A GTA IV le crecen los jackthompsons

Que GTA IV vaya a estar ambientado en la ciudad más segura del mundo mundial (únicamente 3600 violaciones, 874 asesinatos y casi 36000 vehículos robados en 2005) parece que le pica a más de uno. Y con tal de salvar el honor de la ciudad, algunos de sus embajadores, encabezados por Andrew Lanza y Martin Golden, se están poniendo las pilas para frenar la venta de videojuegos a menores. Las medidas pasan por crear un consejo que informe sobre la efectividad de las acciones de la ESRB (Entertainment Software Rating Board), el incluir un código de edad en el producto y penalizar a los que vendan juegos sin clasificar por dicho criterio y la espectacular tercera idea de crear un programa de padres y profesores contra la violencia que “apoyaría a padres y maestros a trabajar con los estudiantes en los incidentes relacionados con la violencia en los videojuegos”. Toma ya.

Ante semejante dechado de imaginación uno no puede dejar de preguntarse por qué no tendrían ya algo parecido en vez de montar debates contra los videojuegos en cada ocasión que un niño disparara un arma en un colegio. Tampoco estaría mal que controlaran las 800.000 armas que entran en los colegios cada año, ¿no?

Por otra parte, parece que nuestro patrón y Take Two han llegado a un acuerdo en los juzgados por el que el abogado más famoso del sector no bloqueará la venta y distribución de los futuros juegos que distribuya Take Two, además de que no podrá acusar directamente a la distribuidora por el contenido de los videojuegos que distribuye; además tendrá restringidas las comunicaciones con los abogados de Take Two. Sin embargo, que absurdo es el mundo legal estadounidense, si que podrá hablar mal de los editores de los juegos así como actuar de abogado consejero en futuros procesos judiciales contra Take Two.

Además, mañana habrá una nueva vista en relación al caso Take Two contra Jack Thompson por la inapropiada conducta del abogado durante el juicio contra el juego Bully (Canis Canem Edit).

Enlaces

    Gamespot
    IGN

Deja un comentario