World of Warships, avance desde el TGS 14

Wargaming desembarcó en el TGS para mostrarle al público asiático lo que prepara de cara a 2015 con el lanzamiento de World of Warships y World of Tanks Blitz para dispositivos Android. En una pequeña sala en la zona reservada de su stand, nos recibieron Ivan Moroz, director de operaciones de World of Warships, y Ozan Kocoglu, productor de Wargaming Asia.

World of Warships

La parte estructural del encuentro giró en torno al nuevo juego de combate naval de la compañía con una demostración en vivo por parte del sr. Moroz, parecida a lo que ya vimos en el E3, y con la posterior oportunidad de probar por primera vez el juego. El objetivo de la compañía con este título es continuar con el mismo estilo que tan buenos réditos les están dando, ofreciendo partidas que giran en torno a los 10 minutos con componentes de acción directa y estrategia a gran escala.

En este caso, World of Warships nos ofrecerá un extenso catálogo que presenta algunos de los barcos de guerra más icónicos del siglo XX divididos en dos facciones: EEUU y Japón. Estas naves nos llegarán clasificadas en cuatro grandes grupos: Los rápidos cruceros que deberán llevar a cabo acciones quirúrgicas en las líneas enemigas y huir antes de que los adversarios logren atravesar su débil armadura, los versátiles destructores cuyo objetivo es proteger nuestras clases pesadas de cualquier tipo de ataque rápido, los potentes acorazados equipados con grandes cañones y poderosos misiles para mayor destrucción y, finalmente, los frágiles portaaviones que pueden desplegar sus escuadrones desde la retaguardia.

World of Warships

Gráficamente el juego luce bien, las naves tienen un gran nivel de detalle y el sr. Moroz nos asegura que han tratado de ser lo más fieles posible con los modelos históricos, tanto en el vehículo que adquirimos por defecto, como en todas sus posibles mejoras. Teniendo en cuenta que busca ser un juego MMO sin una gran carga gráfica, las animaciones que pudimos ver son razonablemente fluidas, pese a algunas pequeñas caídas de framerate en el vídeo previo a la misión, y se ha solventado bien el siempre complicado reto de los efectos y partículas en un entorno dominado por agua.

A los mandos, el juego recuerda mucho a su hermano de tanques con algunas decisiones de diseño que le dan cierta personalidad. Para empezar, la falta de grandes parapetos nos lleva a combates bastante más dinámicos con un tipo de vehículo que es algo más duradero que un carro de combate. La inclusión de aviones combate y reconocimiento y las armas antiaéreas dan cierta espectacularidad a las batallas pero carecemos de control directo sobre ninguno de esos dos elementos.

World of Warships

La navegación es bastante sencilla y, además, los grandes navíos podrán utilizar el mapa para planear grandes maniobras usando puntos de control y así focalizar su atención en las armas. En cambio, los cruceros cuya jugabilidad está basada en ir esquivando el fuego enemigo para destruir grandes objetivos de cerca, estarán “limitados” a usar siempre el control directo. También será interesante ver el control del portaaviones cuyo estilo de juego se basa en permanecer en la retaguardia y enviar sus escuadrones de combate a acabar con el enemigo, evitando que las defensas antiaéreas acaben con sus cazas o bombarderos.

Yo estuve probando el acorazado en una batalla contra la maquina en la que debía defender a un gran navío aliado que trataba de llegar al astillero. La primera sensación en batalla es el gran caos que se genera al estar en campo abierto con acción incesante, creo que han logrado un esquema de control al que es relativamente sencillo adaptarse y, en general, el ritmo de la partida me dejó muy satisfecho.

En definitiva, el trabajo de Wargaming con World of Warships es bastante prometedor y, a primera vista, sabe ser fiel al estilo de la saga manteniendo personalidad propia. Las batallas navales tienen potencial para acabar con esas partidas pesadas en Tanks donde la gente permanece eternamente tras un parapeto y el nivel de armadura (al menos en el acorazado) nos permitirá evitar partidas relámpago. Con las reservas que hay que tener siempre ante una demo, tengo ganas de probar el producto final para confirmar estas buenas sensaciones.

  1. Tengo muchísima curiosidad por probar este, nunca he jugado a un juego de barcos si la memoria no me falla y quiero saber si este se me dará tan mal como WoT y War Thunder D:

Deja un comentario