Roccat Elo 7.1 Air: una sorpresa inalámbrica

Esta semana os hemos traído uno de los mejores teclados en formato recortado (TKL) que han pasado por la redacción y ahora, por parte de la misma Roccat, os traemos unos cascos inalámbricos muy interesantes, los Roccat Elo 7.1 Air, que rápidamente se han convertido en un indispensable en mi PC, y eso que yo odio las cosas inalámbricas…

Como decía en la introducción de este análisis, no soy fan de los periféricos inalámbricos, por no gustarme, no me gustan ni los mandos de consolas sin cable. En el terreno del PC, han pasado por el taller de AKB teclados y ratones inalámbricos, todos maravillosos, pero todos con la misma pega, la duración de la batería y su formato de carga.

No es lo mismo un teclado que, si se queda sin batería pasas a usarlo por USB que un ratón que te deja con el durante un par de horas anclado en su base. Con los Roccat Elo 7.1 Air me he encontrado con ese problema, la batería se acaba, pero es tan simple como poner el USB C y seguir a lo mío. Seguiré sin redimirme de mis prejuicios frente a otros periféricos sin cables, pero lo que son los cascos o auriculares, estos me han hecho cambiar un poco de opinión.

Además de los Roccat Elo 7.1 Air, si no sois el mayor de los admiradores de los periféricos inalámbricos, la compañía ha puesto en el mercado otros modelos, como el Roccat Elo 7.1 USB que son el hermano gemelo de los que estamos analizando en este artículo y los Roccat Elo X Stereo, que están un paso por debajo y que carecen de sonido envolvente.

Lo mejor de todos estos cascos es que vienen abalados por Turtle Beach, de los que hemos analizado ya muchos de sus productos, fabricación alemana y unos precios no muy elevados para sus prestaciones. Los Elo X Stereo valen 49,90€, los Elo 7.1 USB 69,90€ y los Elo 7.1 Air, 99,99€. No son precios muy elevados para lo que hemos visto en otras marcas y características similares.

La caja y los accesorios

Un formato espectacular, en el que vienen estos Roccat Elo 7.1 Air, aunque con un pequeño pero, de quisquilloso amante de las cajas: el blíster interior es de plástico, que protege bien, pero siempre prefiero el uso del cartón o el papel reciclado en estos soportes.

La caja predomina el color negro y algo que me ha llamado mucho la atención, una pequeña bandera alemana, indicando la procedencia y, evidentemente, la calidad de los productos diseñados allí. Una vez abierta la caja nos encontramos con los cascos, el micrófono extraible, el cable USB tipo C y el pequeño, muy pequeño, receptor para el PC. Junto a esto tenemos un pequeño libro de instrucciones.

Simple y elegante, desde luego Turtle Beach sabe como posicionar la marca Roccat.

Características técnicas

Estas son las características técnicas de los Roccat Elo 7.1 Air:

– Diámetro del altavoz: 50 mm
– Material del altavoz: imanes de neodimio
– Respuesta de frecuencia: 20 ~ 20000 Hz
– Conexión inalámbrica con USB tipo A
– Frecuencia del emisor: 2,4 Ghz
– Batería recargable con una duración de 24 horas
– Diseño circumaural con almohadillas de calidad superior
– Diadema de cuero con almohadilla de espuma
– Controles de audio: encendido, rueda de volumen, rueda de monitorización del micrófono y botón de silencio/mute
– Cable de carga de 2 metros
– Peso: 345 gramos

La experiencia con los Roccat Elo 7.1 Air

Como os digo, este es uno de los análisis que he hecho quizá con más prejuicios sobre una tecnología y por fortuna, todo hay que decirlo, me han terminado encantando y se han convertido en mis cascos de cabecera desde que empezamos con las pruebas. ¿Las razones? Lo más importante, son muy cómodos y segundo, apenas dan calor por la calidad de la almohadilla y, cuando estás más de una hora corriendo en un simulador, ya os digo que el sudor hace mucho daño en este tipo de periféricos.

Seguimos con los puntos fuertes de los Roccat Elo 7.1 Air: el sistema inalámbrico y de carga no son un problema. Sí, yo estoy diciendo esa frase, y ojo, estos cascos me han hecho replantear algunas cosas sobre este tipo de periféricos y quizá debería empezar a verlos con otros ojos. Una vez que conectamos el adaptador al PC, simplemente pulsando el botón de encendido, los cascos se emparejan a la perfección y, salvo un par de veces que perdí la paridad, durante todo el tiempo han funcionado a la perfección. Incluso yendo a otra habitación a más de 6 metros de distancia del emisor.

Incluso en los momentos en los que te avisa, con unos pitidos, que le queda poca carga, una vez metes el cable USB tipo C en los auriculares no pierdes la sincronización ni hay ningún tipo de corte. Me esperaba problemas en ese sentido, que pasase de gestionarse por el receptor a hacerlo como otro periférico USB y que me duplicase fuentes de audio y no ha sido así.

El sistema de configuración es complejo, ya os digo que es uno de los temas que hay que tratar, ya que vienen preconfigurados con una calidad de audio, aunque buena, mejorable con la ecualización. El programa Roccat Swarm nos permite ecualizar el sonido, teniendo ya muchos predeterminados dependiendo del juego al que vayamos a jugar.

Nos deja modificar los bajos de los cascos, que creo que es una de las cosas más importantes a la hora de elegir unos auriculares, que los bajos sean potentes, pero no fuercen el equipo con demasiadas vibraciones. Tenemos 10 posiciones en el ecualizador de bajos, pero en los niveles más altos tapa demasiado los altos y los medios por los que no recomiendo darle demasiada caña a esta configuración.

Desde el mismo gestor podemos configurar el ajuste del sonido envolvente, el volumen principal y la supresión de sonido (ojo, no es la supresión de sonido externa sino de lo que envuelve una comunicación de voz), la monitorización de sonido del micro, activar la cancelación de sonido del micrófono, la sensibilidad e incluso cambiarnos la voz con algunas combinaciones predeterminadas como monstruo o dibujo animado. Como añadido, Turtle Beach pone a nuestra disposición el sistema Superhuman Hearing con el que escucharemos más claros los pasos de los enemigos, por poner un ejemplo, pero poco útil si estamos jugando o escuchando música ya que tapa casi todos los graves.

El sistema de iluminación se ajusta al resto de periféricos Roccat y es un plus, es fácil de configurar desde el programa Roccat Swarm, y tendremos mil estilos para poner los colores a nuestro gusto.

Ahora vamos con los problemas, si es que podemos llamarlo así. Un par de veces se nos desconfiguraron del PC o no conseguí que se emparejasen correctamente. Solución: tuve que sacar el adaptador USB y volver a meterlo y volvieron a funcionar sin problema. Una de las cosas que no me gustó es la configuración automática con el programa Roccat Swarm que no da toda la calidad que estos cascos pueden ofrecer desde el principio. Ya nos pasó con el teclado y creo que usar una configuración predeterminada desde el comienzo de conectar los cascos al equipo haría que esto fuese más sencillo.

Con el tema micrófono, aunque tiene calidad y bastante más alta que otros micrófonos no inalámbricos, se nota que el equipo tiene que hacer una compresión de audio y se pierde calidad y dulzura en la voz. Lo dicho, el único problema es la compresión ya que la calidad es muy alta para ser unos cascos sin cable.

El acceso a los botones del auricular izquierdo es fácil, subir, bajar volumen, todo sin problema, salvo que se hace en saltos de seis en seis. Una cosilla que me hubiese gustado es que la ruedas tuviesen un tope de principio y final, aunque pensándolo bien, es casi mejor así y tenemos un elemento menos que se pueda romper.

Conclusiones

Para ser los primeros cascos de Roccat que pasan por la redacción nos hemos quedado encantados con ellos. Sin duda son una opción muy a tener en cuenta de cara a comprar unos cascos inalámbricos porque están en una franja de precio muy ajustada, los 100 euros. Tienen buena calidad de sonido, son cómodos, el micro tiene una calidad superior a la media en este tipo de periféricos y la duración de la batería es bastante alta, en nuestro caso, tres sesiones de seis horas han durado sin demasiado problema. Por mi parte, creo que a partir de ahora, la gama Elo de Roccat son unos cascos muy a tener en cuenta. Nota:86

Deja un comentario