Razer BlackShark V2 comodidad+sencillez para unos cascos casi de 10

Llevamos algún tiempo analizando auriculares de Razer y los que os traemos hoy, los Razer BlackShark V2, dan una vuelta de tuerca al estilo de la marca. Olvidaros de leds o diseños agresivos, estos cascos son todo lo contrario: minimalismo y sencillez.

Razer BlackShark V2, ¿vale la pena por 99 euros?

Ojito que empezamos casi con las conclusiones y es que esa sería una de las preguntas claves a la hora de adquirir un producto gaming. ¿Vale la pena su precio respecto a la competencia u otros de la misma marca? Pues os puedo decir que, después de casi 20 días con ellos con un uso diario, los pondría en mi lista de posibles ya que tiene algo que para mi es muy importante y que va a centrar gran parte del núcleo del análisis: son unos auriculares increíblemente cómodos y versátiles.

La caja y los accesorios

Ya sabéis que en AKB somos muy de analizar cajas y esta vez no íbamos a ser menos. Así que manos a la obra con lo que nos vamos a encontrar con los Razer BlackShark V2. Tenemos que decir que estos auriculares vienen en varios sabores, no solo en los colores, que en nuestro caso son completamente negros con un par de detalles en verde neon, sino con el modelo. Me explico: vamos a analizar los BlackShark V2 que incluyen la tarjeta de sonido USB de Razer y vamos a ver otro modelo que no la incluye con un precio más bajo e incluso un modelo inalámbrico 50 euros más caros.

Por eso es interesante que reviséis que es lo que realmente necesitáis ya que si vais a usarlos en consola, la edición con la tarjeta de sonido sería un sobrante y tendríais que ir a por la versión BlackShark V2 X 7.1. Pero si sois unos todoterrenos, nunca está de más comprar esta edición que incluye el pack completo.

En lo que a contenido se refiere, vamos a encontrar lo siguiente: los auriculares Razer BlackShark V2, el micrófono extraible, una bolsa de transporte y las instrucciones además de las típicas pegatinas que la compañía regala en cada producto. Quizá el packaging, comparado con otros que hemos visto de Razer, pero no deberíamos tener problemas si pedimos el producto por internet.

Los auriculares Razer BlackShark V2

Estas son las características técnicas de estos auriculares:

– Frecuencia de respuestas: 12 Hz – 28 kHz
– Impedancia: 32 Ω (1 kHz)
– Sensibilidad: 100 dB (1 kHz)
– Diámetro del driver: 50 mm
– Tipo de driver: Razer TriForce Titanium
– Orejeras: foam transpirable
– Diámetro de las orejeras: Ancho: 40 mm / 1.57″ Largo: 65 mm / 2.55″
– Cancelación de ruido: cancelación avanzada de sonido pasiva
– Tipo de conexión: Analógica 3.5mm, incluye una tarjeta de sonido USB
– Longitud del cable: 1.8 metros
– Peso: 262 gramos
– Micrófono: Razer Hyperclear cadioide unidireccional
– Frecuencia de respuesta del micrófono: 100 Hz – 10 kHz
– Sistema virtual de sonido: THX Spatial Audio
– Control de sonido: rueda de sonido en el dispositivo
– Otros controles: mute del micrófono

Como ya hemos comentado en más de una ocasión, los análisis de equipos de sonido son bastante subjetivos ya que cada cabeza y sistema auditivo es un mundo. Para mi pueden ser unos auriculares pequeños y para otra persona grandes, o que los bajos sean potentes, frente a agudos finos… por eso os voy a comentar mi opinión sobre lo que me he encontrado y lo que me ha transmitido estos auriculares.

Sensaciones con los auriculares Razer BlackShark V2

Lo primero que quiero indicaros es que estos auriculares son increíblemente cómodos. Y ya os digo que en sesiones largas, de más de 4 horas, no he sentido ni una molestia. Tengo que decir que tengo una cabeza grandedilla y haciendo la prueba de movimiento rápido de la cabeza hacia los laterales, no se mueven ni un ápice.

Así que ya tenemos una de las cosas más importantes de unos auriculares cubierta: la comodidad y el confort. Ahora nos pasamos a las sensaciones con el sonido que nos producen estos Razer BlackShark V2.
Hemos hecho pruebas en juegos como Project Zomboid, donde el sonido posicional juega un punto fundamental y lo hace a la perfección. Vamos a escuchar hasta el mínimo roce de un enemigo contra los árboles y eso en este indie. En juegos más «potentes» describiremos el amplio abanico de posibilidades que nos dan los drivers de 50mm. Graves sin distorsión a pesar de subir bastante el volumen, medios y voces claras, y agudos nítidos, suficiente para un usuario medio que no quiere complicaciones ni más aparatos en su escritorio pueda disfrutar del sonido de sus videojuegos favoritos.

Hemos pasado a usarlos escuchando música y en algunas películas y tengo que decir que se comportan de manera espectacular. Todo se manifiesta sin distorsión hasta volúmenes muy, pero que muy elevados. Tenemos que reconocer que Razer ha conseguido un producto con una enorme calidad de sonido y con la posibilidad de integrarse con casi todos nuestros productos del hogar: videoconsolas, PC o incluso móvil con su adaptador si no tiene mini jack.

Cancelan muy bien el sonido ambiente gracias a las almohadillas acolchadas que incluyen, pero no entiendo el sistema de cancelación de sonido pasiva que Razer nos dice que tiene en las especificaciones técnicas, por lo que en este sentido tengo un sensación agridulce. Por el tema físico lo hace muy bien, pero en el software no encontramos rastro de esto. Si hubiese algún cambio en el futuro, lo indicaríamos.

Y en el tema software es donde tenemos, junto con el micrófono, el otro talón de Aquiles. Lo que decimos, el software es el típico de Razer, lleno de opciones de configuración, pero que puede hacerse un poco complejo para quien no esté acostumbrado a los productos de la marca. Por nuestra parte hemos activado el THX surround y poco más, unos toques de ecualización y listo. El micrófono si es cierto que no termina de convencernos aunque la calidad no es mala y nos hará el apaño completamente.

Otro punto es el botón de volumen que incluyen en el lateral los auriculares. Para mi gusto es demasiado aparatoso para lo bonitos y estéticos que son estos auriculares. El mute de micrófono está muy bien puesto en un lugar con el que nos haremos fácilmente para pulsarlo si nos hiciese falta.

Conclusiones

Es complejo analizar unos auriculares y en este caso, los Razer BlackShark V2 nos han dejado un enorme sabor de boca. Han cumplido nuestras expectativas justo en lo que entendemos que es lo más importante de este tipo de productos: comodidad y calidad del sonido.

Si le añadimos la simpleza y lo bonito que es en su aspecto externo, estamos frente a un muy buen auricular gaming. Un auricular que yo os recomendaría si sois usuarios de múltiples plataformas y no queréis calentaros la cabeza. El micrófono podría ser de más calidad, pero es uno de los pocos peros grandes que le podemos encontrar. Por esto lo incluimos en nuestros productos recomendados por este redactor. Nota: 88

Sello de calidad AKB

Deja un comentario