«Si te gusta el boxeo, alucinarás con Fight Night Round 4» [Análisis]




Para ser sincero este Round 4 es el primer Fight Night al que le presto realmente atención. Vamos, que es al primer título de la serie al que juego. Su presunto espíritu de simulador de boxeo me tiraba mucho para atrás, porque aunque me gusta el deporte desde una perspectiva arcade, por decirlo de alguna manera, no soy en absoluto un experto del tema. Vamos, que de Rocky casi que no paso. Pero Fight Night Round 4 me ha encantado.

Hace poco analicé el fantástico Punch Out, un clásico reconvertido a juego de Wii, que comparte temática o deporte con este Fight Night Round 4. Pero ahí acaban todas las conexiones entre ambos. Mientras que el juego de Nintendo utiliza todos los recursos a su alcance para ofrecer una experiencia asequible hasta para los más pequeños de la casa, EA Sports intenta que el jugador se sienta con el control de un auténtico boxeador, que cada puñetazo parezca tan contundente como se supone que debe serlo. Y lo consigue con nota. Teniendo en cuenta mi background en juegos de este tipo – Punch Out, James Buster Douglas y poco más – que este Fight Night Round 4 me haya convencido con su control creo que es algo muy grande.

Y eso que Fight Night Round 4 permite tanto un estilo arcade, directo, sin cubrirte, o por el contrario jugarlo en plan técnico, con fintas, bailando al rival… Vamos, una jugabilidad perfecta, pues en ella se podrán cobijar tanto los principiantes como los que busquen un reto en el que sobresalir.


Y no sólo es el control lo que marca la diferencia. Los gráficos, un prodigio de fotorrealismo, han ido mejorando entrega a entrega, alcanzando un punto en el que no me extrañaría que la cosa no mejorara mucho más por miedo a que el jugador sienta que su personaje realmente está sufriendo, dada la verosimilitud visual alcanzada.

El epicentro de Fight Night Round 4 es su modo carrera, en el que encarnaremos a un aspirante a campeón que deberá entrenar y combatir contra contrincantes de poca monta antes de comenzar a labrarse un nombre en el panorama pugilístico. Para ello deberemos o bien crear a un nuevo personaje o reutilizar uno de los muchos boxeadores incluidos en el juego, como los legendarios Mohammed Ali o Mike Tyson. Una vez cumplido este trámite inicial deberemos centrarnos en el calendario en el que planificar tanto las sesiones de entrenamiento como el acordar combates, cuyas fechas estarán determinadas por la disponibilidad de vuestro rival. Comentar que tanto los combates como las sesiones de entrenamiento pueden ejecutarse automáticamente y obtener así un resultado automático resultado de la simulación teniendo en cuenta las características de vuestro púgil.


Si el mundo del boxeo te hace gracia pero te tira para atrás Fight Night por ser demasiado purista, no temas: Si le das una oportunidad a Round 4 seguro que te convence. Gráfica y jugablemente es impecable. Y eso, si hablamos de un juego, es lo que cuenta, ¿No?

  1. Te puede gustar mas o menos este deporte, pero lo que logra graficamente este juego, sobre todo en el modelado de los boxeadores, es muy dificil de igualar.

  2. La demo es simplemente impresionante. No me agrada el boxeo, pero ya me gustaría a mi ver esos graficos en otros juegos de deportes (lease futbol, q soñar es gratis -_-!)

  3. claro Raven, a todos, pero es que en un campo de futbol tienes a 22 o 23 jugadores… dependiendo del juego, imposible llegar al mismo nivel q cuando solo tienes dos personajes en pantalla.

    Aunque yo estoy bastante contento con la calidad q se esta consiguiendo ultimamente en los juegos de futbol eh? lease Fifa, q no Pro.. q decepciona ultimamente.

  4. [quote comment=»200284″]claro Raven, a todos, pero es que en un campo de futbol tienes a 22 o 23 jugadores… dependiendo del juego, imposible llegar al mismo nivel q cuando solo tienes dos personajes en pantalla.[/quote]

    Ya, por eso decía lo de soñar es gratis ^^
    Creo q todavía habrá q esperar un par de generaciones más para llegar a ver algo asi.

  5. Pingback: Akihabara Blues

  6. Pingback: Hostias de las reales | Akihabara Blues

Deja un comentario