamos a disponer de una amplia oferta.

Sin embargo, los desarrolladores tienen la cruz de enfrentarse a una mayor competencia y a desarrollos cada vez más exigentes para sobresalir ante tanta propuesta (lo cual es bueno de cara al consumidor, puesto que en teoría se nos garantiza un mínimo de calidad en el producto final). En este sentido, los que poseen menos recursos técnicos y económicos necesitan en muchas ocasiones acudir a la creatividad para hacerse un hueco, y aún así, a veces (siendo honestos, la mayoría) quedan enterrados por juegos menos interesantes pero con un gran apoyo económico y respaldo social.

Es precisamente esta circunstancia (algunos la llamarían injusticia) por la que nace BlindDog Communications, una agencia creativa para ofrecer apoyo y visibilidad a los desarrolladores indie y sus creaciones. Fundada en San Francisco (California) a principios de 2017 por Laura Pita y un servidor, trabajamos las relaciones públicas, marketing y comunicación con el propósito de dar voz a aquellos pequeños juegos de nuestra tierra y otros países, que desgraciadamente se pierden en el catálogo por no tener acceso a los grandes mercados como el americano. Porque seamos realistas, es éste el que la mayoría de las veces dicta sentencia en la productividad de un proyecto.

Relaciones públicas y marketing: ¿una necesidad?

Aunque tradicionalmente los pequeños estudios preferían invertir parte de su ajustado presupuesto en otros recursos, la tendencia ha comenzado a cambiar. Ya son muchos los equipos que se han dado cuenta que la exposición, la comunicación con la prensa y la relación con los jugadores/compradores es parte esencial del desarrollo y rentabilidad de su juego. No obstante y pese a que ya han dado este primer paso, aún queda mucho trabajo por hacer si se quiere seguir ganando terreno (y dinero) en esta carrera, generalmente de fondo.

Es por eso que uno de los trabajos más importantes de las agencias (o al menos en BlindDog Communications así lo creemos) es continuar educando a los desarrolladores y hacerles comprender que las relaciones públicas y la tan preciada rentabilidad está más allá de conseguir la portada de una gran revista o conseguir una reseña en una web con un buen índice de impacto. Un ejemplo reciente, y que ha dado para discusión en varias ocasiones en Twitter, es el caso del juego español RiME.

Los de Tequila Works han hecho una campaña de exposición de matrícula, empezando con su primera aparición en la conferencia de Sony en Gamescom 2013 y siguiendo con portadas en revistas como Edge o GTM, apoyo público de nombres importantes de la industria, y una extensa cobertura en las mejores revistas incluyendo un IGN First. Sin embargo, las ventas no parecen estar a la altura de dicha campaña. Incluso otros juegos que han gozado de mucha menos exposición como Yonder: The Cloud Catcher Chronicles (desarrollado por Prideful Sloth, estudio creado en 2015 y que ellos mismos destacan sus apariciones en prensa están consiguiendo, aparentemente, números muy similares.

Con fines meramente ilustrativos puesto que evidentemente no son datos oficiales y además habría que añadir las ventas que ambos han generado en PS4 (Yonder no está disponible en Xbox One ni tampoco en Nintendo Switch), os invitamos a darle un vistazo a los siguientes datos:

Nota de la Redacción: Hemos contactado con José Herráez, responsable de la campaña de márketing en Tequila hasta lanzamiento de RiME, para que ejerciera su derecho de réplica por alusiones, pero no ha querido comentar.

Este no es un caso aislado, hay otros muchos y si leéis AKB habitualmente, seguro que ya tenéis información para hacer una lista. Evidentemente, hay otros factores igual de influyentes que se tienen que trabajar con la misma intensidad que la exposición, pero eso es tema para otro artículo. Por tanto, el tan manido (y que tanto os preocupa) tema de notas y maletines, según mi forma de ver y experiencia no es más que otro eslabón del éxito de ventas de un juego.

¿Por qué elegir BlindDog Communications como agencia?

La respuesta más sencilla y breve es que no somos muy diferentes a los que estáis leyendo estas líneas, y que en definitiva sois los que hacéis grande esta industria. Somos jugadores, de esos empedernidos y que llevan los videojuegos en la sangre e incluso alguno de nosotros literalmente en la piel en forma de tatuaje.

Por si esta satisfacción fuera poca, algunos miembros del equipo de BlindDog Communications también tenemos la suerte de poder dedicarnos profesionalmente a escribir y estudiar los muchos aspectos que componen estas obras de arte. Y sí, no me tiembla la mano al escribir que los videojuegos son arte (le pese a quien le pese). En multitud de ocasiones, comparados con el cine ya no se puede negar la estrecha relación y similitudes entre ellos. Es por eso, que en nuestro equipo también tenemos expertos en el séptimo arte. Grandes como Walt Disney o Sony Pictures han acogido en su departamento de marketing a parte esencial de nuestro actual equipo.

Como consecuencia de esta dedicación y experiencia, BlindDog Communications ha construido una valiosa y amplia red de contactos, amigos, socios… que nos ha permitido emprender con garantías este proyecto en una de las ciudades más competitivas del mundo. En Silicon Valley, centro mundial del videojuego y tecnología, tenemos a tiro de piedra las oficinas de las revistas más influyentes, distribuidores y eventos de videojuegos que no se pueden dejar pasar. Por tanto, aquí estamos nosotros para llamar a la puerta literalmente las veces que haga falta para que nos escuchen y vean las grandes promesas y joyas escondidas del continente Europeo y los países hispanohablantes. ¡Porque ahí fuera hay mucho más de lo que ellos se piensan!

En resumen: ¡hacemos lo que nos gusta! Sí, lo decimos con la boca llena; relaciones públicas, marketing y comunicación. Eso sí, no de la misma forma que todo el mundo. Somos un equipo joven, creativo, dinámico, internacional, con experiencia y recursos, que escucha y mima cada juego como si fuera el suyo propio. De hecho, nuestro deseo en convertirnos en una extensión del equipo de desarrollo con el que trabajamos. Poco a poco nos vamos expandiendo, ya somos un total de cinco personas en la compañía con un grupo de consejeros de quitarse el sombrero. Felices y entusiasmados con la apertura de oficina en Europa de la mano de Juan Rubio, mientras comenzamos a atacar el mercado brasileño. ¡Ganas no nos faltan!

Sin duda, éste ha sido el artículo más difícil de escribir al que me enfrentado, y es que eso de estar en este lado pero escribir sobre el otro lado y para el público objetivo, no ha sido nada cómodo. Además, me gustaría agradecer públicamente a Kristian la oportunidad que me ha dado de dar a conocer un poco más mi pequeño gran proyecto. Muchas gracias y salud a AKB.

@pinkbowtieboy es colaborador de AKB y ejerció de corresponsal durante la pasada GDC 2017. AKB siempre está abierta a testimonios insider en la Industria del Videojuego. Si tienes una historia, cuéntanosla en redaccion at akihabarablues punto com

Deja un comentario