Análisis: The Surge, el Dark Souls del futuro

Tras Lords of the Fallen (CI Games/Deck13, 2014), el estudio Deck13 se puso manos a la obra para crear The Surge, bautizado como el Dark Souls del futuro.

En esta obra de ciencia ficción nos adentraremos en un futuro donde la tecnología toma un papel muy importante, algo que tampoco dista mucho de la realidad.

Un porvenir poco prometedor

La historia comienza con nuestro protagonista, Warren, un minusválido al que le incorporan un exoesqueleto para que recupere la movilidad. A cambio de este obsequio nos ponemos a trabajar con el grupo CREO, una organización que quiere disminuir el cambio climático gracias a la tecnología.

Sin embargo, en el proceso de implantación algo sale mal, quedamos inconscientes y despertamos en un mundo donde los humanos se han vuelto locos por culpa de la robótica. A partir de ahí empieza nuestra aventura, y nuestro principal objetivo será recorrer todas las instalaciones de CREO en busca de una respuesta.

The Surge es un título de Acción/RPG, y como tal deberemos de ir mejorando nuestro equipo para sobrevivir e ir avanzando en las zonas más complicadas. El título se asemeja mucho a Dark Souls, ya que el sistema de combate es cuerpo a cuerpo, por lo que deberemos de esquivar, cubrir y atacar, evitando el máximo daño posible, ya que un solo golpe podría acabar con nuestra vida. Eso sí, la velocidad en el combate es lenta y tosca, algo que puede resultar frustrante en las primeras horas de juego.

A la hora de combatir podremos seleccionar al enemigo y a una parte del cuerpo, donde atacaremos haciendo el máximo daño posible. Por ejemplo, si el enemigo tiene blindaje en el cuerpo, no nos quedará otra que atacar a la cabeza, aunque la efectividad en el golpe no sea la más alta. Es algo novedoso, y que aporta mucho a la hora de jugar. Por otra parte, tendremos a nuestra disposición diversos combos, y deberemos usarlos si queremos sobrevivir. En su mayoría estos serán bastante sencillos.

A la hora de conseguir recursos tenemos dos opciones muy simples: despedazar a enemigos o buscar entre los escombros. La rareza de los objetos se medirá en colores, y cuanto mejor sea el objeto, más chatarra electrónica podremos crear. Esta morralla la podremos usar para mejorar nuestro equipamiento, pudiendo desbloquear otras armas o mejorar la que ya tenemos. En resumen, vamos a tener que recoger mucha chatarra si queremos avanzar, de lo contrario, el camino se volverá imposible.

Por otra parte, tenemos el sistema de mejoras de nuestro personaje. Estas actúan a través de un sensor neuronal, y para poder mejorarlo deberemos de encontrar los implantes escondidos por el mapa. Son tres elementos los que podremos mejorar: salud, resistencia y energía. Para poder desbloquear estas mejoras tendremos que subir el nivel de nuestro núcleo energético, que podremos mejorarlo con chatarra. Como podéis observar, todo se basa en el sistema de looteo, lo que os llevará varias decenas de horas para mejorar todo vuestro equipo.

A menudo nos encontraremos con bosses, y no penséis que será un camino de rosas, al contrario, nos harán la vida imposible y nos frustraremos más de lo que queremos. Por suerte, estos no resultan muy complejos, y de primeras veremos la forma de derrotarlos. Tras varias horas de juego he podido notar que el movimiento de los ataques de los enemigos comunes es bastante similar, y en más de una ocasión muy predecibles. Realmente no sé si es un punto negativo, ya que debemos de recordar que los humanos están controlados por máquinas, y estás están programadas para unos movimientos predefinidos.

Por todo el mapa tendremos repartidos una serie de puntos de control, que actuarán a modo de base de operaciones. Ahí podremos regenerar nuestra salud, resistencia y energía, además de poder mejorar nuestro equipo y exoesqueleto, ya que no lo podremos hacer estando en zona hostil. Por suerte, o por desgracia para algunos, cuando entremos en esta base todos los enemigos volverán a reaparecer, teniendo que hacer de nuevo el camino. No voy a mentir, esto resulta algo repetitivo, pero nos permite lootear más chatarra.

Un apartado técnico muy mejorable

Gráficamente The Surge se ve bien, pero no es espectacular. Gran culpa de esto es su motor gráfico FLEDGED, diseñado por la propia desarrolladora. Tiene buenos acabados, una buena distancia de dibujado y un nivel excelente en cuanto a partículas, pero los notables dientes de sierra, las texturas y la paleta de colores hacen que el título no sea tan atractivo.

Supongo que en su versión de PC los problemas no serán tan notables – la versión analizada es PS4. En cuanto a cinemáticas, The Surge tiene una calidad sobresaliente.

El apartado sonoro es bueno, sin más. Se adapta bien al entorno, y cuando te pones unos auriculares te sientes dentro de ese mundo, pero en la mayoría de las ocasiones nos sentiremos vacíos, sin el ritmo que debe acompañar a la jugabilidad. En cuando a la BSO, brillará por su ausencia. Las pocas melodías que hay no me parece que estén a la altura.

Conclusión

The Surge es un título notable, que no destaca por su brillantez, pero que tampoco te decepciona. Su historia es bastante aceptable, y te anima a seguir jugando, sin embargo, la jugabilidad lenta y laboriosa que ofrece puede hacer desistir a más de uno de su compra.

Tiene una duración de 50 horas más o menos, pero gran parte de ese tiempo lo dedicaremos a mejorar el equipo. Técnicamente no destaca, ya dejo a juicio de cada uno si eso es importante o no. Es un gran desafío: si te gustan los Dark Souls, te gustará The Surge. [80]

  1. Son patéticos, ustedes y todos los que siguen con la estupidez de hacer se Dark souls un puto genero, con esta mentalidad (no se si son conscientes) van a dejar e incluso frenar la salida de múltiples rpgs por el miedo de ser marcados como “dark souls lookalike”.
    Al ver esto estoy empezando a creer que gente como ustedes quieren derrumbar la industria del video juego.

    • Buenas noches Mauro,

      Antes de nada, comentarte que siempre se debe hablar desde el respeto. No porque no estés de acuerdo con los demás debes faltar el respeto.

      Lo segundo, pienso que Dark Souls se ha convertido en un género en sí. Me explico: la saga ha tenido tanta repercusión por su extrema dificultad, que cualquier título con la misma jugabilidad y características es comparable a las obras de From Software. Podríamos hablar también de Bloodborne, pero Dark Souls ha marcado una época irrepetible, por no decir que es una de las mejores trilogías que existen en el mundo de los videojuegos. Además, en el mismo texto dejo claro que es un acción/RPG.

      Lo tercero, y ya para finalizar, que no me quiero alargar mucho. Te recomendaría que leyeses el texto entero, y no solo el título. Estoy seguro que a ti no te gustaría que juzgasen tu trabajo solo por un título, o por la primera acción.

      En definitiva, se puede opinar, pero siempre para que el redactor mejore su trabajo. Y recuerda, un redactor ofrece su opinión propia, no la de un colectivo.

      Un saludo.

  2. buen debut tio, a mi me encantan los souls y el bloodborne, pero creo que a Deck le falta aún bastante para llegar al nivel, claro que no tienen al maedtro miyazaki y eso se nota, buen análisis tio.

    • Muchas gracias Marston. Todo apoyo positivo es bien recibido. Espero mejorar mis textos en futuros artículos y análisis 🙂

  3. Pude jugar la demo , unos 10 min y lo desinstale , la primera impresión que te da es que los escenarios están muy poco trabajados , solo por eso se me quitaron las ganas de seguir jugandolo , no lo recomiendo para nada

    • Yo no lo creo así. Es cierto que la primera impresión que te da no es muy buena, pero a medida que vas avanzando te vas enganchando cada vez más y más. Te recomiendo que le des una oportunidad 😉

Deja un comentario