Robot Unicorn Attack 2 es sorprendente

Cuando descargué Robot Unicorn Attack 2 en mi iPhone por recomendación de WiWo, la primera sensación fue de indiferencia total. RUA 2 es un juego del género de Carrera sin fin, en el que el protagonista se mueve automáticamente y nosotros nos tenemos que preocupar únicamente de activar determinadas acciones en los momentos clave.

Sí, el mismo género de Tiny Wings o de Athens Adventure. La diferencia es que en RUA 2, una vez superas las impresiones iniciales de es un juego más, te encuentras con una gran producción.

Un Robot Unicornio. Pocas cosas pueden molar más.

Un Robot Unicornio. Pocas cosas pueden molar más.

Porque en Robot Unicorn Attack 2 casi todo es memorable, empezando por el propio título del juego. Y es que desde el movimiento del Unicornio Robot que controlamos – sí, el título tiene que ver con el juego -, pasando por la rejugabilidad que supone que tras cada partida, cada nuevo día de juego o cada nivel que alcancemos obtendremos nuevas recompensas que refrescarán la experiencia. Y no estoy hablando solo de nuevos skins o poderes. Estoy hablando de redimensionamiento de la partida, como por ejemplo lo que sucede al alcanzar el nivel 6: elegir bando para un enfrentamiento mundial online mediante puntuaciones. Cosas de este tipo son las que te puedes esperar en RUA 2.

Robot Unicorn Attack 2 es gratuito. Sí, incluye una tienda ingame desde la que comprar canciones con dinero real y de tanto en cuanto, mientras naveguemos por los menús, nos saltará el correspondiente anuncio de turno. Pero lo que es el juego es gratis y eso es todo un puntazo. Sí, la jugabilidad de RUA 2 es simple, al final todo se reduce a saltar y a activar un turbo. Pero por acabados, desbloqueables y encanto, Robot Unicorn Attack 2 acaba revelándose como uno de los mejores juegos que han salido para iOS. Porque, por encima de todo, es un vicio. Y yo ya estoy muy mayor para empezar ahora a resistirme a los vicios

  1. Yo ya estoy en nivel 19, me tengo un vicio…
    Al principio puede parecer repetitivo, siempre jugando en el mismo escenario, aunque cada día cambia la estructura del nivel. No es aleatorio como pueda ser en Canabalt, por ejemplo. Cada día, las plataformas están siempre en el mismo sitio, lo que ayuda a conseguir mejores puntuaciones cuanto más jugamos, pero para hacerlo variado, cada día cambia el nivel.

    Cuando se alcanza el nivel 16 se desbloquea otra temática gráfica y su tema musical asociado. Me han resultado bastante más difíciles las configuraciones de nivel de esta nueva temática, consigo muchos menos puntos que en la disponible desde el comienzo del juego (cada temática tiene las plataformas colocadas de distinta manera, no sólo es un cambio gráfico del mismo nivel), pero como me gusta mucho más, ahora sólo juego a ésta.

    Yo juego en iPhone 5 y va de maravilla. También lo he probado en el iPad nuevo y se ve todo más grande, obviamente, pero al ser más cuadrada la pantalla, los obstáculos tardan más en verse venir, por lo que prefiero la pantalla del móvil.

    Eso sí, un amigo mío lo ha probado en el iPhone 4 y el juego daba unos tirones de aupa (supongo que en el 4S ya irá bien). Es un juego muy cuidado visualmente, y eso tiene un coste en cuanto a procesamiento.

    Es raro que no haya salido también en Android (los anteriores sí lo hicieron, así que supongo que acabará saliendo en algún momento).

  2. Es tan gay que da la vuelta y acaba siendo masculino y todo el juego XD. Solo aquel hombre que esté suficientemente seguro de su masculinidad será capaz de jugarlo. Y las niñas de 7 años también.

Deja un comentario