Razer Huntsman: amarás al optomecánico sobre todas las cosas

Hace unas semanas Razer nos ofreció la posibilidad de probar uno de sus modelos de teclado que incorpora la apuesta tecnológica más reciente en cuanto a switches de la empresa: el sistema optomecánico. Os presentamos el Razer Huntsman, un teclado sobrio, sin alardes, que se ha convertido en uno de nuestros productos preferidos de la marca.

Nota del editor: por problemas con el soporte en el que hicimos las fotos del producto no podemos incluirlas en el momento de publicación del análisis. Las añadiremos en los días posteriores.

La caja y los accesorios

Packaging made in Razer, o lo que es lo mismo, caja en el que vamos a ver una foto del teclado serigrafiado con una apertura en las teclas de dirección para que comprobemos en tienda el tacto de las teclas. No podemos decir mucho más del envoltorio. Es simple, por dentro tiene lo necesario para que el producto no se lleve ningún tipo de golpe en el transporte y notamos, en seguida, que el peso es bastante elevado. ¿Sinónimo de buena construcción? Desde luego, cuando abrimos y tenemos el producto en nuestras manos, nos damos cuenta de que estamos ante uno de los mejores teclados de Razer en cuanto a acabados, construcción y, bajo mi punto de vista, menos estridente en sus formas del mercado.

Y decimos esto porque apenas vamos a ver ni el logotipo de la empresa impreso en el producto. Nos vamos a tener que fijar, muy de cerca para ver hasta donde está. Bajo mi punto de vista, es un completo acierto, porque lo único que lo va a descubrir como teclado «gamer» es el sistema chroma de la compañía una vez lo tengamos encendido.

Como accesorios, en este modelo no encontramos nada más que el teclado en sí y un libro con instrucciones, garantía y las pegatinas de la compañía que llevan años acompañándonos en cada producto. Si queremos reposamuñecas, tendremos que ir a la versión Élite del Huntsman.

El Razer Huntsman: el teclado más rápido que ha pasado por mis manos

Vengo de un teclado mecánico estándar y otro Razer Ornata chroma por lo que estoy acostumbrado a una disposición de teclas tradicional, tanto en modelo QWERTY como en distancia entre teclas. Por eso, lo primero que me llamó la atención de este Razer Huntsman fue la distancia menor entre teclas. Esto hizo que me equivocase bastante en mis primeras tomas de contacto con los textos, e incluso que mi tecla de bloqueo de mayúsculas estuviese más encendida que apagada en los shooters, pero en apenas unas horas me di cuenta de que era mucho más rápido escribiendo que en mi otro modelo de teclado. No solo era por esta disposición de teclas más pequeñas y juntas, también era, evidentemente, por el tipo de switches que monta este teclado y de los que hablaremos en los próximos párrafos.

Otro de los elementos que condicionan mucho este producto es la elección de los switches morados y su sonido. No sé si habéis visto en un teclado mecánico que algunas teclas llevan un acople metálico en ella, casi siempre en la barra espaciadora o en las mayúsculas o CTRL, pues aquí lo vamos a encontrar en todas las teclas. Eso, junto a los switches morados nos da un sonido bastante alto entre pulsación y pulsación que, si llevamos cascos ni notaremos, pero yo, como streamer ocasional, he hecho sufrir a mis espectadores. Ojo, el sonido es bastante alto.

Y el único punto flaco que he encontrado: las dos presillas dobles que ayudan a levantar un poco el producto de la mesa. Me ha parecido que el mecanismo es bastante endeble, no porque se pueda romper, sino porque se abre y cierra moviendo el teclado por la alfombra de la mesa. Apenas hay que hacer fuerza y tendremos el teclado cojo.

Mecanismo optomecánico, lo que lo diferencia del resto

¿Qué es un sistema optomecánico? Razer usa una mezcla de sus tecnologías en este teclado aunque la parte óptica es la que hace el trabajo serio. Os dejo un gif para que veáis como funciona.

Cuando pulsamos una tecla hacemos que el haz de luz infrarroja llegue al sensor que tiene cada switch por lo que el recorrido de pulsación por tecla es uno de los más bajos del mercado: solo 1,5mm. De esta forma podemos escribir o jugar de forma mucho más ágil ya que las pulsaciones, además de rápidas, apenas requieren esfuerzo. Ya sabéis que muchos switches mecánicos necesitan una fuerza bastante alta para funcionar y aquí es todo lo contrario, estamos ante el teclado mecánico al que menos fuerza tenemos que ejecutar por pulsación de los que han pasado por AKB. Esto tiene un punto positivo, como hemos comentado, y uno negativo, cuidado con cualquier cosa que pase por el teclado, sea un cable o incluso un bolígrafo, puede hacer que se pulse una tecla y nuestro PC se vuelva loco e incluso, más de uno, se crea que se le ha colado un virus. Parece una tontería, pero a un servidor le ha pasado.

Como hemos comentado, todo el trabajo duro lo hace la parte óptica y el resto esta ahí para que el teclado suene, y, recordemos, suena bastante. Creo que Razer podría, si no lo ha hecho ya, ofrecer una opción sin ruido de esta tecnología, o al menos que lo mitigase un poco porque es bastante llamativo.

Pero si el sonido no es un problema, como es mi caso, elegiría este sistema por encima de otros como parte de un futuro teclado a comprar. Sin duda te va a hacer mejorar en cuanto a productividad si tu trabajo es picar teclas y si eres un gamer

El Razer Huntsman como teclado gamer

Si eres un gamer te vas a encontrar un teclado perfecto para movimientos rápidos en juegos como CSGO, Quake Champions o Apex Legends, por poner algunos ejemplos. ¿Vas a matar más? Puede ser. ¿Te vas a mover más rápido y más ágil? Eso te lo puedo asegurar. Pero repetimos, el único problema si juegas con el micro abierto es que tus compañeros de equipo se van a enterar de cada una de tus pulsaciones.

La iluminación chroma

Como hemos comentado, el Razer Huntsman destaca por su sobriedad, pero cuando empezamos a trabajar con la iluminación Chroma se transforma en un señor serio al que le gusta la fiesta. El software de Razer funciona a la perfección y hemos encontrado nuevos modos de iluminación perfectos para esos vídeos y fotos que le hacéis a vuestros equipos para presumir de ellos. Por poneros un ejemplo, además de las funcionalidades específicas por juego que nos van a ayudar mucho en determinadas situaciones, tenemos algunos modos realmente interesantes como el que imita los colores que esté mostrando el monitor principal. El resto, los modos más típicos que vamos a encontrar en cada producto Chroma de Razer.

Otra de las características importantes de este teclado es que Razer ha mejorado la iluminación y subido bastante el modo más alto de brillo de las teclas. En otros teclado de la compañía nos hemos encontrado con colores apagados incluso en el modo alto, pero aquí es al contrario, modo brillo máximo y las teclas te deslumbrarán con su brillo mágico y sus colores vivos.

Conclusiones

A falta de probar el Razer Huntsman Elite, este modelo nos ha parecido uno de los mejores que ha pasado por la redacción. Los switches optomecánicos nos han dejado con ganas de más y tenemos claro que, cuando vayamos a adquirir otro teclado, este modelo estará entre los elegidos.

El único problema que hemos encontrado ha sido con la doble presilla de la base, que nos ha parecido demasiado endeble y que se cierra prácticamente sola y el ruido que hace por pulsación el teclado. Personalmente me gusta, pero he encontrado que en la partida, más de uno, me ha dicho si estaba apedreando el teclado más que pulsarlo. Por facilidad de uso, lo que vamos a mejorar en cuanto a palabras por minuto y lo bien que se comporta en juegos que requieren de pulsaciones rápidas, este Razer Huntsman se lleva un sobresaliente y nuestro sello de producto destacado. Nota: 93

Deja un comentario