Primeros videos del sucesor de Crackdown

O lo que es lo mismo, del juego que prepara Dave Jones, uno de los creadores de la saga GTA y uno de los títulos a tener en cuenta en 2008. Tras no conseguir el apoyo de MS para continuar con la secuela de Crackdown (IP que pertenece a MS y que puede dársela al estudio que quiera), se alió con unos coreanos, Webzen, para desarrollar un juego de acción multijugador masivo que conserva el espíritu de libertad de su GTA y el sentido artístico de Crackdown.

Pues ayer en la GDC se enseñó en vídeo por vez primera y la peña muy hábil con sus teléfonos móviles con cámara de 5 PETABYTES lo grabó todo, todo, mmm. Eso sí, como luego el streaming está en pañales excepto en Stage6, pues la calidad no es muy buena:

Más dentro (tiembla Rockstar)

En la preview de IGN se comenta que la sala abarrotada de desarrolladores se quedaron atónitos viendo All Points Bulletin, preguntándose cosas como «¿por qué no se nos habrá ocurrido esto a nosotros?». Lo primero que quiere destacar Dave es que un juego multijugador persistente no tiene por qué ser como World of Warcraft (lo siento asiáticos) y acerca su estilo más al de Counter Strike. Los desarrolladores están creando literalmente «muchas ciudades» con «muchos estilos diferentes»; cientos de jugadores pueden estar en cada ciudad en cada partida.

Además, la experiencia de creación del mundo va de la mano del jugador; por ejemplo, para la música se está colaborando con la radio online Last.FM para escuchar canciones de una forma que no han desvelado, pero que supuestamente variará según las listas de reproducción que creemos en dicho portal sonoro.

El estilo de juego quiere ser directo, como diría John Carmack, coger el mando y ponerte a jugar sin tener que leer historias, manuales ni otras cosas insustanciales. No hay misiones, ni introducciones, ni historias personales… Únicamente hay ciertas normas que, al contrario que en Vietnam, hay que cumplir: los policías tienen que seguir la ley y los ladrones actuar como una organización criminal para que se tengan en cuenta las fechorías; o dicho de otra forma, si juegas con los malos debes cometer crímenes y robar, mientras que si ejerces de Clint Eastwood tu labor es pararlos. La idea es que los jugadores se ganen una reputación online y que te puedas convertir en un criminal más escurridizo que un constructor levantino o un policía más eficiente que el de McClane.

El juego se encarga de emparejar a gente con similares habilidades; por ejemplo, si una pandilla de newbies roba un banco, se enviará a unos agentes «recién salidos de la academia» a que vayan a resolver el caso. Si el crimen lo cometiesen los Soprano, enviarían a Chuck.

Y si todo esto nos ha convencido, aquí tenéis el editor de personajes del juego, tan completo que permite hacer virguerías tan absolutamente brillantes como las que se ven aquí (cameos de PETE y Miya entre otros):

P.D. Ayer puse por vez primera Crackdown en el televisor FULL HD y me pareció absolutamente asombroso técnicamente. Desde uno de los edificios más altos se podía ver las islas restantes, las autovías e incluso las luces de los coches que por ellas circulaban. Es decir, una distancia de visión increíble. Viendo lo que se puede hacer con un cel-shading bien trabajado, sin nieblas y sin esconder polígonos me hace recapacitar sobre usar gráficos más realistas pero que poseen muchas carencias…

  1. Sí señor, un videojuego muy a tener en cuenta durante este año (aunque no sé yo si saldrá). Sobretodo si cumplen todo lo prometido anteriormente: avatar del juego SIEMPRE vivo (aunque te desconectes tu personaje seguirá haciendo cosas que posiblemente harías tu), avisos de eventos importantes en tu móvil, posibilidad de control remoto del avatar por SMS…

    Lo que no estaría mal que introdujeran sería poderes como en el Crackdown. Eso iban a ser unas risas 😀

  2. Vaya pedazo de juego que puede salir de aquí. Los juegos estos masivos no me hacen mucha gracia, pero este enfoque nuevo lo hace muy atractivo. La única pega (al menos para mi) es que no creo que se asome ni por casualidad por mi Sony.

Deja un comentario