Análisis Dead Rising 2: Off the record para PS3

Cuando la saga aterrizó en PS3 con Dead Rising 2, muchos no sabían que la primera parte era exclusiva de Xbox 360, por ello, Capcom quiso lanzar varios dlc’s explicando los orígenes del juego y así hacer caja sin tener que hacer un port o pagar por la exclusividad del primer título.
El segundo de estos dlc’s es: Dead Rising 2: Off the record.

En este dlc controlaremos a Frank West, el superviviente original del primer Dead Rising, que tras su declive en el mundo del famoseo, quiere resurgir con un bombazo periodístico. En un intento de captar atención y dinero, Frank participa en el concurso de matazombies mas famoso de la TV, donde no todo es lo que parece y la cosa parece complicarse por momentos.

Bajo este argumento un poco cogido por los pelos, empezamos un juego que ya hemos jugado, es decir, la localización es el mismo centro comercial, de Fortune City, que Dead Rising 2 pero con diferente protagonista.
Tendremos cameos del segundo título en nuestras partidas y misiones que te parecerán repetidas, seguiremos teniendo las cartas combo que ya sabíamos y tendremos la sensación de dejavú que no nos dejará hasta el final del juego.

Si anteriormente nos tirábamos de los pelos en nuestra búsqueda de Zombrex, gracias a la hija de Chuck Greene y su infección, en esta entrega no pararemos de buscar Zombrex porque ¡oh, sorpresa! Frank está infectado desde su anterior aventura, un recurso un tanto burdo para seguir con una temática que no aporta gran cosa al juego y que lo único que hace es molestar a las misiones que explican el hilo principal.

El juego no innova, es lo mismo que anteriormente, simplemente nuevo protagonista y poca cosa más, seguimos con cargas lentas y los mismos bugs, mientras que lo más destacable como novedad, es una nueva zona llamada Uranus, decorada con motivos extraterrestres y sus correspondientes ropas. Sinceramente, esperaba alguna novedad como nuevas armas o tramas más interesantes, pero el juego no deja de ser un spin off de lo que debería haber sido la segunda parte original y no con Chuck Greene como protagonista.

La verdad, un dlc sacacuartos para Xbox mientras que para PS3 añade algo de historia y antecedentes a la saga, ya que Dead Rising sigue siendo exclusivo de Xbox 360, del modo más fácil y cutre al reciclar escenarios y tramas.[6]

  1. Aún tengo el Dead Rising 2 sin estrenar. Bueno, casí, lo probé 10 minutos para ver si funcionaba. A ver si algún día me pongo con él. De «Off The Record» tenía pensado pasar… viendo el tiempo que le he dedicado al Dead Rising 2 XD

  2. Pingback: Opinión: consecuencias de tanto juego del fin del mundo

Deja un comentario