Un robavidas llamado Game Dev Story

Game Dev Story para iOS ya lleva un tiempecito en el mercado, más de dos años. Pero su capacidad de enganchar al jugador que, como yo, se haga con él de forma casual es ilimitada. No sé si cuando salió a la venta era más adictivo, pero lo dudo. Mi experiencia con él es equiparable a la de New Star Soccer, y eso son palabras mayores.

Conceptualmente Game Dev Story, desarrollado por Kairosoft, está planteado como un gestor de oficina de un estudio de desarrollo de videojuegos. Como directores del grupo, deberemos escoger en qué gastar los, al principio, limitados recursos del estudio para acometer el desarrollo de un título. Con cada nuevo lanzamiento, la empresa se irá asentando y podrá estudiar el realizar inversiones más arriesgadas o importantes, sin sufrir por el futuro de la compañía. ¿Que cómo se crea un juego en Game Dev Story? De una forma sencilla y mecánica. Básicamente seleccionando el género, la temática y destinando los recursos, tanto propios como externos, para crear la mejor experiencia posible. Dependiendo de las habilidades de nuestros trabajadores y de las de los externos que subcontratemos, del tirón del género y de la forma en la que se lleve el desarrollo (problemas, esfuerzos extra, etc.) el resultado será uno u otro.

Como consejos de cara a conseguir el éxito en Game Dev Story destacaría sobre todo uno: lanzar cuantos más juegos mejor, teniendo mucho cuidado de seleccionar la plataforma más exitosa en cada momento, o al menos la más exitosa de la que podamos pagar la licencia de desarrollo. Y es que en el juego se irán celebrando eventos, como galas de premio, ferias en las que podremos publicitar nuestra marca y también eventos de presentación de nuevas consolas, con nombres y diseños sospechosamente parecidos a los de máquinas reales, para las que deberemos decidir si aventurarnos a lanzar juegos para ellas o mejor apostar por otras marcas.

Y es que hay un gran número de posibilidades, sobre todo el principio, en las que invertir los fondos con los que contaremos de partida. Con cada nuevo juego que lancemos recibiremos una cantidad de dinero dependiente de las ventas conseguidas, un factor en el que influirán tanto las unidades que haya en el mercado de la máquina para la que hayamos creado el juego, la calidad del mismo – directamente proporcional a los recursos que hayamos destinado – y la publicidad que hayamos invertido en él.

Otra de las decisiones importantes que deberás tener en cuenta es si gastamos recursos en entrenar a los miembros de nuestro equipo o si, por el contrario, preferimos contratar a nuevos talentos. En ambos casos habrá un coste, aunque, como consejo, al principio resultará más rentable, así como más rápido, el fichar a personajes con unas stats más altas, aunque eso suponga tener que echar a los trabajadores que fundaron la empresa con nosotros…

Al despegar las ventas, llegará el éxito. Más dinero significará que podrás invertir en comprar las licencias de las nuevas consolas sin necesidad de revisar tu tesorería, de invertir cantidades ingentes de dinero en publicidad, lo que nos garantizará el éxito, y de liberar a tus trabajadores de los puestos clave del desarrollo del juego, externalizando cosas como el guión, los gráficos y la música a reconocidos profesionales de éxito. El dinero llamará al dinero, y los juegos que crees contratando a los mejores obtendrán grandes calificaciones y, lo que es más importante, buenísimas ventas que te permitirán alargar este ciclo virtuoso hasta que tú quieras. Ahí es donde Game Dev Story muestra sus limitaciones, pues no ofrece más retos que el continuar un bucle sin fin de lanzamientos. La última frontera será el lanzar tu propia consola, aunque eso no aportará ninguna profundidad a la partida, dado que no habrá third parties que desarrollen para ella.

Destacar que hay una versión demo del juego para poder probarlo antes de lanzarte a por él en su versión completa, cosa que te aseguro que harás a poco que te gusten los videojuegos de estrategia. A partir de ese momento te aseguro que tu productividad, al menos durante unos cuantos días, caerá en picado. Algo irónico, teniendo en cuenta que de lo que se trata precisamente en Game Dev Story es de trabajar duro para conseguir triunfar como desarrolladora. Sencillo, adictivo, trepidante… Así es uno de los mejores juegos que he jugando nunca en un iPhone. [90]

  1. Yo tuve que desinstalarlo porque se estaba comiendo todo mi tiempo libre. Decía “sólo hago un juego y luego lo corto, que son 5 minutos”… pero luego hacía otro, y luego otro…

    Me encanta el juego ^^

  2. Kairosoft = calidad
    Intento comprar todos sus juegos en iOS (al igual que lo hago con CAVE) de hecho hasta varios los tengo “repetidos” para Android. xD

    Ahora último estoy enganchado con Cafetería Nipponica.

Deja un comentario