The Whispered World, Análisis para PC




A través de la división austriaca de Koch Media, Daedalic Entertainment, llega a nuestros PC‘s el juego The Whispered World, una aventura gráfica con el clásico sistema de “point and click” que a mas de uno nos hará rememorar los viejos tiempos de Lucas Arts.

La aventura arranca con el protagonista, Sadwick , despertándose de una pesadilla recurrente en donde presencia el fin del mundo. Nuestro particular héroe no es mas que un payaso de un circo ambulante que viaje a través del mundo con su mascota, su hermano mayor y su abuelo. Sadwick, cansado del simple mundo del circo, ansia algo más sustancial para su vida y decide dar una vuelta por el bosque en el que se han detenido momentáneamente.

A partir de aquí, comienza una aventura gráfica a la antigua usanza donde deberemos resolver puzles, acertijos y combinaciones de objetos ya sea solos o con ayuda de nuestra extraña mascota para seguir adelante. Durante el juego podremos hacer uso de los objetos y de nuestra mascota Spot, capaz de adoptar diferentes formas según adquiramos dichas habilidades.

La historia, a pesar de parecer simple e infantil, va tomando forma y matices muy profundos a medida que vamos avanzando en el juego.

El juego solo necesita de un ratón y un par de botones del teclado, haciendo que el manejo sea realmente fácil y sencillo. Con el botón derecho del ratón abriremos el menú de objetos y con el izquierdo, si mantenemos apretado 1 segundo, se abre un submenú para interactuar con los objetos o personajes. Podremos hablar, coger o observar con cualquier objeto interactuable.

Para facilitar las cosas, nuestro cursor cambiará cuando pasemos por encima de algún objeto o personaje, indicándonos que podemos hacer algo. Igualmente si llegáis a atascaros, apretando la barra espaciadora os mostrará en pantalla todo con lo que podéis interactuar dándonos una ayuda extra.

El nivel de dificultad es bastante bajo
tanto en la resolución de puzles como en las combinaciones de objetos. Esto hace que el juego pase fácilmente y sea realmente complicado atascaros si tenéis un mínimo de experiencia en este tipo de juegos, recordad en buscar en cualquier lado para encontrar objetos escondidos!

Gráficamente recuerda a las míticas aventuras gráficas debido a que tanto los personajes como las animaciones están dibujadas a mano. Los decorados llegan a ser obras de arte, entrelazando diferentes profundidades, y son laminas de dibujo puro que da gusto ver. Las animaciones, por contra, llegan a ser en ocasiones toscas, demasiado repetitivas e incluso llegan a estar mal implementadas.

La música es muy relajante y acorde en cuanto a las situaciones o localizaciones en las que te encuentres y no desentona en ningún momento. Los sonidos son un poco inexistentes ya que son pocos los que oirás.

Un punto negativo son los diálogos, textos mal traducidos y mal implementados, en los que a menudo apretando la opción A salta el dialogo de la opción C y lo enlaza con la opción B, por lo que muchas veces acertar los acertijos sea un poco a suerte.

Las voces de los personajes son muy correctas y denotan la personalidad de cada personaje que nos encontremos, pero la voz de Sadwick es tan depresiva e infantil que puede llegar a quitarte las ganas de jugar o apagar el altavoz. Los diálogos, entre personajes, heredan parte de ese humor que limita entre lo absurdo y lo inteligente y que consigue sacarnos varias sonrisas.

En resumen, The Whispered World es un juego con el que adoctrinar a las nuevas generaciones antes de empezar en el 3D ya sea por lo vistoso de los decorados, como la facilidad de juego o su aspecto infantil pero de historia profunda. Es un buen comienzo para aproximarse a lo que antaño fue el tipo de juego que dominaba el cotarro, aunque una vez acabada la iniciación recomiendo pasarse rápidamente a los clásicos.

Deja un comentario