Still Wakes the Deep, una emocional aventura de terror

The Chinese Room, la compañía responsable de títulos como Dear Esther o Everybody is Gone to the Rapture, regresa con Still Wakes the Deep, una aventura de terror.

En ella, la tripulación de una plataforma petrolera se enfrenta a lo desconocido tras un accidente y el protagonista, Cameron «Caz» McLeary, intentará sobrevivir al evento mientras ayuda al resto de la tripulación y descubre el horror que se ha adueñado de la plataforma. Todo muy a lo The Thing (La Cosa), que John Carpenter dirigió en 1982.

Still Wakes the Deep dura apenas unas 5 horas, en las que tendremos tiempo más que suficiente para sentir la claustrofobia que supone el intentar escapar de unas instalaciones tan agobiantes en las que, además, nos enfrentamos al terror de lo desconocido.

A nivel de mecánicas el juego de The Chinese Room va un paso más allá de los tradicionales Walking Simulators, un género en el que la compañía se ha especializado tras crear algunos de sus mejores representantes, y en el que típicamente no hay casi nada que hacer más allá de empaparnos de la narrativa. En Still Wakes the Deep, a pesar de que es 100% pasillero y creo que es imposible perderte o no saber por dónde ir, tendremos que realizar acciones como romper cerraduras, escapar de enemigos, bucear o plataformear para conseguir superar los obstáculos que nos salgan al paso.

Me gustaría destacar algunos de los aspectos que más me han gustado y sorprendido en Still Wakes the Deep. Primero, el apartado gráfico, muy fotorealista, que me ha recordado en cuanto a estilo a P.T.. Relacionado con esto, también quiero aplaudir lo conseguida que está la ambientación en la plataforma petrolera. Su estructura, diferentes secciones y su dimensión, gigantesca, están perfectamente representadas. Que conste que no tengo ni idea de plataformas petroleras, pero el trabajo que ha hecho The Chinese Room es muy creíble.

También tengo que aplaudir el trabajo actoral, con unos diálogos y unas voces en inglés con marcado acento escocés que me han maravillado por su credibilidad y familiaridad. Un trabajo alucinante que elimina cualquier barrera entre el medio del Videojuego y las series o películas.

Still Wakes the Deep se ha convertido en uno de los mejores Walking Simulators a los que he tenido la suerte de jugar. Se lo recomiendo no solo a les amantes del género, sino a cualquiera que quiera experimentar una aventura de terror con una ambientación y un apartado técnico y sonoror Top. Por cierto, ya está disponible en Game Pass, por lo que lo puedes probar sin mayor compromiso.

    • Lo de corto o largo ya depende de cada uno, yo creo que es maravilloso que se puedan explicar historias en 5 horas y transmitir tanto sin necesidad de enviarte a hacer recados durante 200 horas.

        • hahah totalmente, pero es que 5 horas son perfectamente 3 películas. Hay metraje de sobra para sacar algo con chicha y contar una historia, sobre todo en un walking simulator.

          «La cosa», la peli que es referencia de este juego, dura 1.49 minutos. Es como 3 veces la cosa.

        • También recuerdo cuando querían criticar al Gears of War, y una de las chorradas que decían es que duraba 5 horas. Y yo que me lo he pasado en todas las dificultades para sacar lo Logros en 360, y luego también el de One, decía «¿5 horas? pásatelo en Veterano o en Locura, a ver si te dura 5 horas, je». 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × uno =