Hotline Miami es un lujazo para PlayStation 3

Los juegos clásicos tienen algo especial. Una pasta que algunos juegos indie utilizan para crear experiencias que te trasladan a tiempos en los que lo único importante era la jugabilidad. Un tiempo en el que la Industra se centra en gráficos hiperrealistas, dejando a un lado lo que debería ser el epicentro.

Hotline Miami es una clase magistral de qué es lo que busca – o debería, al menos – en un videojuego: diversión sin límites, prestando una atención limitada al apartado técnico. Como la mayoría de juegos indies, es una bofetada en toda la cara a la Carrera Tecnológica de las Consolas y PCs, una revolución pacífica pero magnífica a la que todos deberíamos sumarnos (pronúnciese con tono de Editorial de Edge).

Hotline Miami

El rosario de la aurora Pulp

El planteamiento del juego de Dennaton es tan clásico que resulta refrescante: una fusión single player entre Gauntlet y Smash TV, con un gusto por el gore de la escuela Mortal Kombat y una estética pixelada porque yo lo valgo, sin caer en el gafapastismo videojueguil. Es difícil en el sentido de que tu recorrido tiene que ser impecable dado que los enemigos no acotumbran a perdonar el más mínimo error, pero a la vez no es desquiciante dado que los niveles están divididos en fases/plantas y morir en una fase tan solo nos catapulta instantáneamente, sin mayores aspamientos, al principio de la misma, sin necesidad de reiniciar el nivel. Una combinación entre reto y accesibilidad que resulta tremendamente eficiente, uno de los mayores aciertos del juego.

La versión de PlayStation 3 – es crossplay, pero en PS Vita no lo he probado – es un calco de la versión para compatibles, con dos excepciones importantes: el control, que con el Dual Shock requiere un período de aclimatación importante, y un número bastante inferior de bugs. Eso no quita que, en ocasiones, asistamos perplejos a situaciones en las que los enemigos atraviesan paredes o a crashes del juego que nos fastidien un nivel. A mi me ha pasado 3 veces el mismo crash, justo antes de finalizar el nivel 7, por lo que dudo mucho que sea una casualidad.

El argumento de Hotline Miami nos sitúa en la piel de un asesino por encargo que va ejecutando las misiones que se le encargan a través de su contestador. Todo lo que rodea a su trabajo es harto misterioso, y las máscaras que iremos desbloqueando, que nos asignarán habilidades especiales, son una metáfora del halo macafro-surrealista que rodea la existencia del protagonista, una especie de Ryan Gosling en Drive que de pequeño se cayó en una marmita de LSD.

Hotline Miami no es para todos los públicos. Mi chica no geek me sorprendió jugándolo y la mueca que puso al verlo fue entre asco, sorpresa e incredulidad. El juego de Dennaton es tan violento como frenético, tan divertido como difícil, tan exigente como gratificante. Sin duda es uno de los títulos más importantes de la actualidad y es un verdadero lujazo que haya dado el salto a las consolas, en este caso a PlayStation 3. Qué buena jugada la de Sony, dando cobijo a los juegos indies. [90]

  1. JUEGAZO estilo 80´s, no sólo por su BSO si no también por su mecánica, simple y pura adicción briosa y salvaje. Un toque, muerto. Una historia de frenopático que endulza algo un desarrollo directo y crudo. Los píxeles más bonitos en años… me da miedo la versión PS3/Vita por el control con los sticks, siendo como es un juego exigido en la precisión…

  2. Pingback: Juegos para PS Plus en el mes de abril

Deja un comentario