Trine 2 es una Obra de Arte

Trine 2 era uno de esos títulos de los que veía imágenes y vídeos, babeaba y después, desgraciadamente, olvidaba. Tuvo que llegar – cómo no – la Summer Sale de Steam y encontrármelo cara a cara a un precio irrechazable para que, finalmente, acabara haciéndome con él.

Y cómo me alegro de haberme cruzado con él. Trine 2 es una maravilla visual y sonora. Puedo decir sin riesgo a equivocarme que es el juego más bonito visualmente al que he jugado nunca. Y la banda sonora, de corte medieval, épico y melancólico es una pasada. Si lo completamos con un gran doblaje en castellano y con la posibilidad de escuchar las profesionalísimas voces originales, entenderéis por qué he de rendirme al apartado técnico de un juego que, por muchas imágenes y vídeos que veas, sorprende.

Y es que cada pantalla, cada nivel, cada escenario es una auténtica pasada. Los cientos de detalles, la iluminación, el arte… Cuidado hasta el último píxel, Trine 2 es una gozada visual, además de sonora. Y he de resaltar que los escenarios son interactivos, no renders de mírame y no me toques: por muy bien realizada que esté el agua, o una hoja gigante o incluso la lava, los personajes podrán interactuar con esos elementos, reaccionando a su presencia.

Lógicamente, la jugabilidad no podía estar a la altura de tanta excelencia y buen gusto, o estaríamos hablando de uno de los mejores juegos de la historia, y no es el caso. En Trine 2 controlaremos, en la partida de juego individual, a los 3 personajes protagonistas: una ladrona equipada con un arco, un soldado con escudo y espada y un mago capaz de hacer aparecer cajas en el aire y de mover los objetos a distancia. Personajes separados por especialidad, algo que recuerda a The Lost Vikings, aunque en aquel los 3 personajes aparecían simultáneamente en pantalla.

Únicamente controlaremos 1 personaje a la vez, pudiendo cambiar de personaje con los botones numéricos. La mecánica de juego consiste, sobre todo, en resolver puzzles – ninguno complicado – a lo largo y ancho de unas 10 horas de niveles, mientras damos buena cuenta de los enemigos que se nos pongan por delante e intentamos recoger todas las esferas de experiencia, que son la llave a nuevos poderes con los que potenciar a los personajes.

Trine 2 es una maravilla visual hasta en sus wallpapers

Trine 2 es una maravilla visual hasta en sus wallpapers

De la jugabilidad destacaría los diferentes poderes y el hecho de que los puzzles y plataformas con truco pueden resolverse, por lo general, de diferentes formas, lo que abre la puerta a la imaginación del jugador. Yo personalmente siempre intentaba resolverlos con el mago, gracias a su poder de hacer aparecer cubos y tablas en el escenario, un poder que se podrá potenciar aumentando el número de objetos simultáneos que podrá invocar, pero lo cierto es que en ocasiones había otras opciones, como buscar una ruta alternativa.

Trine 2 es entretenido, la historia, amenizada maravillosamente por un soberbio narrador, tiene su intriga, y la belleza de sus visuales son un atractivo irrechazable, pero la mecánica de juego, resultona durante un rato, acaba haciéndose repetitiva. Es cierto que la magnificiencia del apartado técnico tira más que dos carretas y te hará volver a él, pero la jugabilidad de Trine 2 peca de poco variada. Y eso que hay cosas resultonas, como los poderes del mago o el árbol de habilidades, pero al final todos los puzzles son muy parecidos. Los continuos guiños a Portal son una muestra de la falta de inspiración del juego en este sentido. Ojalá una parte de la inspiración a nivel artístico se hubiera trasladado a la jugabilidad…

Aunque apenas lo he probado, Trine 2 incluye un modo multiplayer para hasta 3 jugadores que consiste en el Modo Historia en plan cooperativo. Los jugadores podrán cambiar de personaje o utilizar el mismo durante toda la partida, dependiendo de la configuración que haya especificado el creador de la sesión.

Trine 2 es una Obra de Arte cuyo mayor defecto es en la parte interactiva. Su jugabilidad a base de puzzles, plataformas y ataque a los enemigos, son los pies de barro de una creación maravillosa que nadie debería perderse, a pesar de que acaba resultando repetitivo. Algo que, sin embargo, en el fastuoso marco del juego de Frozenbyte, acaba resultando una pecata minuta para una experiencia muy agradecida. Por cierto, el juego también está disponible para PS3 y 360, llegará a Wii U, y tiene una expansión en camino, Goblin Menace, que tiene muy buena pinta y que saldrá durante este otoño. [80]

  1. Un juego precioso, pero jugablemente la demo me tiro para atras. Me parecio una muy buena propuesta,pero con detalles que ensombrecian demasiado la experiencia de juego.

  2. Lo siento pero no puedo evitar atizarte ya que el ser humano es exclavo de sus palabras.

    ¿Este juego no es…?

    “no me parece más que un sucedáneo de Super Mario sin la inspiración y capacidad de sorprender”

      • No, pero a Rayman Origins si y tu escribiste eso en tu análisis cuando yo aquí no veo mucha diferencia salvo por la temática y el arte que tu dices.

        Y me vas a perdonar pero en SuperMarioWorld puedes tirar fuego, hielo, hacerte Gigante… y si la diferencia son personajes diferentes… #etfelicitofill

        • Yo he jugado a los dos y no tiene nada que ver, tanto por la temática como por el tipo de plataformas y puzzles que son, además de las habilidades de los personajes. No me compares Mario fuego con la arquera, o Mario en grande con el mago capaz de mover los objetos a distancia.

          Bájate la demo y seguimos esta conversa si quieres 😉

      • Yo jugué al primero al primero en PS3 y si… es bueno pero no vi nada mas allá de un bonito y entretenido plataformas.

        Yo a este lo veo en PS Vita, con las funciones táctiles y de giroscopio le puede dar mas juego, además del juego online y en Ad-Hoc.

      • El primer Trine no tiene nada que ver con Super Mario, así que supongo que si es segundo es similar a la primera entraga tampoco tendrá ningún parecido. No se dónde ves las similitudes, Ray.

      • @Ray, me parece que te has colado de post al comentar lo de la pantalla táctil (creo).

        @Wiwo, esto viene porque Rayman Origins dije que no me gustaba porque era muy Super Mario, sin inspiración, y ahora Ray intenta argumentar que con este Trine 2 me tendría que pasar lo mismo.

  3. Me parece un juego muy bonito y con buena jugabilidad, pero algo tiene que no me engancha. No tengo mono de jugarlo, y no me da ninguna pena cerrarlo y dejar de jugar, como me pasa con muchos otros.

  4. Pingback: Impresiones con Valkyria Chronicles para PS3

  5. Pingback: Análisis de Puppeteer para PS3

Deja un comentario