Ser profesor de escuela puede ser perjudicial para tu salud mental

Admítelo, tu enemigo de la infancia ha sido de siempre el profesor, ese ser repelente y despreciable que impedía que disfrutases de tus tardes de vicio a la Super Nintendo por culpa de los deberes, que de todos los alumnos que habían en clase te tenía manía a ti exclusivamente y para colmo se hacía pasar por tu amigo para luego cascarte un 0 en lengua seguido de una llamada a tus padres para que se enterasen de lo vago e inútil que eres.

Sin embargo, más adelante te das cuenta que la vida de un profesor a veces no resulta tan sencilla ni agradable como nos la imaginamos, sobre todo gracias al nefasto sistema educativo del que presumimos en la actualidad. Esa es precisamente la idea que tienen en mente los chicos de Twinoid, un estudio independiente que hace poco más de un mes lanzaron su nuevo juego online llamado Teacher Story, donde nos proponen meternos en la piel de un profesor de escuela que debe lidiar con todo tipo de alumnos problemáticos. Este nuevo juego tiene el aliciente de ser gratuito, de modo que cualquiera puede disfrutar de él, pero a pesar de eso tiene algún que otro aspecto negativo que juega desgraciadamente en su contra. Descubramos en este análisis si merece la pena o no ponerse al frente de estos pequeños monstruos víctimas de la LOGSE. Comenzamos.

Teacher Story

La dura vida de un profesor

En Teacher Story nos metemos en la piel de James Norray, un joven y apasionado profesor que desea que la escuela sea un lugar confortable donde los niños puedan aprender y divertirse a la vez. Sin embargo, los alumnos no están dispuestos a ponernos las cosas fáciles y tratarán por todos los medios de acabar con nuestra paciencia, de manera que perdamos los estribos y optemos por abandonar la enseñanza. James no está dispuesto a consentirlo y hará todo lo que esté en sus manos por educarles convenientemente, aunque para ello tenga que poner en juego su salud mental.

Nos encontramos ante un RPG táctico donde debemos procurar por todos los medios que la nota de nuestros alumnos aumente, de manera que se conviertan en los futuros líderes del mañana. Para ello debemos estar pendientes tanto de su comportamiento como de los niveles de aprendizaje y aburrimiento. Cuantos más puntos negativos se muestren sobre sus cabezas más difícil será corregirles, de modo que para conseguir que se vuelvan disciplinados debemos usar nuestros ataques educativos. Si no estamos pendientes a los alumnos y dejamos que pase el tiempo y se aburran aún más en clase peor se comportarán y también afectará negativamente al resto del grupo. La partida ronda más o menos los 5 minutos y en ese tiempo disponemos de un determinado número de turnos antes de que acabe la clase para vencer a los infantes. Por cada ataque que utilicemos perderemos un turno, así que hay que saber administrar bien las habilidades y emplearlas con inteligencia si queremos vencer, tarea sencilla al principio pero que se irá complicando a medida que desbloqueamos nuevas aulas de estudio.

Teacher Story

Ya te enseñaré yo…

Disponemos de más de 60 habilidades para poner a los gamberros a raya, incluso tenemos la opción de confiscarles objetos personales en caso de que decidan lanzarlos por el aula, pudiendo coleccionar hasta 100 de dichos objetos. Junto a la barra de turnos se encuentra nuestra barra de salud o cordura como prefiráis llamarla. Cada vez que los alumnos hagan una trastada nos restarán puntos de cordura y será de vital importancia mantenerla a salvo si no queremos fracasar en nuestra misión. Para recuperarla será necesario descansar una vez termina la clase en el aula de profesores o en nuestro piso. También tenemos la opción de comprar bebidas especiales mediante créditos del juego que nos regenerarán nuestra barra de salud al máximo. Si por el contrario somos vencidos y nuestra paciencia llega al límite enfermaremos, deberemos reposar en cama y nos penalizarán sin poder jugar un elevado número de horas. Si por el contrario vencemos, adquirimos experiencia y algunos créditos del juego de regalo, un pequeño aliciente para seguir jugando.

Teacher Story

Me vengaré!

Dedicarle tiempo a los alumnos es importante pero también lo es preocuparte del resto de profesores y de tu propio apartamento. En el aula de profesores descansamos y recuperamos energía mientras que en nuestro en apartamento tenemos libertad de personalizarlo a nuestro antojo con los objetos que vayamos recolectando. Cuanto más bonito y ordenado se encuentre el piso más satisfecho se sentirá James, así que resulta interesante dedicarle un mínimo de tiempo. Nuestro hogar no sólo sirve para descansar sino también podemos pedirle a nuestro profesor que dedique un poco de tiempo al estudio para que las calificaciones de los alumnos suba como la espuma. Nuestro objetivo no es otro que lograr que la nota media de la clase aumente y para ello disponemos de un cierto número de clases para lograrlo. Si lo conseguimos ascenderemos y nos pondrán al frente de una nueva clase con alumnos aún más problemáticos.

El apartado gráfico del que hace gala este Teacher Story es encantador, todo repleto de píxeles con un toque ochentero que le sienta realmente bien. La música que le acompaña es también bastante amena y se hace entretenida de escuchar, puede que incluso la llegues a tararear. También es importante su sentido del humor, donde el profesor estará constantemente en clase diciendo frases chistosas, muchas de ellas con referencias a la cultura del cine de los 80, a la vez que en la calle seremos testigos de situaciones de lo más disparatadas.

Teacher Story

Tú sí que sabes

Desgraciadamente, no todo es de color de rosa en Teacher Story, y es que aunque el juego sea totalmente gratuito, precisa de un elevado número de créditos para que pueda ser disfrutado convenientemente. Siempre tenemos la opción de adquirir más créditos mediante los ya tan conocidos micropagos, pero para poder avanzar en la historia o comprar bebidas energéticas te exigen que abones una elevada cantidad de dichos créditos. Cuando acaba la partida, que como bien mencioné anteriormente sólo dura 5 minutos, tenemos que esperar hasta 5 horas para seguir jugando, demasiadas horas que cortan el ritmo de juego y a la larga acabes perdiendo el interés. Si no quieres esperar las 5 horas y deseas seguir jugando puedes abonar 50 créditos, pero tener que esperar tanto tiempo para jugar tan sólo 5 minutos me resulta un tanto abusivo, por lo que durante todo un día con suerte, y siempre que tengas tiempo, puede que llegues a jugar 3 partidas, es decir, unos 15 minutos. Las bebidas también cuestan lo suyo, unos 100 créditos y a la larga quieras o no si no haces uso del líquido elemento acabarás siendo vencido y tendrás que esperar otras muchas horas para continuar la partida. Una lástima.

Teacher Story

Ataque educativo!

En definitiva, Teacher Story es un juego bastante entretenido al que seguro le echarás alguna que otra partida, siempre y cuando no pierdas el interés claro está. La temática en la que se basa y su apartado artístico ayudan a que el juego entre por los ojos, pero unos bonitos gráficos no bastan para enganchar al usuario, sino la jugabilidad, un aspecto que debería mejorar para que se vuelva más entretenido si cabe y no tengas que estar constantemente pendiente del reloj para ver cuándo puedes dedicarle nuevamente tiempo. Podrás disfrutarlo directamente desde tu navegador sin necesidad de que descargues ningún archivo complementario ni nada por el estilo, basta con que te registres en su web y listo. Si te gusta la idea de ponerte en el papel de un profesor de escuela juega hoy mismo a Teacher Story y danos a conocer tu opinión querido jugón. [60]

Deja un comentario